Pasar al contenido principal

Glovo estaría planeando una nueva gran ronda de financiación con la que se convertiría en el segundo unicornio español tras Cabify

Repartidor de comida a domicilio de la empresa Glovo
Gettyimages
  • Glovo podría convertirse en la segunda startup unicornio española con una nueva gran ronda de inversión.
  • Según publica La Información, la compañía prepara una nueva ronda con la que alcanzará una valoración de 1.000 millones.
  • Sería una nueva ronda después de la que celebró en abril de este año o en julio del año 2018.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La valoración de Glovo podría alcanzar los 1.000 millones de euros tras una nueva megarronda de inversión que la startup española estaría preparando para los próximos meses, según una información que ha avanzado el periodista Jesús Martínez para La Información.

En su exclusiva, La Información plantea que la startup barcelonesa —que ya está presente en cientos de ciudades para una veintena de países— busca concretar en esta nueva ronda una inyección de capital para disparar así su valoración.

Glovo ya inyectó 150 millones de euros en una ronda de inversión en la que fueron protagonistas la firma tecnológica de capital riesgo, Lakestar; y el grupo Drake, el operador propietario de la franquicia de pizzerías Papa John's. Entonces la compañía alcanzó una valoración de hasta 600 millones de euros.

A mediados de 2018 la compañía ya celebró otra ronda en la que inyectó 115 millones y alcanzó una valoración de hasta 250 millones, con la entrada en su capital de firmas como Amrest, que opera la cadena de restaurantes italianos La Tagliattela.

La Información aduce que esta nueva ronda de inversión supone un desafío añadido para Glovo: el de convencer y poner de acuerdo a un accionariado en el que se encuentran varios socios industriales, fondos de capital riesgo y Delivery Hero, que ya recortó su presencia en abril y es, a la postre, uno de los rivales de Glovo, con quien ha mantenido relaciones tirantes.

De colmar sus objetivos, Glovo elevaría su valoración hasta los 1.000 millones de euros, por lo que se consideraría la segunda startup unicornio española. La segunda después de Cabify, que adquirió este estatus a principios de 2018, cuando en una ronda consiguió valorarse en 1.400 millones de dólares —unos 1.200 millones de euros—.

Para llevar esta ronda a buenos términos, Glovo estaría ya conversando con sus inversores.

Glovo ha vivido otra ronda recientemente. Pero no una de inversión, sino una de inspecciones de Trabajo. Los inspectores comenzaron el pasado mes de septiembre una campaña contra las contrataciones fraudulentas o irregulares con visitas a Glovo, Amazon o Deliveroo según adelantaba el diario El Español.

En España, Glovo mantiene varios frentes judiciales abiertos. Una reciente sentencia de los juzgados de Barcelona reconocía la relación de falso autónomo entre la compañía y uno de sus repartidores, al que reconocía como asalariado. Condenaba a la compañía a pagarle una indemnización de 3.000 euros y a readmitirlo en la empresa.

No obstante, el pasado mes de octubre el Tribunal Superior de Justicia de Madrid avaló el modelo de la compañía al rechazar que los repartidores fuesen falsos autónomos.

Y además