"La interoperabilidad es el reto más grande": así es la carrera en Europa para lanzar las futuras 'carteras digitales' a ciudadanos y empresas

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea.
Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea.

REUTERS/Johanna Geron

Cada vez que una persona se quiere registrar en un servicio o en una plataforma, se ve obligada a crearse una nueva identidad, con una credencial o contraseña propia, y debe responder a la necesidad de generar y entregar sus datos a un nuevo postor.

Europa quiere cambiar las tornas. Por eso, desde hace años, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, viene esbozando un futuro en el que los ciudadanos y las empresas europeas podrán contar con novísimos sistemas de identificación digital, conocidos como billeteras o carteras digitales, que les permitirán hacer trámites en todos los países miembro de la Unión.

La idea se deslizó por primera vez en un Debate sobre el Estado de la Unión en 2020, aunque no fue hasta junio del año pasado cuando la propia Von der Leyen lo aterrizó un poco más. Financial Times adelantaba entonces el propósito que perseguiría Bruselas: una tecnología que permitiera a los ciudadanos depositar los datos para poder identificarse ante administraciones y organismos.

La premisa, en realidad, es sencilla. Lo sofisticado viene en toda la tecnología que se requiere para garantizar la seguridad en algo tan crítico y esencial como viene siendo la identidad de un ciudadano. Imagina poder tener, en un único lugar, tu carnet de conducir, tu DNI, e incluso tus títulos y diplomas para poder agilizar tus trámites en línea en todo el continente.

Así será la 'cartera' digital para identificarse que tendrá Europa en 2022, según una startup española que ha impulsado esta tecnología

De esta manera es posible imaginar un futuro en el que los usuarios no se tienen que suscribir a servicios como Spotify, Netflix, Apple o Google: serían las grandes tecnológicas las que se deberían suscribir a la identidad de sus clientes.

Para responder a ese anhelo, hay varias tecnologías disputándose una intensa carrera que lleva al Viejo Continente a ser uno de los que más están profundizando en este concepto de la identidad digital. Una de esas tecnologías se basa en blockchain y recibe el nombre de identidad digital soberana, aunque sus siglas en inglés son SSI.

Irene Hernández es la CEO y fundadora de Gataca, una startup española de origen estadounidense: ella estudió en el MIT y la compañía es el resultado de un spin off que inició sobre sus investigaciones y estudios. La firma es una de las pioneras en el desarrollo y la investigación del SSI, lleva años trabajando en su propia cartera digital y, ahora, preparando pilotos para la Unión Europea.

En una entrevista con Business Insider España Hernández explica cómo está siendo esa intensa carrera tecnológica que desde hace unos meses se vive en Bruselas.

La carrera tecnológica

La búsqueda de la cartera tecnológica con la que Bruselas quiere que ciudadanos y empresas puedan identificarse ante todos los países miembros de la Unión Europea hunde sus raíces en un reglamento de 2014. Se trata del reglamento eIDAS, siglas en inglés de sistema europeo de reconocimiento de identidades electrónicas.

Tras una consulta pública que elevó la Comisión entre julio y octubre de 2020, llegó la propuesta. El Parlamento Europeo encomendó hacerse cargo de la misma a la Comisión de Industria, Investigación y Energía (ITRE, por sus siglas en inglés), siendo su ponente en la Cámara una socialdemócrata croata llamada Romana Jerkovi?.

Lo que plantea esa propuesta de la Comisión es precisamente revisar el reglamento eIDAS para introducir una obligatoriedad a los países de la Unión Europea: los Estados tendrán que garantizar y proveer de estas carteras digitales a ciudadanos y empresas. Ciudadanos y empresas podrán hacer uso de las mismas de forma opcional, pero los países deberán asegurarse de ofrecerlas.

Un experto de la Guardia Civil pide reflexionar ante las amenazas de los metaversos: "Surgirán cosas en contra de la ciudadanía, se llamen ya delitos o no"

"Sería obligatorio para los países miembros emitir carteras digitales, aunque sería opcional usarla para los ciudadanos", enfatiza la propia Hernández, CEO de Gataca. "Esto generó bastante revuelo porque es un cambio importante en la infraestructura digital que se debería acometer en un tiempo récord".

Aunque Ursula von der Leyen, en junio de 2021, sugirió que estos sistemas podrían estar en marcha tan pronto como este año ?e incluso España rubricó un convenio de colaboración con Alemania para poner en marcha pilotos al respecto, de los que no se ha vuelto a saber?, los tiempos en Bruselas son más complejos.

En febrero de este año se publicó un primer documento en el que se explicaban "las especificaciones de alto nivel sobre cómo debía ser esa cartera de identidad digital". Ese marco de trabajo que se conoció en febrero no introdujo términos como blockchain ni SSI, abriendo la puerta a que cualquier tecnología análoga pudiese servir.

Sin embargo, como la propia Gataca explica en su blog, "aunque el documento no se refiere explícitamente al concepto de identidad soberana, subraya conceptos y su objetivo en general coincide con la visión y la misión del SSI, enfatizando la privacidad, el control del usuario de sus propios datos y la facilidad de uso".

Las primeras licitaciones

Parte del equipo de Gataca, la startup española que desarrolla billeteras con identidades soberanas.

Con estos mimbres, toda Europa mira al horizonte tecnológico de los sistemas de identificación digital. Por ello, la Comisión también ha puesto en marcha las licitaciones. Una, de 37 millones de euros, está buscando proyectos y pilotos que experimenten con las aplicaciones y casos de uso de estas futuras billeteras digitales.

De hecho, la propia Gataca participa de uno de los consorcios que están trabajando en el desarrollo de esos pilotos: el consorcio, llamado Digital Credentials for Europe, aspira a hacer exámenes con el uso de toda esta tecnología ?con los estándares que se consensúen? en ámbitos como el de la Seguridad Social o el de la educación.

Pero, para que estos pilotos puedan darse, habrá que esperar a que Europa tenga por lo menos el prototipo de billetera o cartera digital, que también se está licitando. Hernández incide en que, con esa contratación, se busca el desarrollo de una "cartera de referencia" para que los países la puedan usar en esos pilotos.

Lo que desde Bruselas no se quiere es que "todos los esfuerzos de los países se centren en desarrollar una billetera digital para hacer luego sus propios pilotos. La Comisión ofrecerá esa wallet para hacer los pilotos, pero no se prevé que sea la Comisión la que mantenga esa misma wallet para su posterior uso ciudadano".

"Cada país decidirá si construye su cartera con referencia a la que propondrá Bruselas y que será open source". Después de que se practiquen los pilotos y las pruebas necesarias, y de que se corrobore la reforma del reglamento eIDAS, será cada Estado el que se encargue de desarrollar su propia cartera para ofrecérsela a los ciudadanos.

Las licitaciones para los pilotos terminan en agosto, mientras que los plazos para ofrecerse a desarrollar ese prototipo de cartera digital se agotaron hace unas pocas semanas. En octubre se publicará el marco de trabajo definitivo sobre cómo tendrán que ser las carteras digitales nacionales y, en el primer trimestre de 2024, entrará en funcionamiento el prototipo de cartera de la Comisión.

En otras palabras: el Ejecutivo comunitario espera que el adjudicatario de la licitación desarrolle este sistema tecnológico en poco más de un año. "Son unos plazos ambiciosos. Nosotros llevamos 3 años desarrollando nuestra wallet y todavía queda", reconoce Irene Hernández.

Los grandes desafíos

"El reglamento eIDAS, como marco regulatorio, no puede ser prescriptivo de una sola tecnología", reconoce Irene Hernández. La reforma de la norma no puede plantear que se adopte la tecnología de identidad soberana (SSI) basada en blockchain

Pero eso no es óbice para que también a nivel comunitario exista una iniciativa que suma a todos los países de la Unión, a Noruega y a Liechtenstein para compartir experiencias transfronterizas sobre el desarrollo y despliegue de servicios basados en el blockchain. Se llama EBSI, European Blockchain Services Infrastructure, y lleva en marcha desde 2018.

La EBSI aboga por esa tecnología SSI, sobre la que Gataca también apunta que uno de sus mayores desafíos será garantizar la interoperabilidad entre Estados. Que la cartera de un ciudadano italiano sirva para identificarse también ante organismos comunitarios, alemanes o portugueses.

"Desde mi punto de vista, la interoperabilidad es el reto más grande. Montar un sistema de identidad digital nacional es complicado, sobre todo con los plazos de años de los que estamos hablando. En esos sistemas tienen que primar 2 cosas: la seguridad y la usabilidad. En cuanto falla 1 de las 2, el sistema deja de tener validez", destaca la CEO de Gataca.

Lo ejemplifica con el DNI electrónico. Es seguro "pero menos usable", ya que se necesita un hardware que casi nadie tiene, con lo que la usabilidad es reducida. "Pero si lo haces usable y el sistema tiene una sola vulnerabilidad, se deja de confiar en el sistema". "Ese", insiste, "es el primer reto a nivel nacional". El segundo es garantizar esa interoperabilidad transfronteriza.

La gente no tiene que entender el metaverso, "tiene que usarlo": el responsable de web3 en Telefónica Tech explica cómo se desbloqueará su adopción masiva

"Cuando intentas crear esto a escala europea, te das cuenta de que cada país tiene regulaciones distintas. Están los marcos europeos, sí, pero cada Estado tiene sus particularidades. En Alemania, por ejemplo, no se puede tener un identificador único de por vida. Hay que poner en congruencia diferentes normativas locales", expone.

Hernández señala que el concepto de cartera viene precisamente de la tecnología SSI, un desarrollo que además será crucial ante el probable auge de los metaversos: "Sin duda hemos visto ya muchísimo movimiento con el tema. Ya definíamos que el mundo Web3 sería uno de nuestros mercados objetivo".

Precisamente, "fuera del ámbito regulatorio", ese mundo Web3 sería pionero en adoptar el SSI a gran escala. No solo para el metaverso: "Todo el mundo DeFi o de NFT están empezando a reclamar soluciones de capas de identidad". La Web3 requerirá métodos para identificar a los usuarios "pero con todas las garantías de privacidad", que es uno de los principios de la identidad soberana.

Con la búsqueda que hace Europa de las identidades digitales de sus ciudadanos, el Viejo Continente está convirtiéndose en una de las regiones más avanzadas del mundo en la adopción de soluciones tecnológicas.

"Es la más avanzada con creces, pero no es la única", destaca Hernández. "En Canadá hay algunas provincias, incluida Ontario, donde ya se han hecho pilotos y casos de uso un tanto diferentes, y ya han existido conversaciones entre Canadá y Europa". También en Latinoamérica, indica, aunque estos avances son propiciados por una entidad privada, el Banco Interamericano de Desarrollo.

Otros artículos interesantes:

Estos son los fraudes más habituales en la blockchain de Ethereum según 2 investigadores que han estudiado más de 800 millones de sus transacciones

Los 7 libros para entender la Web3, el 'blockchain', el metaverso y otras variantes del futuro de internet

Spotify planea añadir NFT y blockchain a sus servicios para así aumentar las ganancias de los artistas

Te recomendamos