De GameStop a Zoom: las ganadoras y perdedoras del año en bolsa y qué puede pasar con sus acciones en 2022

Entrada de una tienda de GameStop.
Entrada de una tienda de GameStop.

REUTERS/Carlo Allegri

  • El fenómeno del meme en Wall Street y las farmacéuticas se han erigido en las grandes triunfadoras en los mercados, mientras que Zoom o Peloton han sido las más castigadas.
  • Los expertos creen que algunas de las grandes ganadoras aún tienen espacio para seguir creciendo en 2022.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Todos los años en bolsa concluyen con un sabor muy dulce para algunas compañías, pero muy amargo para otras. 

Ganar o perder, he ahí la cuestión.

2021 ha terminado siendo un año en el que las rentabilidades han vuelto a ser positivas, pese al traspiés en el último tramo del ejercicio. Nuevamente, el S&P 500 ha cerrado con una revalorización superior al doble dígito, lo cual desvela que el apetito inversor ha seguido al calor de los bancos centrales y la mayor recuperación económica de la pandemia

¿Y cuáles son los nombres más destacados en el plano positivo y en el negativo? ¿Qué puede pasar con ellos a partir de ahora? Es momento de hacer balance y repasar un ejercicio dominado por la incertidumbre causada por el coronavirus y por un vaivén de altibajos que también se ha canalizado en los mercados.

El resultado habla por sí solo. Y las perspectivas pueden diferir.

Los principales ganadores en Wall Street de este año: de GameStop a Moderna

Una enfermera se dispone a inyectar una vacuna contra el COVID-19.
Una enfermera se dispone a inyectar una vacuna contra el COVID-19.

Carl Court/Pool via Reuters

Si hay un evento que destacó en 2021 ese es el fenómeno del meme en la bolsa estadounidense, generado por la comunidad de WallStreetBets de Reddit, que llevó a Gamestop a capitalizar las mayores ganancias en poco tiempo de un valor cotizado en muchos años.

La cadena de videojuegos se ha revalorizado durante los últimos 10 meses más de un 800%, pese a presentar pérdidas de 61,6 millones de dólares. 

La acción estuvo inmersa en el levantamiento de cortos por parte de los hedge funds, debido al ataque de los inversores minoristas. Una práctica que luego se repitió en otros valores como AMC o BlackBerry. 

¿Y ahora qué? Según apunta el analista de Ascendiant, Edward Woo, en una reciente nota, la compañía “ya no cotiza con valoraciones o métricas fundamentales tradicionales, sino con el sentimiento, la esperanza, el impulso y el poder de las multitudes de los minoristas”.

Los inversores de Reddit han descubierto una nueva estrategia en su guerra abierta frente a Wall Street

Eso se suma a los riesgos para cualquiera que pueda pensar abrir posiciones cortas en la compañía. Sin embargo, según Woo, “los fundamentales apuntan claramente a rendimientos más débiles en el futuro”.

Asimismo, otro de los valores destacados en 2021 fue Moderna. La empresa biotecnológica es una de las desarrolladoras de las vacunas para hacer frente al COVID-19, gracias a la tecnología del ARN mensajero (ARNm). Sus títulos despegaron en los mercados casi un 200% en el conjunto del ejercicio.

Esto le permitió tener ingresos de 3.300 millones de dólares en el tercer trimestre del 2021, lo cual representa una mejora significativa de la pérdida neta de 233 millones de euros reportada un año antes. Los ingresos aumentaron casi 32 veces en términos interanuales.

Respecto al futuro, Gisela Turazzini, CEO de Blackbird Bank, explica a Business Insider España que le puede quedar margen de mejora a partir de su cotización actual. “La compañía demuestra la capacidad que tiene el mercado de financiar a través de las bolsas proyectos de inversión que pueden salvar al mundo incluso, de una crisis sanitaria nunca vista por nuestra generación”, apunta.

En el mismo sector farmacéutico también sobresale Pfizer, otra de las precursoras de las vacunas de ARN Mensajero y cuyas acciones han despegado más de un 58% como consecuencia de su papel fundamental para combatir el coronavirus en todo el mundo –junto con su alianza con BioNTech–.

Y además de Moderna y Pfizer, las acciones de Devon Energy han recibido un gran impulso este año debido al optimismo de los inversores sobre todo el sector energético en medio de la subida de los precios del petróleo que se recuperaron de los mínimos del año pasado, deprimidos por la pandemia. El valor despegó en 2021 más de un 175%.

A diferencia de ciclos pasados, muchas empresas de petróleo y gas están devolviendo beneficios a los accionistas en lugar de invertir en el crecimiento futuro. 

“Devon Energy ha recompensado a sus accionistas con dividendos variables a medida que la empresa retira sus gastos de capital, lo que atrae a algunos inversores que tradicionalmente no han invertido en el sector energético y lo cual hace pensar que en el primer semestre del 2022 puede correr la misma suerte”, señalan los analistas de Morgan Stanley en una reciente nota.

Las grandes tecnológicas y el sector de los semiconductores, en el ojo del huracán

Jensen Huang, CEO y fundador de Nvidia.
Jensen Huang, CEO y fundador de Nvidia.
REUTERS/Rick Wilking

Pero 2021 también ha sido un año de consolidación de las tecnológicas como ganadoras. 

Las acciones de Alphabet se dispararon más de un 70%, mientras que las de Microsoft despegaron más de un 55%, las de Netflix más de un 16%, las de Facebook (ahora Meta) un más de un 28%, y las de Apple más de un 38%. 

En la práctica, esto se traduce en que, a pesar de que las restricciones por el COVID-19 y con los cuellos de botella de las cadenas de suministro, los actores de las grandes tecnologías han sabido ajustarse con beneficios récord. Han sabido seguir creciendo. Desde el hardware tecnológico hasta publicidad digital y los coches autónomos, los gigantes de Silicon Valley se han adentrado en nuevos terrenos. 

Estas empresas han sido ganadoras, de hecho, durante años. ¿Puede eso realmente continuar? 

“No veo una reversión a la media de los márgenes tecnológicos porque estas empresas tienen posiciones competitivas en segmentos que no habíamos visto antes: sus modelos diversificados van mucho más allá y 2022 puede seguir esa misma tendencia”, indica cofundador de DataTrek en una entrevista reciente con Barron’s.

Asimismo, dentro del espacio de la tecnología reciben mención aparte en los mercados las compañías ligadas a los semiconductores como Nvidia, AMD o Qualcomm. Todas ellas, han bebido de la miel del éxito en la bolsa por la mayor demanda de microchips al revalorizarse un 134%, un 69% y un 24%, respectivamente, en el parqué neoyorquino.

El dilema a partir de este punto es si les queda potencial por delante con el esquema global actual.

“Según algunas estimaciones, y entre ellas la nuestra, las ventas mundiales de semiconductores podrían pasar de los 450.000 millones de dólares en 2019 hasta casi el billón de dólares en 2030”, explica el equipo de Capital Group en un informe. Por eso, al sector le puede quedar margen de crecimiento sobre sus niveles actuales.

La recuperación del sector de la automoción, con Ford como punta de lanza

Sistema de coche autónomo de Argo AI sobre un Ford

Argo AI 

Bien es cierto que el sector de la automoción ha sufrido bastante la crisis de los semiconductores, pero el golpetazo de la crisis del coronavirus fue tan atroz que su recuperación ha sido bastante importante. 

Los títulos de Ford, de hecho, han escalado en todo 2021 un 143%. El crecimiento de ventas y los planes para poner en marcha una transición hacia la electrificación han ayudado a que la empresa remonte el vuelo.

Lo mismo sucedió con las acciones de Volkswagen, que repuntaron un 19% en los últimos 12 meses, y con las de General Motors, que consiguieron escalar más de un 43%.

Unos porcentajes en los que también se ha movido Tesla, al escalar un 49%. Aunque sigue siendo la dominadora en términos bursátiles del sector de la automoción. 

Mal momento para comprar coche: la crisis de suministros retrasa la entrega de los vehículos nuevos y la falta de oferta encarece el mercado de ocasión

Con todo, las perspectivas de cara a los próximos meses son dudosas por la situación de los microchips. “La industria aún puede pasar algún traspiés por la crisis de los semiconductores, pero a medida que se vaya superando la pandemia tiene un margen de crecimiento grande”, sostiene JPMorgan en una reciente nota distribuida a sus clientes institucionales.

Zoom y Peloton: de ganadores de la pandemia a los más castigados

Zoom

Reuters

Lejos queda el 2020 cuando las videoconferencias se habían convertido en la nueva norma y cuando hacer ejercicio en casa era de lo más corriente debido a los confinamientos.

Con la llegada de una mayor normalidad valores como Zoom y Peloton, que fueron de los más premiados en los mercados cuando el COVID-19 entró en escena, han experimentado una nueva realidad con las correcciones sobre el precio de sus títulos. Un 75% y un 48%, respectivamente. 

En cuanto a Zoom, sus últimos resultados, los correspondientes al tercer trimestre del 2021, decepcionaron en cuanto a la evolución del crecimiento de esos ingresos. Las ventas se situaron en 1.050 millones de dólares en el trimestre finalizado el 31 de octubre, según Zoom, tras aumentar un 54% en el trimestre anterior y un 360% un año antes.

"La comunidad de analistas tiene una opinión mixta sobre el destino de Zoom después de la pandemia", comenta sobre sus inciertas perspectivas de futuro Victoria Scholar, analista de Interactive Investor.

Por su parte, Peloton registró una pérdida neta de 376 millones de dólares sobre unos ingresos de 805,2 millones en el primer trimestre del año fiscal del 2022 que finalizó el 30 de septiembre de 2021. La pérdida neta fue significativamente peor que la del anterior ejercicio, y de ahí a su penalización.

“Peloton aún puede seguir sufriendo turbulencias: fue una acción inflada en exceso y ahora está viviendo las consecuencias”, concretan desde JPMorgan.

Quién gana y quién pierde en la bolsa española 

Dos traders observan la marcha de la cotización del Ibex 35 en la Bolsa de Madrid

Reuters

En el mercado español también se han visto tendencias similares en cuanto a beneficiados en 2021 y perjudicados. De los valores con más alzas en la bolsa sobresale eDreams, que tras atravesar una auténtica travesía en el desierto por las restricciones a los viajes, ha conseguido rebotar un 123% durante el conjunto del 2021

Laboratorios Rovi también es otro de los nombres destacados en el mercado continuo. La compañía ha conseguido sacar ventaja del impulso del sector sanitario con una revalorización del 90%. De hecho, es encargada de fabricar hasta 1.400 millones de vacunas al año de Moderna. A ello hay que sumarle Banco Sabadell, con alzas del 57% por el renacimiento del sector bancario de forma generalizada. 

En el lado contrario se encuentran compañías como Siemens Gamesa, con descensos del 35%, Pharmamar, con caídas del 35% por las disputas de la comercialización de Aplidin como terapia para combatir al COVID-19; o Grifols, que no ha terminado de arrancar como muestran la caída del precio de sus acciones en un 28%.

Pero es hora de seguir mirando al futuro.

Según este entorno, Turazzini espera un año de “consolidación en las bolsas globales”, que deberán cohabitar, por un lado, con la retirada de estímulos de los principales bancos centrales, “la amenaza de estanflación y las medidas de expansión fiscal más grandes de toda la historia”. 

“Con este escenario es fácil deducir que los mercados vivirán sesiones de volatilidad y un proceso de rotación hacia el ciclo, saliendo de compañías de crecimiento que se ven beneficiadas de los estímulos monetarios y los bajos tipos de interés, hacia las compañías cíclicas, más favorecidas por la inflación”, finaliza Turazzini.

Otros artículos interesantes:

El precio del bitcoin romperá su techo en 2022 e incluso podría superar la barrera de los 100.000 dólares, según anticipan los expertos españoles

6 gráficos que explican cómo han evolucionado los mercados en 2021 y qué podría pasar en los próximos meses, según los expertos

Los expertos españoles señalan las 'altcoins' que tienen en su radar para 2022, con un ojo puesto en el metaverso

Te recomendamos

Y además