Reforma de las pensiones: los funcionarios de clases pasivas podrán recibir los mismos incentivos que el resto de trabajadores por retrasar su jubilación

Un jubilado con mascarilla pasa ante una inmobiliaria en Madrid
Reuters
  • El proyecto de ley de reforma de las pensiones aprobado este martes por el Consejo de Ministros permite a los funcionarios de clases pasivas recibir los mismos incentivos que el resto de trabajadores por retrasar su jubilación, según La Información.
  • De este modo, podrán acceder al pago único de entre 5.000 y 12.000 euros por demorar su retiro, en función de la base reguladora y del número de años cotizados, a pesar de que estén encuadrados en régimen a extinguir desde hace una década.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El proyecto de ley que incluye la primera parte de la reforma del sistema público de pensiones que aprobó este martes el Consejo de Ministros, en la que se establece la revalorización de las pensiones de acuerdo a la evolución de la inflación y se incentiva el retraso de la jubilación, incorpora a los funcionarios de las clases pasivas entre los beneficiarios de ambas medidas.

Este cambio se ha introducido en la reforma tras las recomendaciones del Consejo Económico y Social, que apostó por ofrecer al colectivo de funcionarios que forman parte del régimen de clases pasivas las mismas condiciones de jubilación que el resto de trabajadores del régimen general, según La Información.

De este modo, los empleados del sector público de este régimen también tendrán acceso al pago único de entre 5.000 y 12.000 euros que incluye la reforma de las pensiones para aquellos trabajadores que decidan postergar su retiro más allá de la edad legal de jubilación, una cantidad que oscilará dependiendo de su base reguladora y de los años que hayan cotizado.

Esta medida, que busca incentivar el alargamiento de la vida laboral, supone que los trabajadores que prolonguen su actividad más allá de los 65 años podrán recibir ese pago único, percibir una mejora del 4%, el doble de lo establecido hasta ahora, en su prestación mes a mes u optar por una combinación de ambas medidas.

Ofrecer a los funcionarios de clases pasivas las mismas condiciones que al resto de trabajadores busca reducir la incertidumbre de este colectivo respecto a su jubilación, que se ha concretado en la retirada anticipada de unos 6.500 trabajadores de este régimen en 2020 y más de 9.000 en 2021, a la que tienen derecho a partir de los 60 años sin sufrir penalización por ello, según el diario digital.

España es el cuarto país europeo con las mejores pensiones: los jubilados españoles cobran más de lo que han cotizado

Las clases pasivas, que se encuadraron como régimen a extinguir desde 2011, incluye a funcionarios civiles de carrera de la Administración del Estado, de la de Justicia, de las Cortes Generales y otros órganos constitucionales, autonómicos y estatales, al personal militar de carrera y de empleo, a ciertos tipos de interinos y a expresidentes y exministros, entre otros cargos.

En total, casi medio millón de actuales pensionistas forma parte del régimen de clases pasivas, al igual que otros 700.000 funcionarios en activo. En el caso de las clases pasivas que ya se han jubilado, su pensión media es de 2.203 euros frente a los 1.333 euros que perciben en promedio los jubilados del régimen general.

Otros artículos interesantes:

Reforma de las pensiones, capítulo 1: así te afectará el proyecto de ley que acaba de aprobar el Consejo de Ministros y que pasa ahora a manos del Congreso

Retrasar la edad de jubilación tan solo 2 meses tendrá una importante mejora en la cuantía a cobrar desde el próximo año

La pensión de los funcionarios del Régimen de Clases Pasivas ya casi dobla a la de los que provienen del sector privado

Te recomendamos