Pasar al contenido principal

El fundador de Huawei rompe años de silencio para negar las acusaciones de espionaje para el gobierno chino

Huawei
Reuters
  • La presión internacional sobre Huawei ha llegado a su punto álgido con la detención de la directora financiera de la compañía e hija del fundador, que se ha visto obligado a responder. 
  • Ren Zhengfei ha convocado una reunión con la prensa extranjera para negar las acusaciones de espionaje y colaboración con el gobierno de China.
  • Estados Unidos ha aumentado las investigaciones y la presión sobre Huawei en un intento por impedir que juegue un papel relevante en la expansión del 5G. 

El cerco de presión internacional se estrecha cada vez más sobre Huawei, acusada de espionaje y colaboración con el gobierno de China y vetada ya en varios varios países en lo que parece una trama político-económica en la que se intenta impedir que una empresa china juegue un rol predominante en el desarrollo de las infraestructuras de las redes 5G. 

2018 ha sido complicado para Huawei que acabó con la detención en Canadá a petición de Estados Unidos de la directora financiera de la compañía (e hija del fundador), Meng Wanzhou. Ante la crisis, el fundador de Huawei, Ren Zhengfei, ha roto su característico silencio mediático —no hablaba con la prensa extranjera desde 2015— y ha negado las acusaciones en una inusual reunión con varios corresponsales de medios occidentales, según informa The Financial Times

"Amo a mi país y apoyo al Partido Comunista. Pero no haré nada que haga daño al mundo", ha declarado. El fundador ha señalado el carácter privado de la compañía, cuyos únicos propietarios son sus trabajadores, y ha insistido en que nunca ha pasado datos al gobierno chino: "Huawei está del lado de los clientes cuando se trata de la seguridad cibernética y la privacidad".

Leer más: Por qué la detención de la directora financiera de Huawei está destapando la cruenta guerra tecnológica entre China, Europa y EE.UU. por el 5G

Huawei está bajo escrutinio desde hace tiempo, pero la presión ha aumentado a lo largo de los últimos meses. Estados Unidos inició investigaciones sobre la vinculación de la compañía con países como Irán y la potencia occidental ha presionado a sus socios políticos para que veten los equipos tecnológicos de Huawei en la transición al 5G, algo que han hecho ya Australia, Nueva Zelanda o Japón.

La detención de Wanzhou se produjo bajo acusaciones de que Huawei habría violado la prohibición de vender a Irán, algo que la compañía ha negado: "Nuestra compañía cumple con todas las leyes y regulaciones aplicables en los países en los que opera, incluidas las leyes y regulaciones que aplican sobre el control y sanción de las exportaciones de las Naciones Unidas, Estados Unidos y la Unión Europea”,. 

El arresto de la directora financiera, que ha acabado siendo puesta en libertad bajo fianza mientras se toma una decisión sobre su proceso de extradición a Estados Unidos, y la reciente detención por espionaje de un empleado de Huawei en Polonia, parecen haber motivado la aparición pública de Zhengfei, consciente de que está en juego la imagen de la empresa y su papel en el futuro del 5G. 

Leer más: Huawei reafirma su apuesta por el mercado español y descarta que las 'presiones internacionales' tengan impacto en España

El fundador ha calificado a Donald Trump como un "gran" presidente e incluso ha alabado sus políticas económicas para las empresas. El mandatario estadounidense ha mostrado su voluntad de interceder en favor de la directora financiera para asegurar un acuerdo comercial con China, que respondió al arresto con detenciones de ciudadanos canadienses en su territorio. 

A pesar de todo, Zhengfei ha restado importancia a la posibilidad de que Huawei quede fuera de determinados mercados en la expansión del 5G, según informa The Financial Times: " Nos centraremos en servir mejor a los países que sí acogen a Huawei". Y ha recordado que ya tienen 30 contratos en todo el mundo para construir redes 5G. 

Y además