Geles inyectables, la forma de administrar medicinas en el futuro que podrían evitar los pinchazos semanales

Científico trabajando en el laboratorio

Reuters

  • Los investigadores de Stanford están desarrollando geles medicinales que podrían inyectarse en el cuerpo para liberar fármacos durante un periodo de meses.
  • Esta manera de administración podría sustituir la necesidad de inyecciones diarias o semanales en algunos pacientes que requieren medicación frecuente por esta vía. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los investigadores de Stanford están desarrollando geles medicinales que podrían inyectarse en el cuerpo para liberar fármacos durante un periodo de meses.

Así lo ha comunicado la propia universidad tras publicar un artículo en Nature Communications en el que detallan los primeros resultados exitosos de su investigación. 

El objetivo es fabricar un gel que se inyecte en el paciente y pueda ir liberando el fármaco en el paciente  en un periodo de meses y evitar así los pinchazos semanales o diarios que algunas personas requieren por su enfermedad. 

El principal problema a sortear para llegar a este tipo de geles es la temperatura. 

"Podemos fabricar geles con las propiedades adecuadas de liberación lenta a temperatura ambiente, pero una vez que los inyectamos, el calor del cuerpo los disuelve rápidamente y libera los medicamentos con demasiada rapidez", explica Eric Appel, profesor adjunto de ciencia e ingeniería de materiales.

Un nuevo estudio sugiere que el coronavirus podría llegar a afectar a la fertilidad masculina: esto es lo que se sabe

El equipo ha dado con la fórmula para evitar que esto ocurra y los primeros ensayos han dado resultados positivos. Al exponer al gel creado a la temperatura del cuerpo, no se derritió como los demás. 

Después de este éxito, Appel señala que habrá que trabajar más para que los geles inyectables de liberación prolongada sean seguros para el uso humano. Su laboratorio ya está intentando fabricar estos geles termodinámicamente neutros con componentes totalmente biocompatibles.

Si tienen éxito, un gel de liberación prolongada podría resultar valioso para suministrar tratamientos contra la malaria o el VIH en zonas con pocos recursos donde es difícil administrar los remedios de corta duración actualmente disponibles.

Otros artículos interesantes:

Los anticuerpos monoclonales, la gran promesa contra el COVID-19, fracasan contra las variantes

Las farmacéuticas están actualizando sus vacunas contra el COVID-19, ya que las mutaciones amenazan los esfuerzos para frenar la pandemia

La Universidad de Oxford habría ocultado a más de 1.000 voluntarios la razón por la que recibieron la mitad de una de las dosis de la vacuna contra el COVID-19