Así funciona el registro salarial que todas las empresas están obligadas a tener para impulsar la transparencia y asegurar la igualdad

Trabajadoras en una oficina
Reuters
  • Las empresas ya están obligadas a tener un registro de sueldos de todos los trabajadores; el objetivo es impulsar la transparencia y asegurar la igualdad salarial entre hombres y mujeres.
  • A continuación, se detalla todo lo que debes saber sobre el registro salarial de las empresas: cómo funciona, la información a la que puedes acceder y qué ocurre si no se cumplen los requisitos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Desde el miércoles 14 de abril, todas las empresas están obligadas a tener un registro del sueldo de todos sus trabajadores.

Esta medida se recoge en el Real Decreto 902/2020 de igualdad retributiva entre hombres y mujeres, que se aprobó el pasado mes de octubre en Consejo de Ministros, pero que no ha hecho obligatoria esta norma hasta 6 meses después de la publicación.

El objetivo de la ley es el de combatir la brecha salarial entre hombres y mujeres, además de impulsar la transparencia de las empresas y facilitar el acceso a la información al que tienen derecho los trabajadores.

La brecha salarial de género en España es del 28,7%, según los datos del INE; las mujeres ganan de media 5.793 euros al año que los hombres, y desvelar los sueldos de los trabajadores en las empresas podría ser clave para reducir este impacto

Este registro de sueldos va a afectar también al personal directivo de las empresas, así como al personal laboral de las Administraciones Públicas. 

El gasto en salarios públicos alcanzó un volumen récord en 2020: cuánto ha aumentado en los últimos 3 años y cómo se compara con otras economías desarrolladas

A continuación, se detalla todo lo que debes saber sobre los registros salariales.

Qué información se debe incluir en los registros salariales

En el registro es obligatorio incluir los valores medios del salario, los complementos salariales, las percepciones extrasalariales y la media aritmética y la mediana de lo que perciben los trabajadores.

Esta información debe aparecer desagrada por sexo, y dividida en conceptos como la categoría profesional, el nivel o el puesto. Así se pueden conocer las diferencias entre hombres y mujeres en cada apartado concreto.

Para añadir todos estos datos, las empresas tienen acceso a una herramienta en la que han trabajado tanto el Gobierno como los agentes sociales.

La duración del registro es de un año natural, aunque las empresas tienen la posibilidad de modificarlo a lo largo de este período.

¿Un trabajador puede acceder al registro salarial?

Los empleados pueden consultar todo el contenido de este registro siempre y cuando la empresa cuente con representación sindical. En caso contrario, la empresa sólo facilitará las diferencias que existan en los salarios entre hombres y mujeres.

Auditorías salariales

El Real Decreto también especifica que todas las empresas obligadas a contar con un plan de igualdad deben hacer una auditoría retributiva. El objetivo es comprobar si el plan de igualdad funciona, y localizar las posibles desigualdades que puedan existir en la empresa.

Las empresas que hagan la auditoría retributiva deben incluir en el registro salarial las medias aritméticas y las medianas de las agrupaciones de los trabajos de igual valor en la empresa.

Qué ocurre si no se cumplen los requisitos

Una vez completada la auditoría cabe la posibilidad de que los requisitos del plan de igualdad no se cumplan. Esto sucede, por ejemplo, si la media o la mediana de las retribuciones totales de un sexo son mayores a las del otro en un 25%.

En estos casos se debe incluir una justificación en la auditoría, detallando los motivos de esta diferencia y si se debe al sexo de los trabajadores o a otros aspectos.

Otros artículos interesantes:

Las mujeres en puestos de liderazgo aceptan mejor los cambios y se exponen a menos riesgos, según un análisis de 163 empresas a lo largo de 13 años

El aumento del teletrabajo durante el coronavirus está agravando la desigualdad laboral en Madrid, París, Berlín y Londres

5 estrategias sencillas para asegurarte un ascenso y un aumento de sueldo mientras trabajas desde casa