Getir despide de manera masiva en España y cierra 20 supermercados fantasma sin previo aviso

La entrada de un 'supermercado fantasma' de Getir.
La entrada de un 'supermercado fantasma' de Getir.
REUTERS/Piroschka van de Wouw

Los despidos masivos vuelven a sacudir el sector del reparto ultrarrápido. Primero fue Gorillas, y ahora le toca el turno a Getir.

Según ha podido saber en exclusiva Business Insider España, la compañía turca ha despedido de manera fulminante a decenas de trabajadores en los últimos 2 meses en nuestro país. En las oficinas, el recorte habría afectado alrededor del 20% de la plantilla —unas 50 personas aproximadamente— según las estimaciones de los propios afectados.

Getir se enfrenta ahora a una demanda presentada por los empleados que consideran que su despido es nulo y aseguran que la empresa ha llevado a cabo un despido colectivo encubierto. La compañía de reparto lleva varias semanas cerrando supermercados fantasma de manera sigilosa y sin previo aviso.

Un portavoz de Getir España no ha respondido a la solicitud de comentarios por parte de Business Insider España para la elaboración de este reportaje.

El mensaje que la compañía ha enviado a su plantilla es que dichos supermercados han entrado en una fase de "hibernación", y que prevén reabrir esas tiendas a la vuelta del verano a pesar de que no han realizado ninguna comunicación pública al respecto ni aportado más detalles.

De un día para otro, cientos de clientes de la empresa se han encontrado con que Getir ya no está operativa en sus zonas. La compañía en redes sociales se limita una y otra vez a responder que algunas de esas zonas están "inoperativas temporalmente".

'Muchas empresas van a evaporarse': los titanes tecnológicos de Silicon Valley tienen graves problemas, y van a arrastrar al resto del mercado

Los despidos se han llevado a cabo en 2 tandas, según el testimonio de media docena de afectados con los que ha podido hablar Business Insider España y que han hablado bajo condición de anonimato por miedo a represalias. Por el momento 20 dark stores han tenido que bajar la persiana en toda España, 10 de ellas en Madrid, de un total de 40 que tenían en marzo de este año.

Los trabajadores sospechan que a la vuelta del verano se producirá una nueva ola de despidos que afectará principalmente al personal de los almacenes, ya que actualmente hay muchos riders y pickers, pero apenas hay pedidos.

Es difícil saber la cifra exacta de los afectados por los recortes de plantilla dado que la empresa ha llevado todo en un sepulcral secretismo; los trabajadores se han ido enterando poco a poco de las salidas a través de sus compañeros.

Los empleados de Getir aseguran que el recuento es difícil puesto que muchos teletrabajan, son de diferentes departamentos o están en distintas ciudades. Por su lado, la empresa no ha hecho ninguna comunicación formal al respecto al conjunto de la plantilla.

"Todo el mundo pensaba que iba a ser el siguiente"

Sin previo aviso y de uno en uno, a finales de junio los empleados fueron convocados a reuniones individuales de Zoom y Teams con el departamento de Recursos Humanos en las que se les comunicó su despido disciplinario de manera inmediata.

Otros fueron citados en un espacio de coworking ajeno a las oficinas centrales para recibir la noticia, según comparten los propios empleados con Business Insider España.

Los despidos fueron recibidos con estupefacción y asombro en una empresa donde reinaba la confusión. Según el relato de estos trabajadores, ni siquiera el CEO de Getir en España, Hunab Moreno, les reunió para explicarles este recorte de plantilla y el número total de afectados.

"Todo el mundo miraba el email esperando la invitación a esa reunión de Zoom y pensando ser el siguiente", comenta a Business Insider España uno de los trabajadores. "Se mantuvo todo con mucho secretismo, nadie sabía bien qué estaba pasando".

"Yo siempre había recibido un buen feedback, no entendía nada", apunta otro.

A finales de mayo, la matriz de Getir anunció un recorte del 14% de su plantilla a nivel global debido "al aumento de la inflación y el deterioro de las perspectivas macroeconómicas en todo el mundo". La medida dejaría en la calle a 4.500 empleados de la compañía turca, pero desde Getir España no dieron más detalles acerca de cómo afectaría a la filial en nuestro país los recortes a pesar de las preguntas de Business Insider España.

Las apps de 'delivery' ignoraron los principios básicos del mundo de los negocios para disparar su crecimiento: ahora se enfrentan a miles de despidos, al desplome de sus acciones y a una guerra brutal por su supervivencia

Según ha podido constatar ahora Business Insider España, la empresa prescindió primero de las personas que todavía estaban en su período de prueba, entre 10 y 20 trabajadores aproximadamente. Unas semanas más tarde llegaron los recortes masivos que afectaron a mínimo otras 35 personas, según las estimaciones de los afectados. Aunque la cifra puede ser mayor, apuntan estas fuentes.

"Esto es un ERE encubierto"

Todos los despidos han sido disciplinarios, una fórmula utilizada para finalizar la relación laboral entre una empresa y un trabajador que ha incurrido en un comportamiento grave y culpable. El motivo, según las cartas de despido, ha sido en la mayoría de los casos el bajo rendimiento. Si este despido se considera procedente, la empresa no tiene que pagar indemnización al empleado.

Sin embargo, todos los trabajadores de Getir con los que ha podido hablar Business Insider España aseguran que nunca antes de esa reunión recibieron ningún tipo de apercibimiento o amonestación por parte de sus superiores.

Además, según relatan los afectados, en las propias reuniones con Recursos Humanos se les llegó a afirmar a muchos de ellos que la medida no tenía que ver verdaderamente con su rendimiento profesional, sino que habían optado por esta fórmula para ahorrarse procesos más largos.

La ley obliga a las empresas a llevar a cabo un procedimiento de despido colectivo —antes denominado ERE (Expediente de Regulación de Empleo)— si la extinción de contratos afecta en un periodo de 90 días a más de 30 trabajadores en empresas de más de 300 empleados, como es este caso.

El despido colectivo es un procedimiento utilizado por las empresas para recortar en personal por cuestiones económicas, técnicas, organizativas o de producción, y tiene una serie de requisitos. Uno de ellos es abrir un período de consulta con los representantes de los trabajadores para negociar esos despidos, y otro es poner en conocimiento de la autoridad laboral dicha decisión.

En este caso, nada de esto ha sucedido. Los afectados aseguran que se trata de un despido colectivo encubierto, y un grupo de trabajadores ha demandado a la compañía por esta razón.

 Además, denuncian el oscurantismo con el que la empresa ha gestionado todo el proceso.

Tras los despidos disciplinarios llevados a cabo por Getir, la compañía ofreció a los afectados una "indemnización extraordinaria". Algo que, según el abogado laboralista Enrique Lorenzo, es un procedimiento muy extraño. "Es un indicio de un despido improcedente encubierto", asegura Lorenzo a Business Insider España. "En un despido disciplinario, la compañía no tiene la obligación de pagar ninguna indemnización".

"Que la empresa haya optado por este método puede ser una manera de ahorrarse dinero. Siempre hay gente que le da pereza reclamar, o que se quedan satisfechos con este dinero que les dan", señala. "El hecho de optar por despidos disciplinarios se puede deber a que si reconocen la causa económica tienen que echar a esos trabajadores y abrir un ERE. Es posible que no les interese incluso de cara a la competencia", añade el experto laboralista.

"Todo ese tipo de procesos colectivos conlleva protestas, una negociación con los representantes de los trabajadores y les tienes que dar mucha información acerca de la compañía", apunta Lorenzo.  "De esta manera la empresa va dividendo y evita que haya un proceso colectivo de negociación", concluye.

Getir contra las cuerdas en España

Tras la noticia de la matriz del recorte de financiación por parte de los inversores en un contexto en el que los fondos de capital riesgo están huyendo de las empresas poco rentables, como las de este sector, Getir España pasa por un momento muy delicado.

Las ofertas y promociones que han caracterizado a este negocio, en el que ofrecían a veces hasta los 5 primeros envíos gratis o descuentos de 15 euros, han empezado a diluirse y como consecuencia, los clientes también han empezado a caer, cuentan los trabajadores de la empresa.

Los empleados aseguran que aunque la situación de Getir era mucho mejor que rivales como Gorillas y GoPuff, los pedidos llevan varios meses en descenso y solo se disparan cuando salta algún descuento.

Qué va a pasar con la economía en el segundo semestre: las ganas de vivir un verano histórico impulsan el crecimiento, pero se avecina un invierno complicado

En los almacenes, con un número de empleados altísimo para el nivel de pedidos que la empresa registra, se ven situaciones en donde hasta 20 personas esperan dentro sin apenas trabajo.

"Podemos estar entre una hora, y una hora y media sin hacer pedidos. Solo salen cuando lanzan campañas de promociones de envíos gratis o cuando regalan cosas", cuenta un repartidor de la empresa a Business Insider España.

Por las noches, un momento del día donde hay mayor demanda, sí que entran pedidos. "Se trabaja tanto que no puedes ni tomarte un vaso de agua", comparte el mismo rider.

Sin embargo, durante esas horas es cuanto menos personal hay en la tienda trabajando. "Antes había 6 o 7 personas. Ahora hay veces que solo hay un trabajador para toda la tienda. Esto es porque no quieren pagar el plus de nocturnidad", critica este empleado.

El sector de los envíos ultrarrápidos pende de un hilo en España

Los propios trabajadores de la compañía turca aseguran que la situación de Getir en España es crítica, y peligra su continuidad en nuestro país. 

Por el momento, su principal rival, Gorillas que también pasa por un momento similar, saldrá de España en breve tras 12 meses en los que la empresa ha estado sumida en un ambiente de trabajo tóxico e inmersos en un negocio en el que difícilmente salen las cuentas, tal y como han revelado anteriormente los propios empleados a Business Insider España.

Las empresas de reparto ultrarrápido aterrizaron en España hace exactamente un año, con millones de euros para expandirse a toda costa y contratos laborales para sus repartidores. En solo 12 meses, se ha visto el auge y caída del sector.

De las fusiones y absorciones que caracterizaron todo el 2021, se ha pasado en unos pocos meses a la salida de mercados, los despidos masivos o directamente la desaparición de muchas de estas empresas. 

Ahogadas por la situación macroeconómica global, en la que la inflación disparada, la subida de los tipos de interés del BCE y la Reserva Federal, y los fondos de capital huyendo en manada de estos modelos de negocio, la supervivencia del sector está en jaque.

¿Trabajas en alguna empresa del sector como Gorillas, Getir, GoPuff, Glovo o Uber? ¿Quieres compartir algo? Puedes ponerte en contacto con el periodista Lucas García Alcalde a través del correo electrónico seguro (lucas.garcia.alcalde(at)protonmail.com). Utiliza una cuenta de email no laboral.

Otros artículos interesantes:

El sector de los envíos ultrarrápidos acaba de recortar más de 1.700 puestos de trabajo en una semana: los inversores se preparan para un baño de sangre en Europa

Getir, Gorillas y GoPuff crecen a velocidad de vértigo y no paran de quemar dinero: ¿existe una burbuja en el sector de los envíos ultrarrápidos?

Las compañías de reparto ultrarrápido son cada vez más lentas: por qué ha desaparecido silenciosamente la promesa de entregarte la compra en menos de 10 minutos

Te recomendamos