La gente está gastando cientos de dólares en "álbumes de cuarentena", pagando a fotógrafos para que les retraten a través de las ventanas de sus casas

Dexter.
Dexter.
Caroline White Photography

Caroline White Photography

  • La fotógrafa Caroline White, residente en Los Ángeles, ha pasado los últimos 10 años viajando para fotografiar a sus clientes.
  • Una vez comenzó la pandemia y California se confinó, su negocio empezó a complicarse.
  • Entonces se le ocurrió la creativa idea de hacer fotos con la temática de la pandemia, retratando a sus clientes a través de las ventanas.
  • Ahora, la contratan en Los Ángeles todas aquellas personas que desean documentar su encierro.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Caroline White es una fotógrafa cuya marca personal ha estado muy solicitada durante más de una década, viajando por todo el mundo para retratar a una larga lista de clientes. Hace poco, sin embargo, comenzó a sentir la necesidad de un cambio, un hambre de más autenticidad y profundidad.

Poco sabía ella que una pandemia global la ayudaría a darle la vuelta a su trabajo.

White dice que no ha estado en el mismo lugar durante tanto tiempo en años, pero que la crisis ha sido positiva para ella. Partiendo del bloqueo productivo que empezó a sufrir, ha impulsado su negocio para vender cuadros y hacer "sesiones de cuarentena" de personas a través de sus ventanas. En las últimas semanas, White ha sido contratada para realizar aproximadamente media docena de estos retratos, y su precio es de entre 400 y 1.000 dólares por sesión (entre 350 y 950 euros).

"Honestamente, este pequeño proyecto ha sido mi salvación, dándome un sentido de creatividad, conexión, propósito y responsabilidad muy necesaria", contó a Insider.

Desde un hombre que quería fotos para su prometida, que se encuentra en el extranjero hasta un DJ que realizaba una sesión en Instagram en directo, aquí tienes los últimos trabajos de White.

Leer más: Estas fotos muestran los conmovedores mensajes de apoyo de varios ciudadanos durante el confinamiento

La fotógrafa Caroline White afirma que la mayoría de sus clientes han sido oradores, autores y entrenadores, y que su trabajo ha sido tradicionalmente "muy positivo, brillante y comercial".

Nick.
Nick.
Caroline White Photography

Caroline White Photography

 

La autora describe sus fotografías como "retratos, pero un poco alejados y más sobre la persona dentro de un espacio concreto. Es mostrar algo del estilo de vida de alguien, de su personalidad".

An Echo Park resident.
An Echo Park resident.
Caroline White Photography

Caroline White Photography

 

Explica que normalmente se sumerge en la vida personal y profesional de una persona antes de retratarla.

Actress and filmmaker Kandis Fay and daughter, Atwater Village.
Actress and filmmaker Kandis Fay and daughter, Atwater Village.
Caroline White Photography

Caroline White Photography

 

"De alguna manera extraemos en qué consiste la marca visual en función de su estilo personal, su gusto, sus clientes, su industria", explica.

Actor and carpenter George Whyne Cranford, Echo Park.
Actor and carpenter George Whyne Cranford, Echo Park.
Caroline White Photography

Caroline White Photography

 

La exactriz es una fotógrafa autodidacta, atraída por el legado de su tía abuela, la famosa fotoperiodista Margaret Bourke-White.

Jeremy.
Jeremy.
Caroline White Photography

Caroline White Photography

 

White estima que el 80% de su negocio dependía de que viajara o bien de que viajaran los clientes para encontrarse con ella. Una vez que la pandemia empezó y California se confinó, su negocio empezó a sufrir dificultades.

Fi.
Fi.
Caroline White Photography

Caroline White Photography

 

Cuando se dio cuenta de que no podría pagar el alquiler, entró en pánico: "Cuando entro en pánico como muchas patatas fritas, mucho chocolate, me asusto y luego me pongo a trabajar".

Danielle.
Danielle.
Caroline White Photography

Caroline White Photography

 

White comenzó a vender algunas de sus imágenes online, aunque al principio donó todas las ganancias al banco de alimentos de Los Ángeles.

Dexter.
Dexter.
Caroline White Photography

Caroline White Photography

 

"Comencé a enloquecer por el dinero y pensé, 'sabes, estoy mucho mejor que la mayoría de la gente'". "Y una buena manera de recordármelo es hacer algo para devolver lo que se me da".

An Echo Park resident.
An Echo Park resident.
Caroline White Photography

Caroline White Photography

 

El éxito de su tienda online inspiró otra idea: retratar a la gente a través de las ventanas.

Robert.
Robert.
Caroline White Photography

Caroline White Photography

 

"Me encantaba fotografiar a mis clientes a través de preciosas ventanas de hoteles y cafés. Siempre pensé que ese estilo era un poco soñador y voyeur".

Pre-pandemic photos of clients White took through glass.
Pre-pandemic photos of clients White took through glass.
Caroline White Photography

Caroline White Photography

 

Entonces decidió empezar a fotografiar gente a través de las ventanas, lo cual es difícil debido a los reflejos, y comenzó un "álbum de cuarentena" retratando a amigos y vecinos.

Dexter.
Dexter.
Caroline White Photography

Caroline White Photography

 

"Noté que surgía un estilo y un estado de ánimo totalmente diferente de mi trabajo anterior, tan alegre y colorido".

Nick.
Nick.
Caroline White Photography

Caroline White Photography

 

Cuando la contratan para una sesión de cuarentena, pide a los clientes que le hagan un recorrido virtual por su casa para averiguar dónde fotografiarlos, si mover los muebles y a qué hora del día será mejor.

Actor and carpenter George Whyne Cranford, Echo Park.
Actor and carpenter George Whyne Cranford, Echo Park.
Caroline White Photography

Caroline White Photography

 

"Me resulta fácil hacer lo mismo una y otra vez [a través del vidrio], así que intento encontrar aquello que es único en cada ventana, en cada persona".

Fi and Jane.
Fi and Jane.
Caroline White Photography

Caroline White Photography

 

Por lo general, pide a los clientes que preparen un atuendo claro y uno oscuro, y que sea sencillo ya que "es difícil enfocar algo concreto a través de una ventana".

Writer and filmmaker Kate Marshall and writer and director A.D.Freese, Atwater village
Writer and filmmaker Kate Marshall and writer and director A.D.Freese, Atwater village
Caroline White Photography

Caroline White Photography

 

Después, aparece con todo su equipo y grita instrucciones o las facilita por teléfono.

Nick.
Nick.
Caroline White Photography

Caroline White Photography

 

Explica que dar indicaciones por teléfono es surrealista. "Mirar a alguien cara a cara pero escuchar su voz con retraso, un poco fuera de sintonía con la realidad, es un poco extraño. Pero también lo es todo en este momento".

An Echo Park resident.
An Echo Park resident.
Caroline White Photography

Caroline White Photography

 

"Todos, instintivamente, me preguntan si quiero agua, vino o usar el baño, lo cual es muy agradable de escuchar, pero por supuesto debo rechazar estas invitaciones".

Dexter.
Dexter.
Caroline White Photography

Caroline White Photography

 

Sin embargo, añade que las fotos a través de la ventana también la han ayudado a conectar mejor con los sujetos: siempre que estén completamente encerrados, dice que se acerca físicamente a sus clientes más que antes.

Ruby.
Ruby.
Caroline White Photography

Caroline White Photography

 

"He sido muy perfeccionista durante mucho tiempo, y esta es realmente la excusa perfecta para tirar la perfección por la ventana", bromeó.

Actress and filmmaker Kandis Fay and daughter, Atwater Village.
Actress and filmmaker Kandis Fay and daughter, Atwater Village.
Caroline White Photography

Caroline White Photography

 

LEER TAMBIÉN: 20 impresionantes fotografías tomadas en el preciso momento

LEER TAMBIÉN: 13 poderosos retratos de mujeres realizados a lo largo de los últimos 120 años

LEER TAMBIÉN: Amazon rebaja a precio de Black Friday esta tarjeta microSD, ideal para sacar fotografías o grabar vídeos a 4K

VER AHORA: Las claves del fenómeno Spotify en la otra gran guerra del streaming y por qué su futuro va mucho más allá de la música