El Gobierno prepara 137 millones para comprar soluciones innovadoras en ciberseguridad: se fijará en pymes y empezará este mes

Ciberseguridad ICAI

ICAI

El Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) dependiente de la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial (SEDIA) y del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital trabaja para lanzar a finales de este mes la convocatoria principal de su programa en compra pública innovadora.

Se trata de una partida de 137 millones de euros que estará enfocada sobre todo a pequeñas y medianas empresas. Con la compra pública innovadora, una actuación administrativa relativamente poco explorada en España, el Gobierno confía en encontrar soluciones en ciberseguridad que sean tan innovadoras que ni siquiera hayan llegado todavía al mercado.

Es un mecanismo con el que el INCIBE pretende fomentar la innovación en un sector, el de la ciberseguridad, capital para garantizar una digitalización lo más segura posible en un momento en el que los desafíos en este ámbito son mayúsculos y continúan creciendo exponencialmente.

Así lo ha trasladado el director general del INCIBE desde julio de este año, Félix Barrio, en una reciente entrevista con Business Insider España. Barrio ha destacado que el país es el único de sus dimensiones que ha abogado por la ciberseguridad con esta herramienta administrativa, la compra pública innovadora.

Esta convocatoria no será la primera que se hace al amparo de esa iniciativa. En julio, el INCIBE ya abrió un primer plazo con 86,7 millones de euros. Esta primera convocatoria estuvo centrada en proyectos de innovación y desarrollo. La nueva convocatoria que se conocerá en las próximas semanas se centrará en soluciones que aporten las pymes.

Ambas convocatorias suman de esta manera más de 220 millones de euros, el cómputo total de la iniciativa para el que el año pasado se lanzó una consulta al mercado con la que confeccionar un mapa de necesidades tempranas. Fruto de esa consulta se recibieron cerca de 300 propuestas. Ahora, con estas dos convocatorias, se formaliza la posibilidad de movilizar todo ese dinero.

De hecho, de la primera convocatoria que se abrió el pasado mes de julio "ya se ha recibido una primera tanda de propuestas que ya están en valoración".

Los ciberdelincuentes pueden robarte la contraseña por el sonido de las teclas, y hay un tipo de teclado especialmente vulnerable

El director general del INCIBE, Félix Barrio, ha destacado que con la convocatoria de 137 millones se podrá contar "con un mínimo de 240 proyectos de innovación, productos y soluciones de ciberseguridad", en un tejido empresarial —el de la ciberseguridad— "tan necesitado de apoyo público" para mantener "la inversión en un campo de riesgo como es el I+D+i".

El planteamiento es poder incorporar a pequeñas y medianas empresas en esa carrera innovadora. "Muchas de ellas tienen una gran proyección, una gran capacidad, pero necesitan este impulso para poder competir en un mercado internacional que es muy agresivo".

Impulso al emprendimiento en ciberseguridad

"El programa de compra pública va orientado a eso y se refuerza con el programa de emprendimiento". El INCIBE también anunció hace prácticamente un año la puesta en marcha de INCIBE Emprende, un programa de 191 millones de euros para incubar y acelerar nuevas empresas en el sector de la seguridad informática.

Ese programa de emprendimiento ayudará al Instituto Nacional de Ciberseguridad a "ayudar a detectar y a apoyar esas ideas de negocio" para que se pueda contar "con esa futura nueva generación de empresas que tiene ya que empezar a cubrir esa demanda creciente, muy preliminar en algunos sectores". Sectores como el 5G o la producción de dispositivos conectados IoT.

Para ejemplificarlo, Barrio ha recordado que hace unos días Bruselas presentó el borrador de la futura directiva de Ciberresiliencia, que anuncia novedades relacionadas con la ciberseguridad en el marcado CE de productos que tengan algún componente digital. 

 

El marcado CE es una certificación que demuestra que el fabricante ha evaluado su producto y este cumple requisitos relacionados con seguridad, sanidad, o protección medioambiental. Una vez entre en vigor la futura directiva de Ciberresiliencia, que España tendrá que transponer a su legislación, ese marcado CE también exigirá requisitos en materia de seguridad informática.

"Hablamos desde un juguete hasta una pulsera de rendimiento deportivo", incide el director del INCIBE. "España es líder mundial en el sector del juguete: ¿cómo le va a afectar, cómo le podemos ayudar a que los fabricantes puedan acceder perfectamente a esas nuevas reglas del juego y aprovecharlo para acceder al mayor mercado de consumo digital del mundo, que es el europeo?".

Barrio opina que esa incertidumbre que se solventará en el futuro es otra demostración de que "este es el principio de una nueva etapa en la que tenemos que acelerar el ritmo para poder estar preparados y poder posicionar a la sociedad y a la economía españolas en ese mercado global en el que las reglas están cambiando".

Otros artículos interesantes:

Microsoft sigue reduciendo las contrataciones: elimina vacantes en sus divisiones de la nube y ciberseguridad

España versus 'big tech': Devo, la compañía de ciberseguridad española que compite cara a cara contra los gigantes a base de IA y datos

Uber lanza decenas de ofertas de trabajo para especialistas en ciberseguridad horas después de sufrir uno de los ataques más graves de su historia

Te recomendamos