"La nueva normalidad será mejor que la anterior": qué se ha ganado y qué se ha perdido con el atípico Mobile World Congress de este año

4YFN, el evento de startups del MWC, en Barcelona.
4YFN, el evento de startups del MWC, en Barcelona.

REUTERS/Albert Gea

  • Las grandes tecnológicas no sufren en el nuevo modelo de evento híbrido, ya que tienen audiencias garantizadas y controlan mejor sus mensajes en producciones virtuales.
  • Las startups del ecosistema del MWC entienden que un modelo que combina presencialidad y virtualidad les permite aprovechar los canales para llegar más lejos.
  • Pero la reducción de asistentes y expositores también se traduce en un impacto negativo para el networking que generaba el Mobile, así como un impacto menor en la economía local.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Llegó el último día del Mobile World Congress de Barcelona. Ha sido el primer gran evento de la industria tecnológica en los últimos dos años, y no por esperadas, sus imágenes han resultado menos extrañas: frente a los abarrotados pabellones de la Fira de Barcelona de otros años, los pasillos aparecían esta vez casi vacíos.

Las previsiones de la GSMA, entidad organizadora del MWC, era que acudieran a la cita entre 30.000 y 35.000 asistentes. Se trata de un número bien lejano del hito que se alcanzó precisamente en la última edición que se celebró: 109.000 personas acudieron al congreso en 2019. En 2020 se tuvo que cancelar a causa del estallido de la pandemia.

La caída de asistentes físicos se ha tratado de compensar con la apuesta por un modelo híbrido. Algunos especialistas ya avanzan que la edición del Mobile de este año en realidad ha sido una suerte de transición hacia un nuevo tipo de evento. El congreso se seguirá celebrando en Barcelona al menos hasta 2024, en virtud de los acuerdos rubricados. Pero es probable que la cita de la industria pase de ser un evento netamente físico a un evento físico y virtual.

Este MWC descafeinado marcará un precedente: los eventos digitales han llegado para quedarse, pero no reemplazarán por completo a los encuentros físicos

Con estas circunstancias, cabe preguntarse quién gana con este nuevo tipo de Mobile World Congress, quién al menos no ha perdido demasiado o quién directamente ha perdido mucho de lo que conseguía en las ediciones de años anteriores.

Eventos más pequeños y nuevas sedes

El hecho de que el Mobile World Congress de este año se haya celebrado con una serie de restricciones y cautelas ha ocasionado que el evento haya quedado "deslucido", según considera el concejal del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Óscar Ramírez. También abre la puerta a que otros eventos tecnológicos virtuales puedan captar más atención en los próximos meses.

E incluso a que otras ciudades que compiten con Barcelona por ser la sede de este tipo de eventos cobren más protagonismo.

Lo explica Ángel Barbero, profesor de EAE Business School, que destaca a Business Insider España que los más beneficiados a corto plazo por la situación serán, probablemente, los eventos y reuniones que se celebren a final de año. El experto cree que para estas fechas se podrá disponer de una mayor libertad de movimiento, por lo que muchas compañías necesitarán acelerar su estrategia de marketing. 

Además, cree que se derivará en eventos más especializados apoyados en modelos virtuales que competirán con mayores opciones de las que tenían antes. 

A pesar de que el profesor de EAE Business School apuesta porque el Mobile se mantenga en Barcelona en los próximos años "sin dudas por parte de la GSMA", afirma que se abrirá un período en el que distintas ciudades pujarán por eventos del sector que "no solo no descenderán, sino que crecerán". 

El propio evento

Entrada al Mobile World Congress 2021 en Barcelona.
Entrada al Mobile World Congress 2021 en Barcelona.

REUTERS/Nacho Doce

Este ascenso, además, irá acompañado de una hibridación con lo virtual, explica, por lo que la propuesta de valor de las nuevas convocatorias o sedes potenciales debe afrontar esta transformación para diferenciarse y superar el concepto tradicional que representaba el MWC.

Por su parte, Eduardo Correa, profesor de OBS Business School, cree que el Mobile seguirá siendo el principal referente de la industria, a pesar de que la afluencia durante esta edición sea menor. El experto explica que no se puede dejar de lado la gran oportunidad que supone esta cita como escaparate para las marcas y que, sin ser el único evento disponible, "es clave dentro del sector". 

Además, señala que, a diferencia de otros como el turismo, la tecnología no se ha parado durante la crisis sanitaria, sino que ha mantenido su progresión, por lo que "necesita urgentemente" escenarios en los que poder exhibir y promocionar sus propuestas al mercado.

El propio Mobile podría beneficiarse de esta edición transitoria, considera Esteve Almirall, profesor de la ESADE. "Un modelo híbrido [como el de este año] exige que los contenidos tengan más protagonismo y los expositores menos". 

El re:invent de AWS se hace todos los años en Las Vegas y este 2021 ha sido solo digital. "Es el camino a seguir. Allí tienen un evento de cerca de 125.000 participantes, más talleres y workshops que solo están en presencial, todo retransmitido en streaming y después disponible on-demand". 

"El MWC tiene, además, una ventaja adicional: puede convertirse en un foro de discusión del mundo digital y el modelo híbrido le puede proporcionar un nivel de visibilidad nunca soñado hasta el momento", apostilla.

Grandes tecnológicas y startups

Sorprendentemente, tanto las gigantes tecnológicas de siempre —que en muchos casos no han acudido al Mobile y han optado por celebrar eventos digitales propios, aunque con guiños al congreso— como las pymes y startups que sí han acudido a la Fira de Barcelona han encontrado razones para abrazar el optimismo.

Esteve Almirall, por ejemplo, destaca cómo la fórmula de los eventos virtuales propios ya es "escogida desde hace tiempo por las grandes tecnológicas como Google, Microsoft o Apple". "Ganan que su mensaje no se diluya. Si estás en un evento como el MWC, sobrepasar el ruido del evento es muy difícil, hay que gritar mucho para que te oigan. En un evento propio, tu mensaje es el único mensaje".

"Sin embargo, se pierde la capacidad de networking, de negociación y la capacidad de llegar a todo el sector; es decir, no solo a tus clientes sino a los que no son aún tus clientes. Los eventos digitales (más bien los híbridos), para los ecosistemas propios están para quedarse, pero no van a sustituir a las conferencias tradicionales", matiza.

Marc Bara, profesor en la OBS Business School, acudió este martes al evento 4 Years From Now (4YFN, la plataforma de startups del Mobile). "La sensación es que ha ido muy bien. Nos podíamos volver a ver cara a cara y se palpaba el optimismo en los elevator pitch de las startups".

Bara cree que muchas de las startups tecnológicas que han participado estos días en el MWC creen que la opción de usar plataformas virtuales les ayudaba "a que su discurso llegue a más gente". "Todas con las que hablé consideraban que también había que estar físicamente", eso sí. "El modelo híbrido, a nivel startup, se ha entendido como nuevas fórmulas de llegar a más gente".

Aunque la mentalidad de una startup suele ser optimista, recuerda Bara, sí reconoce que muchas de estas nuevas compañías creen que "la nueva normalidad será incluso mejor que la anterior".

Se pierden oportunidades e impacto económico

Pruebas de antígenos a la entrada del Mobile World Congress de Barcelona
REUTERS/Albert Gea

Lo que sí está claro es que, más allá de ventajas, la industria tecnológica ha perdido algo. "Todo el ecosistema alrededor de un evento como el MWC que era físico y se vuelve híbrido se verá claramente impactado", recuerda José Antonio Cano, director de Análisis y Consultoría de IDC Research España.

"Esto no va de ganadores o perdedores", matiza, "aunque es cierto que sobre todo las empresas tecnológicas con mayor peso en el mercado son a priori las que no van a ver impactada su presencia en un modelo híbrido".

"Claramente se pierde la esencia de la feria de tecnología, así como la posibilidad de contacto con el usuario final y estructurar una propuesta de valor adicional a la del propio evento, como ha ocurrido con 4YFN en el MWC. Por el contrario, se controlan mucho mejor los costes y se puede acceder a una gran cantidad de contenido, teniendo una presencia significativa", destaca.

También es la propia economía local de Barcelona la que se ve afligida por este modelo híbrido y este Mobile tan atípico. Cadenas hoteleras no dan datos de ocupación a instancias de este medio, y el sector de la restauración no ha tenido que reforzar sus plantillas para los días del congreso, como ha sucedido otros años. 

Marc Bara, profesor de la OBS, no invita a engaños, aunque sí plantea el escenario de optimismo que se esboza ahora. "Será poco interesante desde el punto de vista económico, honestamente, pero ha generado optimismo en la recuperación, en la marca Barcelona, en la marca España. Eso para mí, para muchos, son buenas noticias y más de dónde venimos, que el año pasado fue un desastre".

Otros artículos interesantes:

El 40% del tráfico de internet no es humano, sino que está generado por "máquinas que hablan entre sí", asegura el presidente de Telefónica en la apertura del MWC

El Mobile World Congress arranca con una ocupación hotelera del 45%

La GSMA muestra los detalles de cómo será el transcurso del Mobile World Congress más extraño de la historia