Pasar al contenido principal

Glovo cierra una ronda de financiación de 150 millones de euros liderada por fondos inversores en Spotify, Skype y Papa John's

Un repartidor de Glovo en bicicleta
Un repartidor de Glovo en bicicleta por las calles de Milán, Italia. REUTERS/Stefano Rellandini
  • La lideran fondos inversores en Spotify, Skype y Papa John's.
  • Su objetivo es expandirse hacia la entrega de productos de supermercado.
  • La noticia se conoce al día siguiente de que Glovo anunciara 90 millones de pérdidas en 2018.

La empresa de entregas a domicilio Glovo ha cerrado una ronda de financiación de 169 millones de dólares (150 millones de euros), liderada por el fondo suizo Lakestar (inversor en Spotify y Skype) y Drake Capital (propietario de Papa John's), según ha anunciado la compañía.

También han participado Korelya Capital, Idinvest y otros inversores que ya formaban parte del accionariado de la empresa.

El objetivo de Glovo ahora es expandirse hacia la entrega de productos de supermercado, ha detallado en un comunicado, así como para ampliar su departamento tecnológico contratando 300 nuevos ingenieros.

La noticia se conoce un día después de que la startup anunciara pérdidas de 90,4 millones de euros en 2018, estando también su facturación por debajo de lo esperado, según desveló uno de sus accionistas.

Así como anuncia 10 meses después de que Glovo comunicara su última ampliación de capital, ya que cerró el pasado julio una ronda de 115 millones de euros protagonizada por Rakuten y AmRest, que controla en torno a 1.650 restaurantes en más de 16 países bajo marcas como KFC, La Tagliatella, Pizza Hut, Starbucks y Burger King.

Leer más: El padre del fundador de Glovo revela las claves del éxito de su hijo

Dicha inversión posicionó a la compañía dirigida por Oscar Pierre como una de las empresas españolas que recibió una mayor inversión en 2018.

La empresa también prepara su salida a bolsa, que estaría prevista para entre 2020 y 2021, según Bloomberg. Glovo, con sede en Barcelona, está ya disponible en 25 países y la británica Deliveroo y la estadounidense Uber Eats son su más directa competencia en la carrera por convertirse en gran actor del sector a nivel internacional, aunque el grueso del mercado de la comida a domicilio en España se lo lleva Just Eat.

Y además