La fusión de CaixaBank y Bankia puede implicar cambios de condiciones para 28 millones de tarjetas

Cajero de CaixaBank.
REUTERS/Susana Vera
  • Las condiciones de los productos de CaixaBank y Bankia podrían cambiar tras su fusión, según ha anunciado el portal del cliente bancario del Banco de España.
  • La modificación de contratos puede afectar especialmente en el caso de las tarjetas, aunque el supervisor advierte de que los cambios no serán automáticos ni afectarán a productos de duración determinada, como préstamos o hipotecas.
  • CaixaBank cuenta actualmente con 18 millones de tarjetas, con una cuota de mercado del 20%, y Bankia 10 millones, con una cuota de cerca del 11%.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La fusión entre CaixaBank y Bankia no solo tendrá consecuencias para la concentración del sector bancario o para la devolución del rescate que el Estado inyectó en la entidad nacionalizada, sino también para sus más de 20 millones de clientes. Así lo ha advertido este lunes el Banco de España a través de una información en el portal del cliente bancario en la que explica las repercusiones de esta fusión en la operativa de sus clientes.

El supervisor bancario destaca en su comunicación que "las fusiones pueden suponer repercusiones prácticas para las gestiones del día a día, ya que es posible que se reordenen las redes comerciales y se reasignen los clientes en las zonas donde las oficinas se solapan". No obstante, ha precisado que esas consecuencias "no suponen por sí mismas cambios automáticos en las condiciones de los productos que los clientes tengan contratados".

Leer más: CaixaBank y Bankia negocian su fusión: las 7 claves de acuerdo que creará el mayor banco en España por volumen de activos

En concreto, el portal del cliente bancario del Banco de España advierte de que estos cambios no afectarán a los productos de duración determinada, como préstamos o hipotecas, por lo que recalca que "los clientes seguirán pagando las mismas cuotas, tal como se habrían abonado a la entidad con la que contratamos en un inicio". Sin embargo, la situación no es la misma para otro tipo de productos, como es el caso de las tarjetas.

El texto señala que "si el cliente es titular de un producto de duración indefinida o de renovación automática, como puede ser una cuenta o una tarjeta, las condiciones podrían ser modificadas por la nueva entidad". En este caso, esos cambios no se producen por la fusión, sino que el Banco de España aclara que "cualquier entidad puede cambiar las condiciones de este tipo de productos a lo largo de la vida de la operación".

Pese a que los bancos tienen la potestad de variar las condiciones de sus tarjetas o cuentas, el portal del cliente bancario precisa que hay una normativa concreta que define cómo se realizarán esos cambios. Entre ellos, destaca que la entidad está obligada a avisar con antelación si el cambio no es favorable al cliente, como en el caso de un aumento de comisiones, para que pueda cancelar ese producto antes de que el cambio se lleve a cabo.

Los posibles cambios en las condiciones de los productos de duración indefinida en la nueva entidad fusionada podrían afectar a unos 28 millones de tarjetas, de las que 18 millones corresponden a CaixaBank, que cuenta con una cuota de mercado del 20%, y Bankia aporta los otros 10 millones de tarjetas, con una cuota de cerca del 11%, según Cinco Días. Además, la entidad que surja de su fusión contará con una cuota de mercado hipotecaria del 28%.

LEER TAMBIÉN: ¿Cómo afectará la fusión entre Bankia y Caixabank a los clientes?

LEER TAMBIÉN: Fusión Bankia y CaixaBank: ¿Qué pasa con tu dinero si eres cliente de uno de los bancos?

LEER TAMBIÉN: España ha pasado de tener 62 bancos a solo 10 en poco más de una década: historia de una concentración bancaria obligada

VER AHORA: Por qué EEUU quiere prohibir TikTok y qué busca Microsoft con su compra: las claves del culebrón tecnológico de este verano

    Más:

  1. CaixaBank
  2. Bankia
  3. Banca
  4. España
  5. Fusiones Empresariales
  6. Trending
  7. Top