Pasar al contenido principal

La empresa estadounidense de carsharing Getaround acaba de comprar la europea Drivy para crear un unicornio valorado en 1.000 millones de dólares

Drivy-Getaround
Paulin Dementhon, fundador y CEO de Drivy y el fundador y CEO de Getaround, Sam Zaid. Getaround
  • La compañía estadounidense de carsharing Getaround compra a su competidor europeo Drivy en una operación valorada en 300 millones de dólares (cerca de 270 millones de euros). 
  • El resultado es un unicornio valorado en 1.000 millones de dólares que suma 5 millones de usuarios y cuenta con una flota de 62.000 vehículos. 
  • Con esta operación la compañía estadounidense, sin presencia hasta la fecha en el mercado europeo, expande su negocio hasta Francia, Alemania, España, Austria, Bélgica y Reino Unido.

El sector de la movilidad atrae todas las miradas. La compañía estadounidense de carsharing Getaround ha cerrado la adquisición de su competidor europeo Drivy en una operación valorada en 300 millones de dólares (cerca de 270 millones de euros). 

Con esta operación la compañía estadounidense, sin presencia hasta la fecha en el mercado europeo, expande su negocio hasta Francia, Alemania, España, Austria, Bélgica y Reino Unido, países en los que opera Drivy y se hace con la cartera de 2,5 millones de usuarios de la empresa parisina. 

El resultado es un gigante del carsharing valorado en 1.000 millones de dólares que aglutina 5 millones de usuarios, 62.000 vehículos compartidos, presente en más de 300 ciudades y que emplea a más de 400 trabajadores. 

Aún así, el fundador y consejero delegado de Drivy, Paulin Dementhon, mantendrá sus funciones ejecutivas como CEO de Europa y liderará el equipo ejecutivo de Drivy, después de haberse incorporado al consejo de Getaround. Si bien la marca Drivy será sustituida por la de Getaround próximamente, la fusión mantendrá tanto el equipo directivo como los trabajadores de la compañía europea. 

Detrás de la compañía estadounidense de carhsaring se encuentran inversores como la multinacional japonesa Toyota o el grupo Softbank, que también participa en otras compañías de movilidad como Uber o Grab. De hecho, la operación se ha cerrado pocos meses después de la entrada de Softbank en el accionariado de Getaround.

Leer más: Lyft, el mayor competidor mundial de Uber, va a salir a Bolsa: así se comparan las cifras de los dos gigantes del sector

Drivy veía la luz en 2010, en París, de la mano de Paulin Dementhon como un servicio para alquiler de  coches cercanos que es posible abrir utilizando el smartphone. Los vehículos que componen la flota de la compañía europea son tanto de propietarios privados como de flotas profesionales en un modelo de negocio que permite a los propietarios reducir la carga financiera de los vehículos.  

Con una aproximación muy parecida, Getaround basa su modelo de negocio el alquiler al instante coches compartidos por los ciudadanos de cada urbe y, de hecho, es la tecnología que permite abrir el coche con el smartphone el punto en común que apuntala la apuesta de ambas empresas.

Y además