Pasar al contenido principal

Glovo intenta frenar la huelga de repartidores en Barcelona ofreciéndoles bonus de 50 euros

juzgado de madrid sentencia que los repartidores de globo no son falsos autónomos
Europa Press
  • Los riders de Glovo pararon el viernes e 20 a 23 en Barcelona para protestar por el sistema de puntuación de la compañía, que les impide escoger libremente sus horas de trabajo como autónomos.
  • La protesta se suma a la que hicieron los repartidores de Zaragoza, continuaron los de Málaga y preparan los de Madrid.
  • Glovo envió una notificación esa misma tarde a los repartidores ofreciéndoles un bonus de 50 euros si trabajaban durante las horas de la huelga. También pagó el doble por cada pedido realizado.
  • Esta misma semana, un juzgado de Madrid ha emitido una sentencia declarando que los repartidores de Glovo no son falsos autónomos.

Cientos de repartidores de Glovo pararon anoche en Barcelona para protestar por sus condiciones de trabajo y lograron colapsar la app, que durante un tiempo dejó de funcionar en algunas zonas de la ciudad. La reivindicación se inspiró en la que hicieron los repartidores de Zaragoza hace tres semanas: una 'huelga colaborativa' en la que se pusieron de acuerdo para no coger las mismas horas de trabajo. Los de Málaga harán lo propio este domingo y los de Madrid preparan su paro para el próximo 16 de octubre.

En Barcelona, además, se manifestaron a partir de las ocho de la tarde.

Los repartidores de Glovo no son trabajadores de la empresa, sino autónomos dependientes. Aunque en teoría tienen libertad para escoger sus horas de reparto, la app cuenta con un sistema de valoración que les puntúa mejor o peor según las horas que escojan, lo que provoca que la empresa termine influyendo en su horario de trabajo. Esta es una de las principales condiciones que investiga la inspección de trabajo para determinar si los 'riders' tienen relación laboral con Glovo - esto es, si Glovo está cometiendo un fraude al emplear a falsos autónomos. Paralelamente, un juzgado de Madrid ha emitido esta semana una sentencia que declara que no existe tal relación laboral y que, por tanto, no lo son.

Como no son trabajadores, la forma de organizarse para que la app no funcione y el cliente lo note es escoger una franja horaria (de alta demanda) y no apuntarse a repartir pedidos en ella. Es lo que hicieron entre las 20 y las 23 horas de ayer los repartidores de Barcelona.

 

 


¿Cómo reaccionó Glovo a la protesta? Pocas horas antes de empezar, envió una notificación a los repartidores de Barcelona para ofrecerles un bonus de 50 euros por repartir durante esas horas e intentar mitigar el efecto de la protesta.

Huelga Glovo
El bonus de Glovo para que los repartidores no hagan huelga

"Además de los 50 euros, también hubo un pago doble por cada pedido realizado en esta horas", explica un repartidor de Barcelona. "Antes solían poner bonos así, pero ahora ya no. Lo hacen porque muchos compañeros no se apuntaron a esas horas y no tendrán suficientes repartidores. Solo nos enviaron una notificación, es la única forma que tienen de comunicarse con nosotros".

La empresa evita la comunicación directa - por teléfono o en persona - para no dar más razones que indiquen que la relación con sus 'riders' es laboral.
 

Huelga glovo
Glovo pagó el doble anoche a los repartidores que no hicieron huelga Business Insider


"Las tarifas extra pueden ofrecerse en situaciones en las que se prevé una demanda elevada pero todo depende de cada repartidor y si está interesado o no", indican desde el departamento de comunicación de la empresa. En este caso, además de alta demanda de pedidos (por ser la noche del sábado) lo que había era baja oferta de repartidores. Pero la medida de Glovo no consiguió parar la huelga y la app dejó entregar pedidos en varias zonas de la ciudad. "Son los repartidores los que deciden colaborar, cuándo y cómo así que si deciden no hacerlo no podemos hacer nada para evitarlo".

Aun así, a las 23.30 de anoche, poco después de concluir la protesta, la empresa consideraba que "según la información que disponemos [la huelga] sólo la secunda una minoría por lo que no ha afectado a la operativa de la plataforma".

"Protestamos porque nos escuchen"

Los repartidores protestan porque quieren que la empresa mejore sus condiciones: concretamente, que elimine el sistema de puntuación que les impide trabajar las horas que quieren. "Queremos que nos escuchen. Que quiten la maldita puntuación que tanto nos afecta a la hora de poder pillar horas y que nos den verdadera libertad de poder elegirlas", dicen.

En Zaragoza funcionó. Según contó Economía Digital, los repartidores consiguieron aumentar el precio por kilómetro recorrido - de 0,35 a 0,40 euros - así como las bonificaciones de fin de semana.

 

Por el momento, Glovo no ha hablado con los 'riders' que pararon en Barcelona. "Lo cierto es que no hemos tenido contacto con ellos", afirman. "Siempre estamos abiertos al diálogo y así lo hacemos con la mayoría de repartidores, pero esta minoría no se ha puesto en contacto con Glovo".

Te puede interesar

Lo más popular