El Gobierno aprueba un real decreto para impulsar la subasta de renovables y atraer 90.000 millones de euros de inversión

La ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera.
La ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera.
La Moncloa
  • El Consejo de Ministros aprobó ayer un real decreto ley de medidas urgentes para que las subastas de renovables se realicen este año
  • El texto concede permisos de acceso y conexión a las redes eléctricas a proyectos reales y firmes y excluye a los que pretendan revender los derechos sin construir plantas renovables o que no tengan capacidad para hacerlo.
  • Según la estimaciones del Gobierno, este estímulo podría atraer inversiones superiores a 90.000 millones de euros que generarían entre 107.000 y 135.000 empleos netos hasta 2030.
  • Además, el texto elimina el límite de inversión anual/PIB en redes, que las principales empresas del sector llevan semanas reclamando. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.
  • El Consejo de Ministros aprobó ayer un real decreto ley de medidas urgentes para que las subastas de renovables se realicen este año. La propuesta del Ministerio de Transición Ecológica eliminará las barreras a la puesta en marcha de fuentes renovables y evitará la especulación. Lo hará concediendo permisos de acceso y conexión a las redes eléctricas a aquellos proyectos que sean reales y firmes y quedan fuera de juego, por tanto, aquellos que pretendan revender los derechos sin construir plantas renovables o que no tengan capacidad para hacerlo. 

    Según la estimaciones del Gobierno, este estímulo podría atraer inversiones superiores a 90.000 millones de euros que generarían entre 107.000 y 135.000 empleos netos hasta 2030. Esta medida pretende favorecer la reactivación económica y encauzar la transición energética hacia las renovables. 

    Este real decreto también incluye otras medidas como la regulación del almacenamiento de energía y crea la figura del agregador independiente. Además, elimina el límite de inversión anual/PIB en redes, que las principales empresas del sector llevan semanas reclamando. También permite hacer uso del superávit de tarifa (950 millones de euros) para cubrir los déficits de tarifa que se esperan para este año, amplía el Fondo de Eficiencia Energética hasta 2030 y declaran de utilidad pública los puntos de recarga ultrarrápida de vehículos eléctricos. 

    Leer más: Un informe marca el camino para cambiar el curso del cambio climático: 3 años y 3 billones de inversión para reducir drásticamente las emisiones, crear 9 millones de empleos y aumentar el PIB mundial

    La principal medida es la creación de un sistema de subastas que facilite la financiación de proyectos de energía limpia. Las subastas ofrecerán un precio reconocido para la energía que generen a largo plazo esos proyectos y permitirán que los consumidores vean reflejada en su factura de la luz el abaratamientos de los costes de las renovables. 

    El texto regula unas subastas que estaban paralizadas a la espera de un cambio regulatorio que el sector reclama desde hace tiempo. La norma deberá ser ratificada en el Congreso en el plazo de un mes.

    LEER TAMBIÉN: La era del cobre podría llegar tras el coronavirus de la mano la transición energética y la digitalización, aunque elevará las tensiones geopolíticas

    LEER TAMBIÉN: La posible cara oscura de poner en marcha estímulos económicos para acelerar la transición energética

    LEER TAMBIÉN: Las renovables marcan un récord en España, aunque se dejan megavatios subastados por el camino, mientras el Gobierno lanza otro borrador en busca de una transición energética más ambiciosa

    VER AHORA: Las claves del fenómeno Spotify en la otra gran guerra del streaming y por qué su futuro va mucho más allá de la música