Pasar al contenido principal

La 'gig economy' llega a las empresas: así va a cambiar tu forma de trabajar

Un joven en un espacio de coworking.
Un joven en un espacio de coworking. Photo by al ghazali on Unsplash
  • La gig economy, que se traduciría como algo así como la economía de los pequeños encargos, se convertirá en la tendencia principal en las oficinas en los próximos cinco años y la vida del empleado sufrirá un "cambio fundamental", apunta uno CEO que trabaja con el 30% de las empresas de la lista Fortune 100.
  • Catalant lleva un servicio de búsquedas que conecta compañías con profesionales bajo demanda, basado en sus habilidades, intereses, experiencia y puntuaciones previas en la plataforma.
  • Los co-CEOs Patrick Petitti y Rob Biederman, aseguran que el modelo permite a la gente escoger el trabajo que hacen en lugar de estar atados a un único puesto, y se convertirá en una tendencia para los trabajadores de oficina en una década. 

La gig economy se popularizará en la oficina los próximos cinco años y la vida de los empleados vivirá un cambio sustancial, esta es la conclusión que un CEO que trabaja con el 30% de las empresas de la Fortune 100 aseguró Business Insider EE.UU

La forma en que las compañías contratan actualmente a los trabajadores para trabajar en sus oficinas está obsoleta y es, incluso, "demencial" a la luz de las nuevas tecnologías. Los profesionales cualificados del futuro trabajarán siendo contratados más para proyectos, señala Patrick Petitti, co-CEO de Catalant Technologies.

Catalant dirige un servicio de búsquedas que conecta compañías con profesionales bajo demanda para proyectos específicos. Los usuarios se registran a través de la página web o acceden al servicio a través de varias empresas de consultoría con las que Catalant trabaja. Su perfil se expone a los directivos de la compañía que contratan para proyectos y, al final del trabajo el empleado recibe una nota. 

Los emparejamientos se realizan mediante un algoritmo de machine learning basado en las habilidades, los intereses, la experiencia y el niel de calificación que han obtenido de contratos anteriores. La plataforma permite a los profesionales seleccionar trabajos cuando lo deseen, escogiendo sus horas, la duración de los proyectos que realizan, la empresa para la que trabajan y la cantidad de trabajos o proyectos que realizan al año. 

Catalant es una de las pocas compañías que compiten en este espacio, lo que representa la expansión de la gig economy a la oficina. Petitti cree que la tecnología desplazará cada vez más a las personas de los empleos tradicionales que están vinculados a una empresa. 

Petitti y su co-CEO, Rob Biederman argumentan que la gente está empezando a ver sus carreras de manera diferente, más como una serie de experiencias en la vida en lugar de servir a una sola organización. Dicen que esta forma de trabajar genera más compromiso.

"La forma en que las personas han trabajado tradicionalmente es honestamente deprimente... El hecho de tener que hacer lo que diga una empresa, cuando te diga que tienes que hacerlo y donde hacerlo simplemente no está bien. Vivimos en un mundo de tecnología donde las personas deberían poder trabajar en las cosas que les importan y deberían tener más control sobre cómo viven", dijo Petitti. 

Leer más: Negocios desde casa para mamás y papás freelance

"Cuando le das a alguien una misión en un proyecto que tiene un comienzo, un punto medio y un fin con un objetivo, es mucho más emocionante que simplemente ser un gerente de marketing. Muchos empleos tienen ese aspecto inercial que no es tan satisfactorio para el trabajador", asegura Biederman.

A pesar de los aparentes beneficios, el trabajo bajo la gig economy también despierta preocupaciones sobre la seguridad laboral, relacionados con el pago y los derechos de los trabajadores. El trabajo como freelance puede tener beneficios pero también puede no encajar con todo el mundo, puede ser más precario sin vacaciones pagadas y no garantiza que haya más trabajo cuando un proyecto se termina. 

Frank Field, un legislador británico, señala: "con la ley tal como está, los trabajadores en cualquier sector de la economía son vulnerables a la explotación por parte de los empleadores sin escrúpulos, llevando al peor escenario posible del falso empleo por cuenta propia". El legislador pidió cambios en la ley para poder proteger adecuadamente a los trabajadores a medida que crece la gig economy. 

Pero el cambio probablemente ocurra a pesar de estas preocupaciones. La Asociación Estadounidense de Autónomos publicó un informe el año pasado que señalaba que los trabajadores por cuenta propia representan ahora el 36%de la fuerza laboral en Estados Unidos. Y se espera que superen en número a los trabajadores tradicionales en 2027, lo que demuestra que el cambio a la gig economy es mucho mayor que Catalant Technologies.

Los dos CEOs, formados en Hardvard, apuntan que su modelo no debería impulsar el pago o los derechos a la baja y que la gente quiere, mayoritariamente, trabajar de esta nueva manera. 

"Las estadísticas del cambio a la economía freelance están en todo el mundo", dice Petitti. 
 

Te puede interesar