El gobierno belga pide a ciudadanos que aumenten su consumo de patatas debido al excedente provocado por el cierre de restaurantes

Cono de patatas fritas de una friterie en Bruselas, Bélgica.
Cono de patatas fritas de una friterie en Bruselas, Bélgica.

FRANCOIS LENOIR/ Reuters

  • Debido a la pandemia de coronavirus, las exportaciones de patatas desde Bélgica se han frenado.
  • La mayoría de bares y restaurantes han cerrado sus puertas, por lo que sus pedidos también se han cancelado.
  • Bélgica presenta ahora un excedente de este tubérculo y pretende que los ciudadanos aumenten su consumo a 2 veces por semana.
  • Además, los agricultores donarán 25 toneladas de patatas semanalmente a bancos de alimentos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Cintillo especial Coronavirus

Las patatas fritas son un símbolo tan emblemático de Bélgica como Los Pitufos o el chocolate, pero el consumo de este tubérculo se ha visto amenazado por el coronavirus.

La crisis sanitaria ha frenado de golpe las exportaciones y, debido a las restricciones, se han cancelado también los pedidos destinados a la hostelería. Esto deja a los productores belgas con un excedente de 750.000 toneladas de patatas sin destino y a punto de ser desechadas.

Es por esto que Belgapom (la asociación belga de la industria del comercio y procesamiento de la patata) ha hecho un llamamiento a los ciudadanos para que aumenten su consumo semanal de patatas: 2 veces por semana.

Romain Cools, secretario general de Belgapom, ha dicho esta semana a la CNBC que la industria de la patata en Bélgica enfrenta “definitivamente” una crisis a largo plazo.

Leer más: He probado patatas fritas de las 8 mayores cadenas de comida rápida y el ganador me ha sorprendido

“También tenemos miedo de la segunda ola de coronavirus. Todos somos conscientes del hecho de que el brote tal vez nunca termine”, dijo Cools. “No habrá terminado con seguridad hasta que tengamos un programa de vacunación en funcionamiento, y eso puede no ser hasta principios del próximo año”.

Como recoge El País, la confianza ahora está puesta en que los belgas se den ese pequeño placer 2 veces en semana para compensar "el enorme vacío que ha dejado el virus".

Aunque también han surgido dudas al respecto. El propio Romain Cools respondía así en Twitter a Camille Perrin (miembro de la organización europea de consumidores BEUC) sobre compatibilizar el pequeño aumento propuesto en el consumo de patatas y una dieta saludable.

En paralelo, los productores de patatas han querido destinar parte de los excedentes para ayudar a los desfavorecidos: donarán 25 toneladas de patatas semanalmente a bancos de alimentos. Esta acción se prolongará al menos hasta finales de mayo y será el propio Ejecutivo quien se encargue de su preparación y transporte.

La ministra de Agricultura belga Hilde Crevits explicó al Brussel Times que, con esta medida, se pretende dar salida al excedente de comida "por la cual nuestros agricultores han trabajado tan duro". También apuntó  que esta "acción positiva en tiempos difíciles" permitirá a las familias con menos recursos tener "patatas locales frescas" cada semana. 

Otros artículos interesantes:

La mejor app para hacer videollamadas: comparativa entre Zoom, Google Meet, Microsoft Teams y Facebook Messenger Rooms

Corea del Sur asegura que Kim Jong Un "está vivo y bien" en Wonsan, la misma zona en la que han localizado su tren blindado

Las 14 mejores películas disponibles en Amazon Prime Vídeo

Te recomendamos

Y además