El CEO de Getir está convencido de que va a ganar la guerra de los envíos ultrarrápidos, incluso aunque algunos competidores abandonen o vendan: "Sabemos lo que hacemos"

El CEO de Getir, Nazim Salur, afirma que su compañía sabe cómo rentabilizar la entrega rápida en el largo plazo.
El CEO de Getir, Nazim Salur, afirma que su compañía sabe cómo rentabilizar la entrega rápida en el largo plazo.
Getir

Un año después de lanzar en Turquía la startup de entregas ultrarápidas Getir, su cofundador y CEO Nazim Salur, voló a Silicon Valley para recaudar más fondos para la empresa. Era el año 2016.

Sin embargo, los fondos de capital riesgo se mostraron reticentes a la visión central de Getir: tener sus propios almacenes y tener en plantilla a sus riders para entregar los productos en 10 minutos. 

En ese momento, algunos pioneros de la entrega de comida a domicilio como Uber Eats o DoorDash, uno de los gigantes del delivery en EEUU, ya recaudaban millones en financiación con un modelo completamente opuesto con repartidores autónomos. 

"Eso nunca sobrevivirá", le dijeron.

Así que Salur volvió a Turquía con las manos vacías, convencido en demostrar a los inversores que estaban equivocados.

Un repartidor de Getir con el morado coporativo de la empresa.

Getir es ya un gigante de un sector que tan solo tiene un año

Después de aprender las complejidades de dirigir un negocio de entrega en 10 minutos, Salur ha ampliado Getir a 9 países, entre ellos España y Estados Unidos.

El modelo de entrega directa al consumidor, rechazado por los primeros inversores, ha sido replicado ahora por docenas de startups de todo el mundo. 

A principios de 2020, la empresa turca obtuvo por fin el reconocimiento por su modelo pionero ultrarrápido fuera de su mercado nacional. Recibió 38 millones de dólares por parte de los inversores, liderados por el capitalista de riesgo Michael Moritz, socio de Sequoia Capital.

Sequoia es ahora uno de los principales promotores de Getir, que ha levantado 1.200 millones de dólares hasta la fecha en diferentes rondas de financiación. La empresa está valorada en más de 7.700 millones de dólares (alrededor de 6.300 millones de euros). 

Getir también se ha sumado a la lista de empresas ultrarrápidas que se están lanzando o expandiendo en EEUU, como Gopuff, Gorillas, Buyk, Jokr y Fridge No More. Actualmente, está presente en Boston, Nueva York y Chicago desde diciembre.

Aunque estas startups ultrarrápidas no tienen todo el viento a su favor en EEUU, especialmente en la ciudad de Nueva York. 

Una de las primeras compañías del sector que opera en Manhattan, 1520, cerró en diciembre justo cuando Getir entraba en la ciudad. 

Así convirtió Niklas Östberg, CEO y cofundador de Delivery Hero, una startup en un compañía cotizada de más de 16.000 millones a la que ahora se sumará Glovo

Además, The Information informó de que Jokr, que ha recaudado 170 millones de dólares hasta la fecha, estaba estudiando una venta a sus rivales, mientras que Gopuff está reestructurando su negocio en EEUU y recortando puestos de trabajo antes de una posible salida a bolsa.

Salur asegura que no le preocupa haber entrado en el abarrotado mercado estadounidense más tarde que otros. 

Algo similar a los frenéticos movimientos de EEUU ha sucedido en España. Los gigantes del sector desembarcaron en verano, y lo hacían adquiriendo a los rivales más pequeños que ya estaban.

Gorillas arrancaba en verano con una apuesta ambiciosa y presencia en Madrid, Barcelona y en las principales ciudades de la costa mediterránea. Tras unos meses operando ha tenido que replegarse y solo opera ahora en 4 ciudades (Madrid, Barcelona, Valencia y Alicante). 

Dija una de las primeras en desembarcar en nuestro país fue comprada por GoPuff en agosto del año pasado, y la propia Getir hacía lo propio al entrar en España y adquiría su competidor Blok, una empresa española del sector que apenas tenía unos meses de vida.

Getir adopta un enfoque diferente al de sus rivales en la selección de productos

A lo largo de los años, Getir ha aprendido lo que funciona y lo que no funciona para que las entregas en 10 minutos tenga éxito en ciudades con una densidad población muy alta y en los suburbios, explica Salur. 

"Están intentando triunfar en Nueva York y, al mismo tiempo, aprender el negocio. Nosotros, en cambio, sabemos lo que hacemos", señala Salur a Business Insider, en alusión a sus competidores.

"Sabemos cómo dirigirlo, cómo suministrar nuestros productos, cómo construir las campañas, qué funciona, qué no, cómo abrir las tiendas, cómo dirigir un turno, cómo usar la IA, cómo planificar todo".

Por ejemplo, mientras algunas compañías especializadas en los envíos ultrarrápidos ofrecen hasta 3.000 o 4.000 artículos, Getir se ciñe a vender unos 2.000 de los artículos más vendidos.  

Si se tienen demasiados artículos, se producen desperdicios y, en última instancia, se perjudican los márgenes, dice Salur. 

Lo mismo ocurre con la apuesta por utilizar repartidores asalariados en vez de repartidores autónomos. Salur asegura que la empresa aprovechó los datos y la tecnología para cerciorarse de tener el personal adecuado durante los periodos de mayor y menor actividad comercial.

Un tuit de Getir en el que anuncia una promoción.

Envíos gratuitos, descuentos y una guerra de precios

La competencia del sector es tan feroz que las compañías de entregas ultrarrápidas que operan en EEUU ofrecen cupones promocionales de entre 20 y 25 dólares de descuento en cada pedido para los primeros clientes.

En España, la estrategia es similar aunque en los últimos meses esas promociones se han enfriado. 

Getir ofrece hasta 10 euros de descuento en pedidos superiores a 12 euros, y el servicio apenas cuesta 1,79. Hace unos meses los descuentos eran de 15 euros para los nuevos usuarios, y los primeros pedidos gratuitos.

"Únicamente soy yo, ¿queréis que siga?": el camino de Oscar Pierre, cofundador de Glovo, para convertir una idea en una empresa de 2.300 millones

Salur compara las prácticas de descuento con un avión que quema mucho combustible, o dinero de capital riesgo, en el despegue.  

Y los jugadores no son rentables hasta que alcanzan la velocidad de crucero, donde "se quema la cantidad adecuada de combustible", comenta. "Nosotros sabemos cómo alcanzar esa velocidad de crucero", añadió.

Algunas ciudades establecidas en Turquía, donde Getir se lanzó en 2015, son rentables, comenta Salur. En el mercado del Reino Unido, de tan solo un año de antigüedad, Getir se dirige hacia la rentabilidad, añade.

"En Estados Unidos, no seremos rentables durante algún tiempo", comenta Salur. "Esto es normal. Un bebé de dos meses no camina, ni canta, ni corre".

Otros artículos interesantes:

Viaje a las entrañas de Gorillas: así funciona un supermercado fantasma que te permite tener la compra en casa en 10 minutos

Glovo seguirá siendo Glovo durante los próximos 4 años pese a la absorción de Delivery Hero: Pierre y Michaud se mantienen al frente de la compañía

De la batalla perdida contra Glovo a las ciudades sin pedidos durante semanas: los extrabajadores de Deliveroo retratan las auténticas razones de la salida de la compañía de España

Te recomendamos