Las telecos buscan rentabilizar sus ingentes inversiones en redes, mientras sigue la guerra 'low cost' y piden cambios regulatorios para que haya fusiones en el sector

Un expositor de smartphones en la feria IFA de Berlín.

Reuters

  • Las empresas de telecomunicaciones viven una fuerte competencia en el sector en plena guerra del low cost, mientras siguen realizando inversiones en redes y tecnología con la llegada del 5G. 
  • Entre los retos del sector permanece la consolidación de empresas para lo que piden cambios regulatorios en materia de competencia. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

"Como ya he apuntado en numerosas ocasiones el mercado español es uno de los más competitivos de euros, y necesita consolidación", el presidente de Orange España, Jean-François Fallacher, volvía repetir una idea que sobrevuela el sector, pero que no acaba de materializarse nunca. 

Las operadoras llevan un tiempo señalando que el problema es que hay demasiados operadores, pero que la regulación no permite las compras. 

"Lo que creemos que debe cambiar es la regulación que hay en Europa, lo que hemos visto que la consolidación puede ser muy difícil con la reglamentación de las autoridades de competencia de Europa", añadía el directivo para explicar qué podría ser el catalizador para que se vea fusiones en el mercado. 

La dura competencia se observa al ponerle cifras. En el mercado europeo, hay alrededor de 98 empresas de telecomunicaciones, frente a las 3 grandes empresas de telecomunicaciones que hay en Estados Unidos, recuerda Ana Mosquera, Telecommunications & Media and Energy & Utilities Market Head de Capgemini, al hablar del contexto en el que se enmarca el mercado español donde hay 4 grandes operadores. 

"La actual regulación no ha favorecido a la consolidación necesaria", apunta Mosquera en conversación con Business Insider España. "Cuanto más tarde se evite esta consolidación, más difícil será que se produzca tractores europeos, por el deterioro de las cuentas de resultados y menor capacidad de inversión", añade. 

El consejero delegado de Vodafone España, Colman Deegan, también se pronunció recientemente sobre este punto. "En Vodafone queremos jugar un rol activo en el proceso de consolidación de las telecomunicaciones en España. El statu quo ya no es una opción", decía Deegan en un artículo de opinión publicado en Expansión

El directivo apelaba a las instituciones para que se produzca el cambio regulatorio y recordaba que los 13 principales operadores europeos se han unido para solicitar estos cambios a la Comisión Europea. 

Así, la consolidación parece ser el camino necesario para los operadores, pero en este momento, las fusiones son complicadas en España. Por un lado, Teléfonica tiene una situación clara de liderazgo. Por otro, MásMóvil —que siempre aparecía en todas las quinielas— acaba de comprar Euskaltel. Mientras que Orange y Vodafone piden cambios regulatorios en un momento en que sus ingresos están sufriendo por la guerra del low cost. 

La búsqueda de ingresos de las operadoras 

Las telecos siguen buscando la manera de generar ingresos. En un mercado hipercompetitivo como es el español, las grandes operadoras buscan la manera de encontrar equilibrio entre las grandes inversiones en infraestructuras —las subastas de espectro para 5G han sido las últimas— y el movimiento del sector hacia el low cost. 

A esto se suma, la competencia que existe con las grandes empresas tecnológicas que están aprovechando para ofrecer sus servicios basados en redes, pero sin haber hecho ninguna inversión en estas. Si Facebook, WhatsApp o Google fueron las grandes ganadoras del 4G, las operadoras ahora no quieren perder la ola del 5G. 

“El gran reto de los operadores radica en ser capaz de adecuar su modelo operativo y  estructura de costes a la situación competitiva, mientras se crean las nuevas propuestas de valor y servicios al cliente, tanto en el ámbito residencial como en el empresarial", explica Eduardo Fitas, managing director de Comunicaciones, Media y Tecnología de Accenture en España. Portugal e Israel de Accenture. 

En este aspecto, los operadores están apostando por aumentar sus ingresos ampliando su oferta de servicios. 

"Ya están en nuestras casas, que es muy importante, y están apostando por estar en nuestras casas con muchos más servicios. Están creando ecosistemas de partners y convirtiéndose en una empresa que ofrece servicios ofertando seguros, seguridad, energía, etcétera", explica Mosquera, que apunta que es un negocio de escala y que la cartera de clientes que ya disponen estos operadores es un punto de partida. 

También están tratando de generar nuevas vías de ingresos aprovechando la llegada del 5G y apostando por la creación de servicios de empresas. Vodafone España anunció, por ejemplo, recientemente un laboratorio de 5G para desarrollar soluciones con otras empresas dentro de un metaverso que también acaban de crear. 

Además, la llegada del Plan Europeo de Recuperación con los fondos Next Generation EU será también un catalizador para el sector, que ya ha empezado a presentar su apuesta, por ejemplo, para ofrecer los servicios de digitalización con las bonificaciones del conocido como Kit Digital. 

"La tecnología,  el talento y la gestión de alianzas  se convierten aún más en capacidades estratégicas de esta agenda de transformación, en un momento donde existe una oportunidad incremental de capturar los Fondos Europeos para desarrollar la agenda de digitalización en España. Tener un sector de telecomunicaciones fuerte, con capacidad para invertir en infraestructura y en plataformas de servicios, es fundamental para la competitividad digital de la economía y de los servicios públicos a los ciudadanos", añade Fitas. 

El reto de convertirse en grandes empresas tecnológicas

A la dura competencia en el sector hay que unir la fuerte batalla con las grandes empresas tecnológicas. Google, Facebook o WhatsApp han conseguido generar un negocio sobre la conectividad, pero sin tener que hacer las elevadas inversiones que han hecho las operadoras en redes o infraestructuras. 

En este aspecto, Mosquera explica que las operadoras están ya dando pasos hacia este punto. De esta forma, están creando compañías externas donde situar sus activos de infraestructuras, torres o redes. Estas towerco o fiberco permiten poner en valor estos activos y dan caja a las operadoras para poder centrarse en la parte de servicios. 

En este aspecto, la experta señala que estamos todavía en un paso inicial porque se están creando casi el mismo número de empresas que operadores en un mercado donde, en su opinión, debería acabar habiendo dos grandes jugadores que garanticen la neutralidad de la red. 

Precisamente, este recorrido que todavía tiene el sector puede ser una de las razones por la que los grandes fondos están entrando en el negocio de las telecomunicaciones europeos. Recientemente, KKR  ha lanzado una opa sobre Telecom Italia. Un movimiento que podría anticipar más operaciones en el sector, aunque el futuro de este todavía está por determinar. 

El reloj inicia su cuenta atrás para el mercado de las telecomunicaciones, mientras que los grandes jugadores tecnológicos siguen sin dar tregua en la creación de nuevos servicios a los que destinan grandes inversiones de dinero. Facebook —actual Meta— ya ha anunciado que destinará un importante presupuesto a su proyecto de metaverso. 

Ahora falta por ver hacia dónde acabará dirigiéndose el mercado de las telecos. 

Otros artículos interesantes:

Por qué Vodafone y Orange están ajustando el valor de sus filiales en España y qué esperar de las telecos en el último tramo del año

Vodafone, Orange, Movistar y MásMóvil dibujan el futuro de sus tiendas físicas: del cierre de puntos de venta a la comercialización de todo tipo de servicios

Orange sigue reduciendo sus marcas: elimina Amena y migrará a sus clientes a Orange

Te recomendamos

Y además