Pasar al contenido principal

Los gestores de fondos agudizan el pesimismo y dibujan el peor escenario desde la crisis financiera del 2008

La gran apuesta
Paramount Pictures
  • La última encuesta a gestores de fondos realizada por Bank of America Merrill Lynch describe que la confianza de los inversores está en el nivel más bajista desde la crisis financiera del 2008. 
  • Los inversores esperaban una subida de tipos de interés por parte de la Reserva Federal y esa posibilidad se ha desvanecido pasando del 90% de posibilidades hasta un 10%.
  • La liquidez en las carteras se ha disparado desde el 4,6% hasta su mayor nivel desde la crisis de deuda en Estados Unidos en 2011 (5,6%), a la vez que se mantiene la fuga de la renta variable.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La alerta roja parece que en los mercados se enciende con mayor rotundidad que nunca. Eso es lo que se describe de la última encuesta a gestores de fondos realizada por Bank of America Merrill Lynch sobre la confianza de los inversores que revela el nivel más bajista desde la crisis financiera del 2008

Este pesimismo, según la entidad bancaria norteamericana, llega de la mano de las preocupaciones sobre la guerra comercial y la recesión en Estados Unidos, la impotencia de la política monetaria, y los precios especialmente bajos. Todo esto hace que recaiga una importante atención sobre los bancos centrales y las medidas que puedan aplicar durante los próximos meses.

En este sentido, el indicador Bull & Bear, que mide el nivel de optimismo o pesimismo que hay en las bolsas en la actualidad, desciende en el último mes 2,3 puntos, avanzando lentamente hacia la señal de "compra" contraria de los 2,0 puntos.

En cuestión de ocho meses se ha revertido por completo la situación. Los inversores esperaban una subida de tipos de interés por parte de la Reserva Federal y esa posibilidad se ha desvanecido pasando del 90% de posibilidades hasta un 10%, lo que supone el nivel más bajo de la última década

Este gran sondeo pone blanco sobre negro además que las previsiones sobre el crecimiento a nivel mundial han sufrido el mayor desplome desde noviembre de 1994. Según Bank of America Merrill Lynch, se trata de unas cifras históricas que describen que hemos tocado ya con el fin del ciclo de la economía.

De ahí a que se entienda que el nivel de liquidez de los gestores se ha disparado en las carteras hasta niveles que no se veían desde al año 2011. El temor está entrando de lleno en las estrategias de los expertos que cada vez toman posiciones más defensivas ante la posibilidad de que se produzca una severa recesión.

Leer más: Todos confían aún en este indicador que mide la relación entre beneficio y precio de una acción, pero ahora un estudio de un gran banco de inversión muestra que no sirve de nada

Mayores posiciones de liquidez

El mayor nivel de liquidez desde el 2011 en los mercados
Bank of America

Por tanto, la liquidez en las carteras se ha disparado desde el 4,6% hasta su mayor nivel desde la crisis de deuda en Estados Unidos en 2011 (5,6%), a la vez que se mantiene la fuga de la renta variable.

Cabe recordar, que la regla del efectivo de este sondeo funciona de la siguiente manera: cuando el saldo de efectivo medio supera el 4,5%, se genera una señal de compra contraria para las acciones. Cuando el saldo de cash cae por debajo del 3,5%, se genera una señal de venta contraria.

De esta manera, los inversores están optando por sobreponderar los activos que mejor se comportan cuando caen los tipos de interés y se reducen los beneficios empresariales, e infraponderando los que tienen una correlación positiva con la inflación: La asignación a renta variable global ha caído un 32% desde la última encuesta

Las carteras han rotado desde las posiciones más arriesgadas, como la renta variable, Europa, los bancos y el sector tecnológico, hasta acciones más defensivas, como deuda, efectivo, utilities y materias primas. El inmobiliario también ha visto un incremento sustancial como un mecanismo de protección. 
 

Y además