Pasar al contenido principal

El futuro de Instagram pasa por un cambio que no va a gustar a muchos usuarios (y Zuckerberg tiene la culpa)

Instagram app en el smartphone
Pexels
  • El futuro de Instagram pasa por la monetización de los contenidos y parece que esa es la razón principal de la salida de sus fundadores.
  • Adam Mosseri, uno de los grandes veteranos de Facebook y vicepresidente de Instagram, será el próximo líder de la red social.
  • Todo apunta a que parte de la tensión entre los líderes de ambas compañías se debe a la captación y atención de usuarios y anunciantes.

El futuro de Instagram pasa por la monetización de los contenidos... y parece que esta idea no está del todo alineada con los objetivos de sus dos cofundadores. Por eso, Kevin Systrom y Mike Krieger abandonaron ayer el proyecto de una forma poco amistosa. 

Y es que, desde que Facebook compró la compañía por 1.000 millones de dólares, se han realizado una serie de movimientos dentro de la plataforma que no han terminado de encajar con la idea inicial de los que levantaron la red social de fotografía más popular del mundo. 

El tono de la carta, el timing, así como la falta de firmas — se nota la ausencia de Mark Zuckerberg y Sheryl Sandberg en el comunicado — vienen a confirmar lo evidente: no han acabado en buenos términos. 

A medida que Instagram ha ido creciendo, más control quiere tener Zuckerberg sobre la plataforma. Por lo menos eso es lo que asegura Recode, que ha indicado que uno de los principales motivos de la marcha de los fundadores es la frustración que sienten los mismos debido a la falta de peso en la toma de decisiones. 

Leer más: Facebook sufre una sangría de directivos clave en el peor momento posible

Actualmente, Instagram cuenta con 1.000 millones de usuarios. Muchos de ellos describen a la plataforma como algo "divertido"— un calificativo que Facebook no consigue desde hace años. De hecho, los usuarios más jóvenes de esta red social están desapareciendo poco a poco y se están marchando, precisamente, a Instagram. Además, está el hecho de que hay quien considera que la red social de Zuckerberg es un nido de fake news, algo difícil en la plataforma de fotografía.

¿La razón? Es complicado compartir links, así como republicar contenido. Sin embargo, ya hay rumores que aseguran que la compañía estaría probando una nueva funcionalidad para hacer esto más sencillo, algo a lo que Systrom se resistió antes de su salida.

A esto hay que añadir algunas informaciones que sugieren que la tensión entre directivos se incrementó cuando Facebook e Instagram se integraron entre sí. Y es que, desde hace un tiempo, hay una opción por la que se puede compartir todo lo que se sube a cualquiera de las dos plataformas en la otra.

Incluso, la propia app de Instagram te muestra de notificaciones en Facebook. Además, debido al desuso de la plataforma, esto llega hasta tal punto que, si no tienes alertas, las crean ellos mismos de forma automática: Un día como hoy, Eventos a los que van tus amigos, Eventos que puedan interesarte, etc.

Así que mientras la crisis de Facebook se incrementa (también a nivel económico), los ingresos de Instagram se disparan, haciendo que cada vez tenga una mayor relevancia en la facturación de la compañía... y eso que ni siquiera ha empezado a monetizar IGTV, la plataforma de vídeos de larga duración.

Conociendo la trayectoria de Zuckerberg y Sandberg, no es de extrañar que se vean cada vez más anuncios dentro de la plataforma. De hecho, la obsesión por monetizar WhatsApp hizo que Jan Koum, fundador de la compañía, se bajara del barco este mismo año. Así, hay quien dice que cada vez que Facebook se hace con una multinacional, va arrinconando poco a poco a sus fundadores.

Eso sí, hay que tener en cuenta que sin el liderazgo y el empuje de Zuckerberg en algunos momentos, Instagram no habría llegado a donde está actualmente. De hecho, actualmente es una compañía valorada en 100.000 millones de dólares. 

Leer más: Quién es Adam Mosseri, el veterano de Facebook candidato a convertirse en el CEO de Instagram

Quizás por ese enorme valor —y tras la salida de sus fundadores— Facebook quiera poner al frente a alguien de confianza, y todas las apuestas giran en torno a Adam Mosseri, uno de los grandes veteranos de la compañía y vicepresidente de Instagram. De hecho, todo apunta a que será el encargado de la Facebookfication de Instagram.

Así, todo apunta que el futuro de Instagram está en la monetización de la compañía... y eso sólo se consigue con anuncios

Lo cierto es que todo apunta a que parte de la tensión entre los líderes de ambas redes sociales se debe precisamente a la gestión de los anunciantes y los usuarios. Y es que parece que, a día de hoy, los consumidores prestan más atención a la publicidad de Instagram que a la de Facebook. Y eso es algo difícil de digerir para Zuckerberg.

En cualquier caso, es un líder lo suficientemente inteligente como saber hacia dónde va el mercado... y si los usuarios se están trasladando de Facebook a Instagram, allí se trasladará también la publicidad.

Te puede interesar