Una mujer de 37 años dejó su trabajo de ingeniera y ahora gana más de 10.000 dólares al mes en ingresos pasivos: así es como lo ha conseguido

Jannese Torres.
Jannese Torres.

Jannese Torres

Otro de esos curiosos casos de éxito que salen bien al emprender. 

Esta mujer era una ingeniera que ganaba 80.000 dólares al mes, pero su trabajo no le llenaba, así que en 2013 tomó la decisión de empezar un pequeño blog de comida al que llamó Delish D'Lites. 

En 3 años creció a 15.000 lectores, suficiente para crear una marca rentable. Más adelante, en 2019, comenzó un podcast económico llamado Yo quiero dineroy empezó a compartir su experiencia para ayudar a otras personas a generar riqueza. 

Ahora, a los 37 años, cuenta con 10 fuentes de ingresos diferentes, incluidos anuncios de blogs, podcast, marketing de afiliación, charlas, descargas de cursos digitales y asociaciones de marca. 

Tal y como cuentan en CNBC, generan un promedio de 35.000 dólares por mes en ingresos, de los cuales 10.000 dólares son ingresos pasivos

En 2021 empezó a obtener suficientes ingresos para dejar su trabajo actual y dedicarse por completo a su nueva pasión. Y parece que la jugada le salió bien: en agosto de este año ha obtenido más de 1 millón de dólares en ingresos totales.

Ahora bien, ¿Cómo lo ha conseguido? Aquí algunos trucos sobre cómo ha generado múltiples flujos de ingresos para lograr la independencia financiera

Si no sabes por dónde empezar, comienza por identificar aquello que no quieres 

Cuando Jannese Torres comenzó con su blog no tenía claro que lo iba a convertir en un negocio. Simplemente, le gustaba escribir sobre comida. 

"También me di cuenta rápidamente de que trabajar para otra persona no era para mí. Quería ser mi propia jefa. No quería tener que solicitar tiempo libre pagado para viajar, ni quería un tope en mis ingresos", explica.

Con esto en mente, analizó sus habilidades personales y profesionales para así tener claro qué cosas quería aprender. 

"Incluso si no sabes todo sobre el negocio que quieres empezar, no te desanimes. Busqué en Google mi camino hacia el éxito y aprendí de mis errores, así como de otras personas", asegura.

No tengas miedo de cobrar lo que vales

El dinero del blog no empezó a llegar hasta pasados los 2 primeros años. En ese tiempo trabajó con clientes como Walmart, Crockpot y Publix y no podía creer cómo podía cobrar por esa asociación un total de 125 dólares

Cuando se planteó dejar su trabajo, tuvo claro que tenía que subir los precios. 

 

"Hoy en día, cobro consistentemente hasta 10.000 dólares por asociación. También tengo un agente de talentos para negociar mis precios, en función de factores como las tasas de mercado, la demografía de mi audiencia y las tasas de éxito de asociaciones anteriores", apunta.

"Solía



luchar para pedir más, pero ahora sé que mi perspectiva única y mi identidad latina son lo que me diferencia de mis competidores. Apoyarme en eso me permite ser mi mejor defensora del dinero", agrega.

Trata de generar ingresos pasivos: esa es la clave del éxito y debe ser tu objetivo final

"Comencé mi blog porque quería ganar dinero haciendo lo que amaba, llegar a personas de todo el mundo y tener la libertad de trabajar desde cualquier lugar", recuerda.

Sin embargo, ahora tiene otro foco mucho más importante: "Los ingresos pasivos hacen posible mi sueño", asegura.

Esto lo consigue con anuncios de podcast y marketing de afiliación, así como automatismos en la venta de sus productos y cursos digitales para que ella no tenga que hacer ningún trabajo adicional. 

"Casi siempre hay una manera de generar ingresos pasivos si tienes una gran cantidad de seguidores y una marca. Pero hay que ponerse manos a la obra. Escribí cientos de publicaciones de blog para Delish D’Lites, realicé charlas, pasé tiempo en mi podcast y creé cursos de dinero en línea", afirma.

"También invierto una parte de mis ganancias en el mercado de valores y en bienes raíces, por lo que mi dinero siempre está funcionando, incluso cuando yo no lo estoy haciendo", explica.

Prioriza las tareas de alto valor y subcontrata el resto

Por último, y no menos importante, llevar todo esto tú solo puede ser agotador.

Torres deja claro que se pasaba mucho tiempo respondiendo correos, programando contenidos en redes y coordinando reuniones. Algo francamente agotador. 

Por ese motivo, en 2020 contrató a un asistente para este tipo de tareas más administrativas y así poder centrarse en aspectos clave de su negocio

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.