Las posibles salidas a bolsa más esperadas por los inversores españoles en 2022: de Ibercaja a las quinielas en el sector de las renovables

Dos traders observan la marcha de la cotización del Ibex 35 en la Bolsa de Madrid

Reuters

  • Las salidas a bolsa en España en 2021 han recuperado el ánimo perdido del año pasado, aunque en los últimos meses se han quedado algo estancadas.
  • Los expertos apuntan cuáles son las principales compañías que podrían dar el salto al parqué español a lo largo del 2022.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Durante el 2020 las salidas a bolsa se estancaron en el parqué español, pero la llegada del 2021 cambió el clima por completo: 3 empresas se han incorporado a BME y otras 14 a BME Growth

La dinámica ha cambiado con la llegada de la recuperación económica, aunque en los últimos meses se han producido más incertidumbres por la evolución volátil del frente pandémico. 

Los expertos creen que esta recuperación en las operaciones de salidas a bolsa se ha visto respaldada por los paquetes de estímulos aprobados por los bancos centrales y las esperanzas de que la economía tardará por volver a niveles anteriores a la pandemia más pronto que tarde. Se va palpando otro ánimo.

Los principales estrenos bursátiles en 2021 en España fueron Línea Directa, la aseguradora de Bankinter, cuyo debut se produjo el pasado 29 de abril. Después se produjo la OPV de Ecoener y, el 1 de julio, hizo lo propio Acciona Energía, convirtiéndose en la mayor operación desde el lanzamiento en los mercados de Cellnex en el año 2015. 

Sin embargo, se han quedado en el tintero algunas compañías que pueden terminar por animarse en 2022. Los analistas ponen el foco en algunas empresas que han dejado sus pretensiones de dar el salto al parqué en stand by y otras que ya están poniendo el próximo ejercicio en el radar.

Es el caso de la filial de energía renovable de Repsol, u otras empresas como Ibercaja o Factorenergía, Capital Energy y Gransolar, que se han quedado por lo pronto en el tintero. Mientras, otras como Opdenergy se prepara para volver a intentar debutar tras haberse apartado en 2021.

“Creo que 2022 puede ser un año muy bueno si la pandemia no hace sus estragos en lo que a salidas a bolsa se refiere”, explica Rafael Ojeda, analista macro de Fortage Funds, a Business Insider España. “Hay una mayor demanda de nuevas empresas y sectores y el espacio de las renovables puede seguir actuando como punta de lanza”, añade. 

A juicio de David Galán, director de Bolsa General Asesores y profesor en el EF Business School, sería un escenario proclive para las compañías el hecho de tomar la decisión de ponerse en precio. 

“Ante la enorme liquidez y apetito por el riesgo, existente en el mercado en el momento actual es interesante”, apunta Galán. “Normalmente, las OPV tienen buen desempeño si hay apetito inversor (…) En cuanto al estreno esa es la clave y en cuanto la evolución futura ya depende más del nivel de valoración al que salen”, añade. 

Ibercaja es ahora la salida a bolsa más esperada en 2022, tras 'caerse' Glovo de la carrera

Si hay una compañía que se situaba como la más esperada para debutar en bolsa este año por parte de los inversores en España era Glovo. La startup española de reparto a domicilio, de hecho, contaba con la asesoría de Morgan Stanley y de Uría Menéndez para comenzar a cotizar en el presente ejercicio dentro del mercado español. 

Sin embargo, el pasado 1 de enero Delivery Hero, accionista de Glovo con el 43,8% y que cotiza en la bolsa alemana, sellaba un acuerdo para hacerse con un 39,4% adicional en una transacción que valora la startup española en 2.300 millones de euros sin incluir deuda y antes de ajustes

Con esta operación los planes de saltar al parqué de Glovo como empresa independiente quedan completamente descartados, por lo que ya no será la salida a bolsa que mayor atención captará en 2022 en España.

Pero la que sí sigue reuniendo la atención por parte de inversores y analistas es Ibercaja.

El banco tiene previsto empezar el próximo año con fuerza para tratar de cotizar en bolsa, a lo que está obligado por ley antes de 2023. La entidad está preparando ya su road show con inversores para la segunda quincena de enero, que sería la antesala a la activación formal del salto al parqué. 

Según informaba recientemente el diario Expansión, Rothschild actúa como asesor independiente de Ibercaja, que también cuenta con Morgan Stanley y JPMorgan como coordinadores globales de la salida a bolsa y con UBS y Bank of America como entidades colocadoras. El objetivo es no apurar al máximo el plazo hasta finales del 2022. 

Si se confirma la horquilla orientativa de precios y, considerando que los últimos datos de Ibercaja muestran unos fondos propios de unos 3.300 millones de euros, la entidad cotizaría con un descuento de entre 0,5 y 0,65 veces su valor en libros. En la gran banca española (Santander, BBVA y CaixaBank) esta ratio oscila entre 0,52 y 0,76 veces, tal y como informaba Business Insider España.

El sector de las renovables sigue siendo una mina para las OPV en España

Además, España tiene el foco de atención a posibles operaciones corporativas en el sector de las energías renovables un sector que recibirá gran cantidad de inversiones los próximos años y que algunas filiales, como por ejemplo de Repsol podrían buscar caminar solas, para mejorar eficiencia y crecimiento. 

“Aquí la de renovables de Acciona podría ser otra opción, mientras que OPDEnergy, Factorenergy, Capital Energy, y Gransolar son dos firmes candidatas a salir a bolsa, junto en 2021”, cuenta a Business Insider España Gisela Turazzini, CEO de BlackBird Bank.

En este sentido, son estrenos que podrían salir bien parados. Sergio Ávila, analista de IG, lo analiza en Business Insider España de la siguiente manera: “El sector de las renovables puede tener un empuje porque se espera que entre mucho dinero en el sector proveniente de las ayudas por parte de la Unión Europea, salir a bolsa es una forma de financiarse para buscar un rápido crecimiento”.

Además, Opdenergy quiere volver a la carga en 2022, pero con unas pretensiones de levantamiento de capital mucho más bajas respecto a la ampliación de capital de 400 millones de euros planteada inicialmente.

Por último, otras como la de Food Service Project, dueña de Vips, o la de RBI España, el mayor franquiciador de Burger King en España, están guardadas en el cajón, pero podrían volver a aflorar a lo largo del próximo ejercicio. 

Otros artículos interesantes:

De distribuir equipos de protección individual contra el covid en el confinamiento a invertir parte de lo ganado en criptomonedas para comprarse una casa

Airbnb cumple un año en bolsa: de un debut fulgurante a la incertidumbre por el impacto de las nuevas variantes y eterna sombra de la regulación

Así mueven su dinero los inversores españoles, según Spectrum Markets

Te recomendamos

Y además