Un pacto de Estado y un foro con empresas y trabajadores para diseñar la recuperación: la hoja de ruta para el futuro de la industria en España del Gobierno y el CES

La fábrica de Mahou en Guadalajara
La fábrica de Mahou en Guadalajara

Reuters

  • El Consejo Económico y Social presenta un informe con 130 propuestas para la reindustrialización del país, entre las que incluye alcanzar un pacto de Estado para aprobar una nueva Ley de Industria que permita optimizar el uso de las ayudas europeas y garantice la recuperación del sector.
  • La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha respaldado esta propuesta, destacando que el Gobierno intentará conseguir ese pacto a lo largo de la legislatura, y ha anunciado la creación de un foro "de alto nivel" con empresas y sindicatos para reformar la industria.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

¿Tiene remedio la desindustrialización en España? En los últimos años, el sector no ha dejado de perder peso en la economía española en detrimento del sector servicios y la industria ha pasado de menguar su aportación al PIB, que ha pasado del 25,9% que suponía en 1980 al 12,6% de 2018, según los datos del Ministerio de Industria.

La desindustrialización se ha agravado aún más con el impacto del coronavirus pero, paradójicamente, la recuperación de la pandemia también podría suponer un punto de inflexión para la industria en España. Así lo ha defendido este viernes el Consejo Económico y Social (CES), que ha presentado un informe con 130 propuestas para fortalecer el sector ante los retos de la digitalización y la puesta en marcha de la Industria 4.0.

El estudio, titulado La Industria en España: Propuestas para su Desarrollo, desgrana una serie de medidas concretas en el ámbito energético, laboral, empresarial, de economía circular, sostenibilidad, transporte e I+D+, entre las que destaca la petición de que se consiga consenso político para aprobar un pacto de Estado que permita la puesta en marcha de una nueva Ley de Industria.

El informe del CES reclama políticas industriales activas y destaca la importancia de ese pacto de Estado para "sacar provechos a los fondos europeos para la recuperación y sentar los principios básicos para una estrategia de reindustrialización", en palabras de Pedro Fernández Alén, presidente en funciones del CES, que ha considerado "indispensable contar con los agentes sociales para ello".

Un pacto de Estado para la industria a lo largo de la legislatura

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, que participaba en la presentación del informe, ha recogido el guante y ha asegurado que es necesario alcanzar un pacto de Estado por la Industria que permita desarrollar una nueva política industrial, basada en la colaboración público-privada, que ha destacado como una de las claves para la recuperación del sector

Además, Maroto ha anunciado que el Gobierno está preparando la creación de un foro "de alto nivel" para la industria, que cuenta con empresas, sindicatos y administraciones públicas para "abordar las grandes reformas que necesita la industria española y europea que el COVID-19 ha acelerado", además de "garantizar la soberanía industrial" que permita la recuperación de la economía española.

La ministra ha señalado además que el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española que presentó el Ejecutivo en octubre sitúa "a la industria en el centro", destacando que "el abordaje de la reforma de la política industrial es la colaboración público-privada, para reforzar la recuperación sin dejar a nadie atrás".

Replanteando el modelo productivo: así se compara el valor añadido y el empleo que aporta cada sector en España y en Alemania

Reyes Maroto ha destacado la puesta en marcha de la Estrategia de Política Industrial 2030 por parte de su ministerio, señalando que impulsará "la productividad y de la competitividad de los sectores estratégicos en la transición ecológica y la transformación digital de las cadenas de valor industriales en áreas prioritarias en la agenda del Gobierno".

Dentro de esas áreas, la ministra ha señalado como objetivos la electrificación de la movilidad, el apoyo a las industrias electrointensivas, la transformación digital de la industria mediante la adopción de las tecnologías 4.0, los proyectos transfronterizos y las exportaciones,  el apoyo a la inversión o el impulso del crecimiento empresarial, apoyando a las pymes ante los retos de la industria 4.0.

Maroto ha reconocido además que la industria "ha perdido protagonismo", pero ha recalcado que "es una de las palancas de la recuperación de la economía y con la transformación digital y la sostenibilidad seguirá creando riqueza, además de la cohesión social y territorial que aporta la industria".

Sin industria no hay crecimiento ni empleo de calidad

En lo que respecta al informe con las propuestas del CES para el fortalecimiento del sector industrial, Pedro Fernández Alén ha señalado que "sin industria no hay empleo de calidad ni crecimiento económico sostenido en el tiempo", afirmando que cuanto más se apoya en la industria una economía, más resistente es ante posibles crisis.

El presidente en funciones del CES ha destacado que la industria ha ayudado a reducir el paro y que sus empresas prevé elevar su inversión un 10% en 2021, resaltando que "los expertos advierten de que la desindustrialización puede restar 1 de cada 4 euros del PIB, dado que la industria asegura más producción con menos empleo y mejores condiciones salariales".

Fernández Alén ha destacado que la llegada de fondos europeos para la recuperación es "una oportunidad histórica y quizás única", respaldando que su reparto se condicione a la presentación de planes de reforma "con alto consenso social y político que estén alienados con las recomendaciones comunitarias".

Por ello, ha reclamado que el Gobierno realice "políticas industriales activas para diversificar y crear más valor añadido, mejorando la competitividad y la calidad y, si es necesario, creando nuestro propio mercado". En su opinión, "España debe reindustrializarse para ser una de las locomotoras y no ocupar el vagón de cola".

La industria, a la cabeza de la productividad y el empleo indefinido

Por su parte Juan Antonio Labat Arangüena, consejero del CES y uno de los ponentes del informe, ha explicado algunas de las 130 propuestas que incluye el informe, destacando que la industria genera el 13% del PIB "pero el 43% de la economía depende de la industria, y genera el 12% del empleo, aunque indirectamente es el 30%".

El consejero del CES ha señalado que eso se traduce en "6 millones de empleos de calidad y estables", resaltando que la industria es el área de la economía con mayor porcentaje de empleos indefinidos, que en algunos casos alcanza el 90%, y que "el salario medio es el doble que en servicios y en algunas actividades como farmacia o refino llega a ser el triple".

Labat Arangüena ha puesto como ejemplo a Navarra, País Vasco y La Rioja, afirmando que son las 3 únicas comunidades autónomas en las que la industria contribuye a su economía por encima del 20% y asegurando que son al mismo tiempo las 3 comunidades con menores tasas de desempleo.

En cuanto al informe, el ponente ha asegurado que, en el plano energético es en el que España está más atrasada respecto a los grandes competidores, Alemania y Francia, y ha destacado la importancia de invertir en tecnología, sostenibilidad y movilidad sostenible, al tiempo que ha pedido crecer en tamaño empresarial, criticando que hay demasiadas pymes y escalones regulatorios.

LEER TAMBIÉN: La industria pierde más peso en la economía española por el coronavirus: expertos, patronales y sindicatos proponen medidas al Gobierno para corregir el descenso

LEER TAMBIÉN: 72.000 millones de euros y 800.000 empleos en 3 años: las claves del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española que acaba de presentar el Gobierno

LEER TAMBIÉN: Estos son los 3 únicos sectores que crecen en 2020 y tiran de la recuperación de la actividad industrial: tabaco, salud y tecnología

VER AHORA: Las acciones de Nvidia se han disparado un 31.000% desde su estreno en bolsa: cuánto habrías ganado exactamente si hubieras invertido 1.000 euros el primer día