La invasión de Rusia a Ucrania podría dar lugar a un reajuste del comercio mundial: estos serían los ganadores y los perdedores

Contenedores almacenados en barcos en Los Ángeles (EEUU): transporte, logística, comercio

Mike Blake/Reuters

Muertos, heridos, desplazados internos y refugiados: la invasión de Rusia en Ucrania, que ya dura más de 3 meses, ha impactado sobre millones de vidas en el país, pero los tentáculos de sus efectos llegan prácticamente a todo el mundo de una u otra forma.

El panorama general es de más inflación, menor crecimiento y un aumento de la pobreza y la desigualdad tras 100 días de una guerra que no ha dejado a ninguna nación indemne, informa El País, que lo cataloga de "tsunami económico".

En un informe publicado a finales de abril, el Banco Mundial ya advertía de que el conflicto ha desembocado en "la mayor crisis de productos básicos" experimentada desde la década de 1970 y hablaba de un "alto costo humano y económico".

Entre las consecuencias presentes o posibles mencionaba estanflación, subida de precios, crisis de productos básicos, retraso en la transición a energías limpias e impacto en el comercio y consumo, con costes elevados en materias como el petróleo, trigo (del que ambos países son importantes productores), cebada, soja, aceites y pollo, así como fertilizantes, metales y minerales.

Ha supuesto una "gran conmoción" en los mercados de productos básicos, "alterando los patrones mundiales de comercio, producción y consumo", afirma en el documento.

La semana pasada subió el nivel de la alerta: la recesión mundial parece inevitable, sugirió su presidente, David Malpass.

Ganadores y perdedores por el "reajuste" del comercio mundial

Además, la pandemia por COVID-19 y la guerra rusa como suma de fuerzas "podrían conducir a un reajuste duradero del comercio mundial. La economía mundial se regionaliza más: cadenas de suministro más cortas con socios fiables", analiza Peter Martin, director de investigación de Wood Mackenzie (grupo global de consultoría e investigación en materias primas), en CNBC.

A eso se suman factores como los efectos que desencadenan las sanciones occidentales a Rusia, y el bloqueo del estratégico Mar Negro por parte de esta, que ha dejado atascadas millones de toneladas de trigo procedentes de Ucrania

Así, el comercio mundial podría reorganizarse en 2 o más bloques distintos: el de los aliados (EEUU y la Unión Europea, posiblemente con Reino Unido y Japón) enfrentados a Rusia, y otro "bloque de naciones como China e India que mantienen intercambios comerciales" con ambos.

Estos últimos países podrían recibir más energía y recursos de Rusia, pero tampoco ignoran que las grandes economías del bloque occidental "representan una proporción significativa de su demanda de exportaciones", explica Martin.

Asimismo, surgirían rutas comerciales alternativas para intentar sortear los obstáculos derivados de la invasión y los movimientos de sus actores principales, con una logística que podría ser más compleja y costosa y que dejaría a beneficiados y perjudicados, apunta.

Rusia podría recaudar 750 millones de euros al día de petróleo y gas este año, más de lo que ingresó el anterior, a pesar de las sanciones y los boicots

"Las exportaciones se desviarán, lo que requerirá encontrar nuevos mercados para los bienes y servicios, y establecer una logística para acomodar los nuevos flujos comerciales", comparte al medio estadounidense.

Por un lado, "Rusia será probablemente el mayor perdedor, ya que, aunque pueda pivotar algunos vínculos comerciales, quedará excluida de una gran parte de la economía mundial", señala el experto, sobre un bando en el que China —cuyos férreos confinamientos por el coronavirus han supuesto una amenaza para el flujo del comercio mundial— podría sumarse.

"Lo que esperamos ver en los próximos tiempos es claramente una menor dependencia de las grandes rutas comerciales este-oeste entre China y Europa, así como entre China y EEUU. Esos son los tramos en los que normalmente hay megabuques que hacen entre 2 y 5 escalas en China", prevé Christian Roeloffs, fundador y director general de Container xChange (empresa de reservas de contenedores), en declaraciones publicadas por CNBC.

El medio también recoge que un posible cambio de rutas podría impulsar a países del sudeste asiático, como Vietnam y Camboya (centros de fabricación emergentes de donde salen los cargadores directamente hacia el oeste de EEUU), pero perjudicar a otros como Singapur, que sería obviado en beneficio de estos.

Algunas economías de América y de África podrían igualmente salir beneficiadas de los cambios en el comercio mundial por la invasión de Rusia a Ucrania, mientras que otros países están apostando por "producir más cerca de casa para limitar los retrasos en las entregas debido a los cierres de plantas, la reducción de la oferta de mano de obra y otros factores", explica a CNBC Jason McMann, jefe de análisis de riesgos geopolíticos de Morning Consult.

Otros artículos interesantes:

El Banco Mundial alerta: la recesión mundial parece inevitable por la escalada de los precios de los alimentos y la energía

¿Qué intereses tiene Rusia en Ucrania? Claves geopolíticas, estratégicas, económicas, sociales e históricas de la invasión

Rusia podría recaudar 750 millones de euros al día de petróleo y gas este año, más de lo que ingresó el anterior, a pesar de las sanciones y los boicots

Te recomendamos