Pasar al contenido principal

Movimientos en el sector de la comida a domicilio: Glovo, posible objetivo de Uber y Deliveroo, según Bloomberg

Repartidor de comida a domicilio de la empresa Glovo
Gettyimages

A pesar de que estamos en pleno verano, no se ha cerrado por vacaciones en el sector del delivery online, que se ha convertido en las últimas semanas en el epicentro de varios movimientos empresariales que avanzan hacia su consolidación. Hace apenas unos años, el reparto de comida a domicilio contaba con múltiples startups incipientes que competían por darse a conocer entre potenciales clientes, pero, sobre todo, por su supervivencia.

Apoyándose en factores como su propio dinamismo, la respuesta positiva de los consumidores, varias rondas de inversión exitosas, la entrada en este mercado de gigantes como Uber y también en los polémicos métodos laborales y salariales de la gig economy, este sector ha conseguido dar lugar a compañías que cada vez atraen mayor atención de cara a posibles fusiones y adquisiciones.

Leer más: El gráfico que muestra quién gana la batalla de la comida a domicilio en España

Este es el caso de la startup española de reparto de comida a domicilio Glovo, que ha crecido en poco tiempo a pesar de la creciente competencia foránea en el sector y que ya cuenta con presencia en Latinoamérica y África, además de varios de los principales mercados europeos. Glovo es, según publicaba este martes Bloomberg, el objetivo de rivales como Uber y Deliveroo de cara a una futura compra.

El medio económico estadounidense afirma que ambas plataformas habrían mantenido contactos con Glovo, a pesar de que la compañía española no ha manifestado interés en una posible venta. No obstante, fuentes cercanas han asegurado a Bloomberg que la startup española no cierra la puerta a posibles alianzas en mercado concretos, pero no está interesada por el momento en vender y bajar la persiana por completo.

Leer más: 20 startups y empresas españolas que van a revolucionar nuestras vidas

La aplicación de delivery está radicada en Barcelona y ha sido valorada en en 850 millones de euros durante su última ronda de inversión, la segunda en 2 años, con las que ha conseguido levantar un total de 284 millones de euros de capital. Glovo tiene como objetivo cerrar el año con ventas por valor de 800 millones de euros, lo que supone un 350% más que en 2018, según Expansión, que precisa que la startup descarta por el momento salir a bolsa.

Este interés por una posible compra se produce en una fase de consolidación del sector de comida a domicilio, y después de que Just Eat y Takeaway hayan anunciado su fusión para crear la mayor empresa de delivery del mundo, valorado en 10.010,2 millones de euros. Todo ello, un par de meses después de que Amazon realizara una inyección de capital y entrara con una participación minoritaria en el accionariado de Deliveroo, el principal rival de Just Eat.

Sin embargo, no todo son datos positivos en este sector. La propia Glovo presentó recientemente pérdidas de 90,4 millones de euros en 2018 y una facturación de apenas 75,2 millones de euros, además de estar pendiente de procesos judiciales por emplear falsos autónomos como repartidores y de recibir visitas de los inspectores de Trabajo, que han descubierto recientemente más de 8.000 de esos falsos autónomos trabajando para el sector.

Y además