Pasar al contenido principal

El CEO de Destinia sufre en primera persona la 'airbnbización': se ha convertido en el conserje de su bloque de pisos

Amuda Goueli, cofundador y consejero delegado de Destinia.
Amuda Goueli, cofundador y consejero delegado de Destinia. Business Insider
  • Amuda Goueli, cofundador y CEO de la agencia de viajes online Destinia, es el único vecino de su bloque de pisos en el centro de la capital.
  • El boom de plataformas como Airbnb y la turistificación de las grandes ciudades ha hecho que el entorno cambie a gran velocidad.
  • "No hay que rechazarlo, hay que adaptarse a este entorno", comentó Goueli a Business Insider España
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Amuda Goueli, cofundador y CEO de la agencia de viajes online Destinia, no podía imaginarse que al mudarse a su bloque de vecinos iba a encontrarse de todo, menos vecinos.

Una realidad que viven hoy en día muchos inquilinos del centro de las principales ciudades europeas que han sufrido un proceso de "airbnbización"

Leer más: Airbnb invade Barcelona: ya hay 12 alojamientos turísticos por cada 1.000 habitantes

"Compré el piso y todo era fantástico, pero poco a poco empecé a ver gente extraña constantemente en la escalera. Acabé siendo el único vecino que vive en el bloque y ahora tengo las llaves del resto de apartamentos. Estoy trabajando de recepcionista, de verdad", comentó Goueli entre risas durante la mesa redonda a la que asistió como invitado durante el V Smart Business Meeting, centrado en el turismo, que organizó Business Insider España

Amuda Goueli, cofundador y consejero delegado de Destinia.
Amuda Goueli, cofundador y consejero delegado de Destinia. Business Insider

Dos de los cinco propietarios del bloque le dejan una copia de las llaves de sus casas "por si acaso pasa algo" y pese a que la situación le mosquea, dice que hay que aceptarlo. "No hay que rechazarlo, hay que adaptarse a este entorno que está cambiando demasiado rápido", dijo el empresario.

Leer más: "Recoge la llave de tu Airbnb en este bar": los hosteleros se hartan e instalan taquillas de pago

Goueli cuenta que al principio la convivencia fue muy mala. "Los visitantes que ocupaban los pisos turísticos dejaban las bolsas de basura dentro del portal, llamaban a cualquier telefonillo a cualquier hora del día y no tenían cuidado con cerrar el portal", explica Goueli que, para solucionarlo, habló con el resto de propietarios y estos decidieron incluir un pequeño cartel dentro de sus casas donde indicaban lo que se esperaba en términos de convivencia en el edificio y eso resolvió la situación.

El mayor problema llegó en 2017 cuando Madrid fue capital mundial del Orgullo. "Fue un pico en los problemas de convivencia por la fiesta de 24 horas al día que había en el edificio", cuenta Goueli, que tuvo que  volver a hablar con los vecinos para pedirles que incluyeran entre las recomendaciones de convivencia que hubiese cuidado con el ruido y las fiestas.

Leer más: El plan de Airbnb para acabar con las macrofiestas en sus alojamientos turísticos

Además de esto, Goueli ha visto cómo negocios del barrio de toda la vida han desaparecido por falta de clientes, como la peluquería. Pese a que unos hayan tenido que echar el cierre, otros han visto en el turismo una oportunidad de negocio y han abierto lavanderías 24h o establecimientos para dejar maletas. Todo en un proceso que, explica, comenzó hace 3 años.

Esta sustitución de vivienda residencial por vivienda de uso turístico amplía de forma exponencial los efectos de la turistificación, ya que tiene un fuerte impacto sobre los precios de los alquileres, los desplazamientos de la población local, la convivencia en el barrio y la transformación del comercio local, según un estudio.

Ciudades españolas como Barcelona ya están poniendo barreras para el avance de esta turistificación. La alcaldesa de la ciudad condal, Ada Colau, se comprometió en julio de 2019 a intentar reducir el número de turistas que llegan a la ciudad limitando la ampliación del aeropuerto y poniendo límites a los cruceros que adornan el paisaje de la ciudad.

Y además