El fundador de Webit explica qué necesita Europa para retener talento tecnológico y cómo evitar que la inteligencia artificial nos lleve a una distopía

Plamen Russev
Economy Magazine
  • "Si la tecnología causó algunos de los problemas del mundo, creo que la tecnología también será la solución", asegura Plamen Russev, filántropo, empresario y fundador del festival tecnológico Webit. 
  • El papel de Webit es muy simple. Explicado por su impulsor, consiste en "crear oportunidades y potenciar el ecosistema local para que sueñe en grande y desarrolle confianza en sí mismo".
  • El festival de 2020 iba a celebrarse en Valencia antes de que la crisis del coronavirus obligara a cancelarlo. 
  • "Elegimos Valencia para demostrar en qué creemos y para continuar construyendo la comunidad que necesitamos en Europa para fomentar y retener la innovación y el talento", asegura el fundador, que explica qué le falta a Europa para ser competitiva. 
  • El futuro estará marcado, según cree Russev, por el desarrollo de la inteligencia artificial: "Por primera vez en nuestra historia estamos en la cúspide de la creación de algo que podría llegar a ser nuestro competidor".
  • Descubre más historias en Business Insider España.

"Si la tecnología causó algunos de los problemas del mundo, creo que la tecnología también será la solución". Es el lema de Plamen Russev, filántropo, empresario y fundador de Webit. 

Webit es un festival tecnológico que cada año reúne a más de 30.000 asistentes de más de 111 países con la idea de fomentar la innovación y el desarrollo de la tecnología en ecosistemas locales, promoviendo las alianzas entre el sector público y el privado. En el evento participan más de 200 startups y se entregan premios por valor de más de un millón de dólares. 

Además, la fundación Webit trabaja con la Comisión Europea y la ONU, y Russev es miembro de la Alianza por la Inteligencia Artificial de la Unión Europea y del Observatorio sobre Blockchain. 

Pero para su fundador, Webit es, ante todo, un movimiento de gente dispuesta a cambiar el mundo. "Al principio, pensaban que estaba loco y que estaba desperdiciando mi duramente ganado dinero. Pero este tipo de locura es contagiosa. Empezamos un movimiento y más gente loca se unió a nosotros. Al final, terminamos poniendo en marcha uno de los mayores y mejores festivales de innovación y tecnología y reinventando el concepto de lo que es un evento". 

Para Russev, el ejemplo perfecto de lo que logra Webit es el impacto que asegura que han logrado sus eventos en Sofía, capital de Bulgaria, su país natal y para el que ejerce como embajador de Asuntos Digitales. 

"La mayoría de las noticias sobre Sofía desde 1990 eran negativas, asociadas a la corrupción y refiriéndose a la ciudad como la capital del país más pobre de la UE", recuerda Russev.

Leer más: La IA puede mejorar la calidad de vida de todos a pesar de los retos que plantea, según esta ingeniera referente en España

"Webit proporcionó los medios para que la ciudad cambiara su reputación y cambiara la narración sobre el valor central de la ciudad", presume el fundador.

Un titular de Forbes que destaca el rol de Webit da la razón al emprendedor: ¿Es Sofía la verdadera capital digital de los nuevos mercados?. Otro artículo del mismo medio asegura que "Webit ha ayudado canalizar el ascenso de Sofía como un lugar creíble para el talento y la inversión en tecnología".

"Hoy en día, Sofía es conocida como una capital digital y uno de las mejores lugares para fundar una empresa en el mundo", resume. 

Un planteamiento que, de alguna manera, explica Webit: "Se trata de crear oportunidades y potenciar el ecosistema local para que sueñe en grande y desarrolle confianza en sí mismo".

Valencia, la elegida para el festival de este año antes de que se cancelara por el coronavirus: "Europa sigue siendo el mejor lugar para vivir y esto tenemos que usarlo para atraer tanto talento como sea posible" 

El evento Webit de este año iba a celebrarse en Valencia. Ahora, la crisis del coronavius ha obligado a cancelar el evento en la fecha prevista y desde Webit aseguran que están estudiando posibilidades. Mientras tanto, han puesto en marcha una serie de iniciativas para continuar generando impacto en el contexto de la pandemia.

En concreto, han lanzado el Health Security Global Challenge para encontrar y compartir soluciones tecnológicas frente a la crisis de coronavirus. 

Russev asegura que recibió algunos comentarios por su decisión de quienes no entendían que se celebrara un festival tecnológico de escala mundial en la ciudad mediterránea cuando había otros candidatos como Londres, París o Viena.

"Elegimos Valencia para demostrar en qué creemos y para continuar construyendo la comunidad que necesitamos en Europa para fomentar y retener la innovación y el talento", asegura. 

La retención del talento tecnológico es uno de los grandes desafíos para el Viejo Continente, que pierde sus mejores perfiles frente a los polos de atracción de Silicon Valley (EEUU) y China. En este contexto, el emprendedor reivindica la importancia de ofrecer "oportunidades a los ciudadanos locales para que tengan éxito y, al mismo tiempo, se mantengan cerca de sus familias y amigos".

"Estas oportunidades no solo están conectadas con la financiación, sino que están también directamente relacionado con la comunidad en general", señala.

Durante años, Europa se ha enfrentado a una crisis de innovación, explica Russev. "No estábamos en condiciones de fomentar la innovación y el apoyo a fundadores con grandes ideas", sostiene. 

Leer más: Los analistas de JPMorgan dicen que un sistema de IA llamado "internet de las cosas vivas" podría ser nuestra mejor oportunidad de vencer al coronavirus

Estados Unidos y China son mercados mucho más atractivos para los perfiles tecnológicos, lo que provocó que Europa tuviera problemas para cubrir sus puestos tecnológicos.

"El talento es ahora el recurso más valioso para cada industria. Europa sigue siendo el mejor lugar para vivir y esto tenemos que usarlo para atraer tanto talento como sea posible, así como para desarrollar el nuestro propio", asegura Russev. 

Los desafíos para Europa son "predominantemente políticos", cree el fundador de Webit, que asegura que los gobiernos no tienen un gran compromiso con la innovación. 

"Europa necesita más centros de I+D, innovadores y una legislación fiscal orientada al futuro, con una contratación pública diseñada para permitir una participación más fácil de las empresas europeas de nueva creación, con un marketing más fuerte y una especial atención a las ciudades de segundo y tercer nivel en todo el continente. Esta es la base de la comunidad que debemos construir para mantener el talento en Europa", concluye.

Cómo evitar que la inteligencia artificial nos lleve a una distopía: "Por primera vez en nuestra historia, estamos en la cúspide de la creación de algo que podría llegar a ser nuestro competidor"

Russev asegura que sufrir de pronoia: la creencia que aboca a pensar que hay una conspiración mundial a tu favor. Para el fundador de Webit, esto se traduce en que está lleno de positivismo y no cae en la "paranoia" de pensar que una sociedad tecnológica acabará por dominarnos. 

Sin embargo, asegura ser realista con el desafío importante que suponen el desarrollo de ciertas tecnologías: "Los superpoderes que pronto alcanzaremos con la inteligencia artificial y las últimas tecnologías son una enorme responsabilidad". 

"Por primera vez en nuestra historia, estamos en la cúspide de la creación de algo que podría llegar a ser nuestro competidor: la inteligencia artificial", asegura.

La inteligencia que domina actualmente sigue siendo la humana, sostiene el fundador de Webit, que afirma que "esto está a punto de cambiar y, por lo tanto, es fundamental que creemos normas éticas para impulsar la próxima generación de la inteligencia artificial".

Leer más: De la producción de superalimentos a la auditoría ética de los algoritmos: 13 tendencias tecnológicas que están marcando 2020

"Podría ser la mayor oportunidad para la reflexión y obligar a la humanidad a ser más responsable, a desarrollar soluciones que mejoren el planeta para la próxima generación", cree Russev.

"Tenemos dos medios para lograr este objetivo crítico: ser inclusivos y colaborar abiertamente", defiende. 

"No podemos lograr nada de forma aislada. Depende de la comunidad de pensadores e innovadores con integridad ofrecer el valor de sus capacidades colectivas y el potencial para dar el siguiente paso hacia un futuro deseable e inclusivo", que supere las visiones más negativas sobre hacia dónde nos puede abocar el desarrollo de la inteligencia artificial. 

"En Webit, nos uniremos para asegurarnos de superar la amenaza de un futuro distópico", concluye. 

LEER TAMBIÉN: El reconocimiento facial que la Junta de Andalucía valora implantar en los colegios es "desproporcionado" según los expertos, que anticipan que Protección de Datos no lo permitirá

LEER TAMBIÉN: La ingeniera que transformó una pyme familiar de Burgos en una multinacional que factura 30 millones de euros al año y quiere liderar la digitalización industrial en Europa

LEER TAMBIÉN: El Papa une fuerzas con Microsoft e IBM para crear una doctrina ética a la IA y el reconocimiento facial

VER AHORA: X Smart Business Meeting: expertos del sector analizan los retos y el futuro de la educación y la formación en España

    Más:

  1. Tecnología
  2. Smart Business
  3. Trending
  4. Top
  5. Inteligencia Artificial
  6. Futuro