Glovo anticipa unas pérdidas operativas de 330 millones este año bajo el control de la alemana Delivery Hero

Riders de Glovo esperan para realizar sus pedidos.
Riders de Glovo esperan para realizar sus pedidos.
REUTERS/Valentyn Ogirenko

Delivery Hero, el gigante alemán del envío de comida a domicilio que el pasado 31 de diciembre se hacía con la española Glovo, ya adelantó hace un mes que alcanzaría la rentabilidad a finales de 2022. 

También adelantó que la española no saldría de los números rojos este año. 

Hoy, durante la presentación de resultados del último trimestre, los germanos revelaban que Glovo cerrará el 2022 con unas pérdidas de 330 millones. 

La española no ha salido de la zona roja a nivel operativo desde su fundación. Sin embargo, en algunos mercados en los que es líder y lleva años consolidada como el caso de España o Italia, aseguran que sí son rentables.

De hecho, esta es una de las cuestiones que tanto Delivery Hero como Glovo han destacado desde que anunciaron la compra de la española: Glovo es líder en 16 de los 25 países en los que opera. 

Esto es importante en un sector en el que los márgenes de beneficio son muy ajustados y aquellas empresas que no tengan una posición dominante de cuota de mercado, ya sea como número 1 o 2, tiene muy difícil seguir en el juego.

En el año 2020 Glovo facturó 360 millones de euros en todo el mundo y tuvo unas pérdidas de 51,4 millones en un momento en el que apostó fuerte por su expansión internacional. Lanzó más de 400 nuevas ciudades y 3 países en todo el mundo.

"Únicamente soy yo, ¿queréis que siga?": el camino de Oscar Pierre, cofundador de Glovo, para convertir una idea en una empresa de 2.300 millones

Apenas un año antes, en 2019, los ingresos fueron de 128 millones y la compañía catalana cerró con 238,5 millones de euros en números rojos. 

Ese mismo 2019, tuvo que abonar a la Seguridad Social hasta 13,8 millones por cotizaciones sociales no abonadas por utilizar repartidores como falsos autónomos. 

Por el camino queda un reguero de millones de euros provenientes de fondos de capital que se han ido sumando a la empresa de reparto desde su fundación. 

En su última ronda de financiación el pasado verano, Glovo levantó 450 millones de euros. En aquella ronda, Delivery Hero, quien ya formaba parte de la española, participó y sumaba casi el 40% del accionariado.

A lo largo de este año la empresa fundada por Óscar Pierre será integrada en Delivery Hero, en una operación que según ha señalado en rueda de prensa esta mañana el propio Niklas Östberg, CEO del gigante alemán, esperan se cierre durante este primer semestre.

Por el momento, los alemanes han confirmado que se han hecho con el 95% del capital social 'no operativo' de la empresa, es decir, excluyendo el equipo ejecutivo liderado por Óscar Pierre y Sacha Michaud que actualmente están dentro de la startup. 

De esta manera, el 5% de las acciones de Glovo se han quedado al margen del acuerdo, aunque todavía no ha trascendido quién ha rechazado la oferta exactamente.

Las acciones de Delivery Hero se han desplomado esta mañana en bolsa tras anunciar los resultados del último trimestre. Esta caída sigue la tendencia de los últimos 6 meses en los que la alemana se ha dejado un 60%. 

Otros artículos interesantes:

Glovo compra WinDelivery, la plataforma extremeña de reparto que ya trabaja con Burger King, Iberia o Goiko

La compra de Glovo ha sido la primera campanada del 2022: qué ocurre con el resto de unicornios españoles y los recién llegados a este selecto club

El 'delivery' se consolida y vislumbra la rentabilidad: retos y desafíos para Glovo, Uber Eats, Just Eat y otros gigantes del reparto a domicilio en el 2022

Te recomendamos