Galaxy A8 (2018), el arma de Samsung para seducir al público joven

Con el Galaxy A8 (2018), Samsung confirma su apuesta por el público joven
  • Cuatro de cada diez jóvenes españoles están dispuestos a pagar más por un móvil de marca, pero solo un 5.7% de los usuarios pagaría más de 500€.
  • Con una cuota de mercado del 23,9% Samsung es el fabricante que más móviles vende en España, por encima de Huawei, Xiaomi y Apple.
  • La gama Galaxy A, enfocada al público joven, ya ha superado los 20 millones de terminales vendidos en todo el mundo.

Para las empresas tecnológicas, los usuarios jóvenes son su target más apetecible. Son sus clientes más entusiastas, y suelen ser más fieles que la media a la marca. Así lo confirman los datos que manejan Rastreator y Acierto.com. Según el V Estudio de Comparación Online hacia el Ahorro Inteligente, el 34,1% de los jóvenes entre 18 y 34 años consideran que la marca es un valor fundamental. Es el valor más alto de todos los grupos de edad.

Con un porcentaje del 65,9%, los jóvenes son los que menos se fijan en el precio, frente al 77% de los mayores de 55 años, que le dan mucha más importancia. Sin embargo, solo el 5,7% de todos los usuarios globales están dispuestos a pagar más de 500€ por un móvil. Además los millennials valoran por encima de todo la duración de la batería, la memoria RAM y el procesador, cuando compran un móvil.

Con el Galaxy A8 (2018), Samsung confirma su apuesta por el público joven

Acierto.com

Son datos que conoce muy bien Samsung, pues su gama de móviles Galaxy A se ajusta exactamente a estas características: móviles de marca, versátiles, con abundante memoria, y que cuestan bastante menos de 500€, como es el caso del nuevo Samsung Galaxy A8 (2018).

Cuando la compañía coreana presentó la gama Galaxy A, en 2014, el entonces CEO de Samsung Electronics, JK Shin, explicaba que había sido "diseñada y fabricada en base a los deseos específicos de los consumidores".

Shin se refería a los consumidores jóvenes, el principal mercado de la gama Galaxy A. Una evidencia que se refuerza viendo quiénes son los protagonistas de las fotos que acompañan al artículo.

El Samsung Galaxy S8 se apunta a la moda de la pantalla 18:9
El Samsung Galaxy S8 se apunta a la moda de la pantalla 18:9

Samsung

A principios de año, la compañía de Seúl puso a la venta el nuevo Samsung Galaxy A8 (2018), la cuarta generación de la gama A. Para este año Samsung ha modernizado la nomenclatura, desterrando los nombres Galaxy A5 y A7, sus predecesores, en favor de A8 y A8+.

El Samsung Galaxy A8 (2018) es un móvil de gama media enfocado al público joven que no quiere o no puede gastarse lo que cuesta un smartphone premium como el Samsung Galaxy S9. Pero al mismo tiempo exige un móvil con un diseño moderno y todas las innovaciones tecnológicas que son importantes para este segmento de población.

Ahora que ha bajado de precio más de 100€ hasta situarse por debajo de los 380€ en Amazon, aquí va un repaso a las características del Samsung Galaxy A8 (2018) que convierten al móvil en un dispositivo enfocado al público joven.

Doble cámara frontal para mejorar los selfies

Quizá la función más significativa del Samsung Galaxy A8 (2018), su seña de identidad, es su cámara dual frontal. Los millennials le dan una gran importancia a los selfies, y el A8 se esfuerza por ofrecer una experiencia premium en este campo. 

Está dotado de dos cámaras frontales de 16 y 8 MP, con apertura f/1.9 en ambos sensores. El sensor de 8 MP se usa para aplicar el efecto bokeh o desenfoque del fondo, que resalta los primeros planos como puedes ver en esta imagen:

El efecto Bokeh, imprescindible en una cámara para millennials
El efecto Bokeh, imprescindible en una cámara para millennials

En el caso de la cámara trasera, solo posee un sensor de 16 MP, pero con una apertura f/1.7, más amplia, para captar más luz en escenas oscuras.

Unido a un tamaño de pixel más grande lo normal (1,12 micras) y un sensor también más grande, consigue capturar más luz que la media en escenas oscuras:

La cámara principal prioriza las fotos con poca luz
La cámara principal prioriza las fotos con poca luz

Además tiene autofoco y Flash, ausentes en las cámaras frontales.

El software de Samsung Galaxy A8 se encarga del resto. Múltiples filtros, Modo Belleza para aplicar maquillaje digital a los primeros planos, Modo Comida para satisfacer a los fetichistas de Instagram y Pinterest, y stickers para los más bromistas:

Stickers, filtros, Modo Belleza, Modo Comida... No falta nada
Stickers, filtros, Modo Belleza, Modo Comida... No falta nada

Aunque se echan de menos algunas funciones top, como el estabilizador óptico de imagen (OIS), las cámaras del Samsung Galaxy A8 (2018) ofrecen un excelente rendimiento y tienen todas las herramientas que exigen los jóvenes hoy en día.

Eso sí, en vídeo solo graba a 1080p. La resolución 4K queda fuera.

Diseño moderno, resistente y sin contraseñas

Otros de los aspectos esenciales para el éxito de un smartphone para jóvenes, es el diseño moderno. El Samsung Galaxy A8 (2018) sigue las mismas tendencias que los modelos premium del año. Apuesta por la pantalla infinita, sin antiestéticos notchs, que cubre casi todo el frontal. Con su ratio de pantalla 18.5:9, sin bordes laterales, se puede ver más texto en las páginas web.

El terminal monta un excelente panel de 5.5 pulgadas con tecnología Super AMOLED que garantiza unos colores espectaculares y un buen brillo. La resolución es Full HD+ (2220 x 1080 píxeles), y no tiene soporte S Pen, que suele ser lo habitual salvo en modelos Note y similares.

Pese a estar enfocado a los millennials, es sorprendentemente sobrio.
Pese a estar enfocado a los millennials, es sorprendentemente sobrio.

El diseño con los bordes redondeados del Galaxy A8 facilita el usarlo con una mano, y la resistencia al agua y al polvo con certificado IP68 otorga la libertad que los jóvenes necesitan para utilizarlo aunque está lloviendo o están pasando la noche al raso en una acampada. Se vende en tres colores, negro, oro, y gris orquídea.

Leer más: Apple y Samsung dan por terminada la guerra de las patentes

Otro aspecto imprescindible hoy en día en un móvil moderno, es el desbloqueo sin contraseña. El Galaxy A8 puede hacerlo por medio de reconocimiento facial, o a través de la huella digital situada en la carcasa trasera, bajo la cámara. Una mejora con respecto a la colocación del sensor de huellas del Galaxy S8, que fue muy criticado.

Desbloqueo facial  y lector de huellas
Desbloqueo facial y lector de huellas

Cuando se ojea el móvil 250 veces al día, el desbloqueo rápido es esencial.

La mayoría de los smartphones giran en torno a un hardware, y a partir de ahí comienzan a añadir funcionalidades. La premisa del Samsung Galaxy A8 (2018) es distinta, y eso provoca dispararidades a la hora de encajar el terminal en la gama media, o valorar su precio.

Soluciones inteligentes a problemas cotidianos

Samsung ha explicado en varias ocasiones que la gama A es la respuesta a las peticiones de sus clientes, y en efecto hay aspectos en los que el Samsung Galaxy A8 parece responder a problemas habituales a los que todos nos enfrentamos todos los días.

Una de las cosas que ha cuidado mucho son las funciones Always on Display, es decir, que aparecen en pantalla sin que haya que activar el móvil, en un modo de bajo consumo en donde solo enciende los píxeles en uso. Desde las notificaciones a las descargas, el calendario, la batería, el reloj, todo es completamente personalizable:

Con el Galaxy A8 (2018), Samsung confirma su apuesta por el público joven

Un aspecto que importa mucho a los jóvenes hoy en día (y a todo el mundo, en realidad) es el pago desde el móvil, para olvidarse de las tarjetas bancarias. El Samsung Galaxy A8 (2018) es compatible con Samsung Pay, que gracias a la magia del NFC sustituye a las tarjetas bancarias de algunas entidades, como El Banco de Santander, Caixabank, El Corte Inglés, y alguna más.

Con el Galaxy A8 (2018), Samsung confirma su apuesta por el público joven

La moda de los móviles dual SIM vino de Asia, y hoy en día la han adoptado todos los fabricantes en Occidente. Pero usar dos números de teléfono no soluciona el problema de las apps de mensajería, ya que la mayoría de ellas no deja utilizar dos cuentas simultáneas. Samsung lo ha solucionado con Dual Messenger, una función que permite crear dos cuentas diferentes (para la familia o el trabajo, por ejemplo), en las principales apps de mensajería, incluyendo WhatsApp.

Un buen ejemplo de esta obsesión por satisfacer las necesidades de los usuarios es el WiFi automático, que ahorra batería y datos. El terminal es capaz de recordar a qué red WiFi nos conectamos anteriormente, y la conexión se activa automáticamente cuando entramos en su rango, y se apaga cuando salimos de él.

Con el Galaxy A8 (2018), Samsung confirma su apuesta por el público joven

El Samsung Galaxy A8 (2018), como sus hermanos mayores, también tiene una Carpeta Segura, encriptada, en donde puedes grabar información personal sin temor a ser espiada. Aquí puedes guardar tus contactos, fotos, ficheros, personales, y todo lo que quieras.

Para los que no les gusta teclear, el asistente personal Bixby aprende nuestros hábitos y ofrece recordatorios, identificación de objetos con la cámara, y automatización de tareas cotidianas. Quizá no es tan listo como Siri o el asistente de Google, pero las cosas que hace, las hace bien. También se conecta con pulseras de fitness y relojes inteligentes y controla nuestra salud, gracias al software Samsung Connect y Samsung Health.

La potencia ya no es lo primero

Lejos quedan ya los tiempos en los que lo primero que mirábamos en un móvil era el procesador que llevaba, y su velocidad. Lo seguimos haciendo, pero ya no es un dato tan crítico como hace un par de años. Desde que los procesadores multinucleo se han estandarizado, incluso los SoC de gama media tienen potencia suficiente para mover cualquier app con holgura.

Samsung Galaxy A8 (2018), análisis y opinión: demasiado dinero para un gama media premium

El Samsung Galaxy A8 (2018) dispone de un procesador propio Exynos 7885 de ocho núcleos con velocidades de entre 1.6 y 2.2 GHz, que encaja dentro de la gama media. Suficiente para ejecutar con holgura cualquier app, salvo los juegos más potentes.

Hoy en día los millennials valoran más la multitarea que la potencia bruta. La capacidad de ejecutar y usar varias apps simultáneamente. Los ocho nucleos y 4 GB de RAM del Samsung Galaxy A8 (2018), están pensados para la multitarea. Podrás usar dos o tres apps al mismo tiempo, sin sufrir ralentizaciones.

Leer más: Samsung Galaxy S9, todo lo que debes saber

Viene equipado con 32 GB de almacenamiento, ampliable mediante micro SD de hasta 400 GB.

La batería es de solo 3.000 mAh, pero la resolución de la pantalla y el procesador no exigen más. Es suficiente para aguantar todo el día, incluso con 9 horas de pantalla encendida, tal como hemos comprobado en nuestras pruebas. Con la carga rápida el móvil se carga al completo en poco más de una hora.

Samsung Galaxy A8 (2018) aterriza en España: desde 499 euros

Otras características interesantes es el soporte dual SIM completo (acepta una segunda SIM sin excluir la tarjeta micro SD), soporte de las principales bandas 4G LTE, conector USB Tipo C, WiFi ac de dos bandas, conector jack de auriculares, y Bluetooth 5.0 LE.

Para saber más, merece la pena echar un vistazo al análisis del Samsung Galaxy A8 (2018) en ComputerHoy.com.

Listo para la vida moderna

Quizá lo mejor se puede decir del Samsung Galaxy A8 (2018) es que escapa a los convencionalismos. Resulta difícil encasillarlo, ya que no encaja en la gama media ni en la gama alta. Es un gama media premium con todas las funciones que más interesan a los jóvenes de hoy en día.

Es bonito, elegante, resistente, y se desbloquea con la huella o el rostro. Ejecuta todas las apps con solvencia, y brilla en la multitarea. Tiene una de las mejores cámaras frontales de su gama, y una cámara principal que aguanta bien cuando hay poca luz.

Samsung Galaxy A8 (2018), análisis y opinión: demasiado dinero para un gama media premium

Su punto más polémico es su precio, pero incluso eso se ha corregido. Comenzó a venderse a principios de año a 499€, un coste algo elevado para lo que se supone un terminal joven, al menos en países mileuristas. Este sobrecoste se ha corregido y ahora puedes comprar un Samsung Galaxy A8 (2018) por 379€ en Amazon. Un precio mucho más asequible para el millennial español.

¿Será suficiente para competir con el atractivo precio y prestaciones de los smartphones chinos de su gama?

LEER TAMBIÉN: 5 cosas que el Samsung Galaxy S9 hace mejor que el iPhone X

LEER TAMBIÉN: Por qué los smartphones de 18:9 son el futuro de la industria móvil

VER AHORA: Por qué regalamos en San Valentín: el origen de la tradición más romántica