Precocidad, ambición y obsesión por la innovación: así es Gamium, la startup dedicada al metaverso de origen español que es la última apuesta de Telefónica

De izquierda a derecha, Alberto Rosas, CoCEO de Gamium, Marta Antúnez, directora de Wayra Barcelona, y Alejandro Rosas, CoCEO de Gamium.
De izquierda a derecha, Alberto Rosas, CoCEO de Gamium, Marta Antúnez, directora de Wayra Barcelona, y Alejandro Rosas, CoCEO de Gamium.

Gamium

Calma, paz, estabilidad, sosiego, tranquilidad. Son palabras que no tienen nada que ver con los gemelos Alberto y Alejandro Rosas, cofundadores de Gamium, una empresa consagrada al desarrollo de tecnología para el metaverso.

"En el cole, no fuimos nunca muy buenos estudiantes. Luego, en la universidad, nos pusimos las pilas", resume por videoconferencia a Business Insider España Alberto Rosas.

Es una manera suave de explicar que, desde que entraron en la universidad en 2015 y, muy especialmente, tras el estallido de la pandemia en 2020, su vida y la de su hermano ha sido un no parar de viajes, de aprendizajes y de proyectos cuyos frutos empiezan a vislumbrar ahora, cuando ambos apenas cumplen los 25 años.

Así es como este joven de 25 años gana al mes 1.300 dólares invirtiendo tan solo 42 en minar ethereum

En concreto, tras levantar unos 3 millones de dólares en venta de tokens hace unos meses y colocar otro millón de dólares más los primeros 10 días en que vendieron terrenos virtuales, el metaverso de Gamium ha recibido este miércoles el espaldarazo de Wayra, el brazo inversor en el mundo de las startups de Telefónica.

Por ahora, ni unos ni otros han querido precisar la cantidad que Wayra va a invertir en la startup de los hermanos Rosas. Sin embargo, el movimiento es algo más que un gesto simbólico.

En los próximos años, Telefónica, a través de Wayra, prestará apoyo a Gamium a cambio de poder mantenerse al día de los últimos avances que se vayan produciendo en el incipiente mundo del metaverso. 

Esto convierte a Gamium en una de las 135 empresas relacionadas con el metaverso que forman parte del portfolio de Wayra. No es cualquier cosa, pues, en el marco del programa Open2metaverse, para llegar a esa cantidad el fondo analizó más de 1.600 startups en todo el mundo.

“Estamos entusiasmados con invertir en Gamium, un equipo con muchísimo talento en el mundo crypto y blockchain, comprometido con la innovación y con la ambición de construir la base de un nuevo internet más descentralizado que empodere a los creadores” apunta en un comunicado conjunto de Wayra y Gamium Marta Antúnez, directora de Wayra Barcelona.

Gamium y el camino que une EEUU, Barcelona y Bali

Esa especie de despertar que vivieron Alberto y Alejandro Rosas se dio en EEUU, donde empezaron sus estudios universitarios después de recibir una beca deportiva para jugar allí al tenis. La tecnología y la ciencia, sin embargo, pronto tiraron de ellos más que la raqueta.

Tras un año, separaron sus caminos. Alejandro se graduó con honores en Matemáticas en la Universidad de Nuevo México y Alberto hizo lo propio graduándose como ingeniero en la Universidad Politécnica de Catalunya (UPC).

Viaje a las entrañas de Gorillas: así funciona un supermercado fantasma que te permite tener la compra en casa en 10 minutos

Se los rifaron. El primero fue contratado en EEUU por Oracle, el gigante tecnológico especializado en soluciones en la nube, y el segundo no tuvo muchos problemas para hacerse hueco como investigador en la propia UPC.

Pero algo no terminaba de encajar. A pesar de tener cada uno de ellos un futuro más que prometedor en sus respectivos ámbitos, no les bastaba con eso. Querían más. 

Lo que anhelaban los dos hermanos era liderar sus propios proyectos, emprender, innovar, crear por ellos mismos algo verdaderamente valioso y duradero.

Con la llegada de la pandemia, hicieron algo típico en ellos: echaron sus cuentas. Lo que les decían sus modelos matemáticos a principios de 2020 es que esa extraña enfermedad de la que tan solo se hablaba entonces en China llegaría a Europa, y que superarla no sería cosa de una semana ni de dos.

Hicieron las maletas y se fueron a la paradisiaca isla de Bali, en Indonesia, donde las restricciones terminaron siendo un poco más laxas. 

Allí tomaron una decisión: se acabó el trabajar para otros. Terminarían de formarse cursando un máster en Matemáticas en la propia UPC y, después, empezarían sus propios proyectos empresariales.

Y de aquellos barros, Gamium, una empresa nacida en 2021 en la que ya trabajan una treintena de personas distribuidas en las sedes que la empresa tiene en Barcelona y la propia ciudad de Bali, aunque el trabajo remoto forma parte del corazón de la startup desde sus inicios.

Tanto es así que la isla sirve a los Rosas como base de operaciones durante buena parte del año desde aquel viaje pandémico. 

El ecosistema emprendedor español batió récords el año pasado: 11 startups a las que deberías mandar el currículum y coger el teléfono si te llaman con una oferta

No es para menos: por unos 20 dólares al día, explican, desayunan, comen y cenan, y por unos 1.500 dólares al mes pueden acceder a amplios pisos con 3 habitaciones y piscina. A ellos, expertos matemáticos, las cuentas les salen.

Pero que nadie los imagine en la playa tomando el sol. En Gamium se trabaja. Se trabaja mucho. De hecho, no es raro que las jornadas suyas y las de sus equipos se estiren por encima de las 10, 12 o 14 horas al día con tal de poder poner en marcha el siguiente paso del plan. 

"La ventaja que tenemos es que si alguien necesita no trabajar un lunes o cogerse tres días de vacaciones o una semana porque está cansado, lo puede hacer sin pedir permiso. Hay libertad total. Es por esto que no notamos que la gente se queme. Al final, la implicación con el proyecto va más allá de lo económico", explica Alberto Rosas.

El proyecto consiste, básicamente, en ser útiles para el metaverso que está por venir.

La identidad digital, la clave de la tecnología que está por venir

Proyección de la ciudad virtual de Gamium en 3D.

"Cuando eres una empresa joven, lógicamente no quieres competir con gigantes como Facebook. Más que de desarrollar un metaverso sin más, de lo que se trata es de ver qué herramientas podemos crear que sean muy escalables", ahonda el cofundador de Gamium.

Y ahí entra en juego, por ejemplo, un concepto que le interesa especialmente: la identidad digital. Este alude a la capacidad que podrían tener los metaversos del futuro de verificar automáticamente la identidad de quien se encuentra detrás de un avatar. 

Si hoy en cada aplicación y en cada web es necesario introducir un nombre de usuario y una contraseña, en un futuro los fundamentos de las finanzas descentralizadas y el blockchain podrían conseguir unir todas las piezas del puzle digital que ya compone cada persona en una sola identidad.

Las implicaciones que podría tener algo así son infinitas y abarcan campos como el de la seguridad, con un metaverso capaz de verificar sin errores la edad de cada uno de sus usuarios

Emprender está de moda: por qué empleados de grandes multinacionales apuestan por trabajar en startups o crear sus propias compañías

Esto permitiría, entre otras muchas cosas, evitar algunas de las preocupantes denuncias que ha provocado en los últimos meses la falta de controles por parte de empresas como Meta.

Por ahora, la propuesta de Gamium ha mostrado cierta capacidad de convencer a los ya convencidos. Sospechosos habituales del mundo cripto como los inversores DAO Maker, Metrix Capital, Magnus Capital e influencers como Mr Beast o Willyrex formaron parte de quienes adquirieron su token hace meses.

Ahora, ni siquiera el desplome del valor de las criptomonedas ni la llegada de lo que muchos vaticinan como un criptoinvierno motivado por una eventual recesión económica ha impedido a un gigante como Telefónica fijarse en ellos. El tiempo dirá si los Rosas ganan la apuesta.

P

Otros artículos interesantes:

Startups, Crea y Crece o el desafío de los nuevos Presupuestos: 9 leyes que podrían ver la luz en lo que queda de año

Estos son los inversores españoles en startups que destacan en el exterior: quiénes son, cómo llegaron hasta allí y por qué compañías apuestan

La ley de startups llegará al Congreso a contrarreloj después de verano: los grupos ya están redactando el informe antes de elevarlo a la Cámara

Te recomendamos