Pasar al contenido principal

El futuro global será sin efectivo aunque todavía quedan décadas para acabar con el dinero físico, según este alto directivo de una empresa de pagos

Ken Moore, vicepresidente ejecutivo de MasterCard Labs.
MasterCard
  • Los pagos electrónicos, con tarjeta o simplemente a través de cualquiera de los millones de dispositivos conectados que ya empiezan a verse, sustituirán a billetes y monedas.
  • Ken Moore, vicepresidente ejecutivo de Mastercard Labs en una entrevista con Business Insider explica que a pesar de que esto es una tendencia global, todavia hay países en los que faltan décadas para ver esto. 
  • Las divisas digitales pueden hacer, en opinión de este directivo, que la penetración de los pagos digitales se acelere de forma importante y rápida. 

El futuro del mundo pasa por una sociedad sin dinero físico. Los pagos electrónicos, con tarjeta o simplemente a través de cualquiera de los millones de dispositivos conectados que ya empiezan a verse, sustituirán a los billetes y monedas. Sin embargo, la gran pregunta es cuándo ocurrirá esto. 

"Es muy difícil contestar sobre cuál será la fecha en la que estemos en una sociedad sin efectivo porque cada país está en un punto de partida diferente", explica Ken Moore, vicepresidente ejecutivo de Mastercard Labs en una entrevista con Business Insider en Belfast en un viaje de prensa de la compañía para hablar de cómo trabajan en la innovación. 

Moore pone ejemplos concretos de esta diferencia de situaciones que se vive en el mundo. "Por ejemplo, hay países como Suecia que son muy digitales. Probablemente más de un un 90% de los pagos en este país sean electrónicos y el efectivo tenga un papel pequeño. Esto hace que la gente que elige usar el efectivo acabe teniendo menos opciones donde comprar porque hay tiendas que empiezan a dejar de aceptarlo.", apunta. 

En el otro lado de la ecuación hay países donde el efectivo todavía se utiliza mucho. "Tienes otros países en Latinoamérica o en mercados emergentes que a lo mejor los pagos electrónicos representan un 5%", dice. "Así que el punto de partida es muy diferente, el punto en el que se inicia el viaje es muy diferente", señala.

Leer más: En esta pequeña cafetería de un centro tecnológico de Barcelona ya se puede pagar con la cara

A estas diferencias del momento en el que está uno u otro país también se suman los prejuicios culturales para adoptar nuevas formas de pagos. "También hay países donde hay elementos culturales, hay países donde hay miedo a lo electrónico, hay prejuicios construidos alrededor del efectivo y la confianza que hay alrededor de este", explica Moore. 

Así Moore cuenta que una de las áreas de innovación que está siguiendo la empresa de pagos es la de la inclusión financiera. En este sentido, señala que hay unos 500 millones de personas en el mundo que no tienen acceso a los servicios financieros.

 Ken Moore, vicepresidente ejecutivo de Mastercard Labs.
Ken Moore, vicepresidente ejecutivo de Mastercard Labs. M.G. / BI España.

Pero para poder darles soluciones que realmente necesitan y que se adaptan a su entorno hay que estar cerca de ellos. Por eso, explica que han abierto un centro de innovación, un Mastercard Lab en Nairobi. 

"No puedes encontrar las soluciones a estos problemas financieros si no entiendes en la cultura y la forma de pensar del país. A menos que pongas a gente físicamente en el país y puedan ponerse en el lugar de la gente que vive allí. Entonces los entiendes un poco más y puedes enfrentarte a los retos que existen en esos mercados. Pero también a los desafíos culturales y emocionales", dice. 

"Así que para hablar del momento en el que se acabará el efectivo hay que mirar a cada país. Hay países que están ya preparados pero hay otros en los que habrá que esperar décadas, no años, sino décadas hasta que veamos esto", concluye el directivo. 

Cómo podrá acelerarse este proceso 

Este experto señala que cree que hay un "potencial acelerador" para que este mundo sin efectivo sea realidad. Las divisas digitales pueden hacer, en opinión de este directivo, que la penetración de los pagos digitales crezca de forma importante y rápida.

"Hay alrededor de unos 30 países que están preparando a divisa nacional digital", dice a Business Insider. Desgrana que, por ejemplo, en Suecia están trabajando en la e-krona y en Sudáfrica en una versión digital del Rand. 

En este sentido, señala que los flujos de capital del gobierno hacia los habitantes del país suelen ser los más elevados en cualquier mercado porque se pagan pensiones, subsidios sociales o ayudas a empresa. 

"Si los gobiernos empiezan a lanzar divisas digitales respaldadas por la reserva central del país, por el banco central del país, esto puede hacer cambiar muy rápidamente la situación en la que se encuentra el país en el uso de efectivo frente a pagos digitales por el tamaño de los flujos. Si solo los pagos de pensiones se hicieran electrónicamente en una nueva divisa digital, tu gastarías estas divisas de forma digital y no en efectivo", explica. 

 Ken Moore, vicepresidente ejecutivo de Mastercard Labs.
M.G. / BI España.

El futuro de los pagos: antes, durante y después de pagar

En un momento de innovación, Moore explica que Mastercard está muy "orgullosa" de su pasado como una empresa ligada a las tarjetas de los consumidores pero que actualmente su papel está yendo más allá hasta convertirse en una gran plataforma tecnológica cercana a los pagos dando servicios tanto a empresas, como bancos o gobiernos. 

En este terreno la innovación juega un papel crucial.¿Hacia dónde se dirigirá el futuro de los pagos? Moore señala que no hay una sola respuesta. 

"La innovación se verá antes del momento del pago durante el momento del pago y después de que se haya realizado el pago", señala. 

Leer más: Esta tienda de Ikea en Suecia va a eliminar los pagos en efectivo: por qué no puede pasar en España

De esta forma, Moore explica que antes del pago y gracias a tecnologías como la inteligencia artificial es posible ya hacer presupuestos, saber cuánto estamos gastando en un determinada área o si estamos gastando más que la media. Además, explica que cada vez los pagos podrán realizarse en un mayor número de plataformas, que ya estamos viendo cómo comienzan a realizarse a través de chatbots o redes sociales. 

Además, señala que la innovación se verá después del momento de compra con la interoperabilidad entre plataformas. "Es muy frustrante cuando vas a comprar un billete de avión, luego vas a hacer el checkin en un hotel y luego vas a alquilar un coche para ir del hotel al aeropuerto y luego buscar un restaurante", apunta el directivo al explicar la fragmentación de la experiencia.

"Entre otras formas de innovación, lo que creo que vamos a ver es que la innovación va a ir reduciendo la fricción en esta interoperabilidad de aplicaciones porque con la innovación vamos a ir desarrollando apps que se puedan conectar entre sí", concluye. 

Así que el futuro pasa por cada vez usar menos efectivo y que todo esté conectado entre sí. La única duda es cuándo ocurrirá. 

Y además