Pasar al contenido principal

El Gobierno convoca la primera subasta de 5G con un precio de salida total de 100 millones

Smartphone en la mano
Pexels

El Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital ha convocado para el próximo mes de julio la subasta de la banda de frecuencias 3,6-3,8 GHz, sobre la que se desarrollará la nueva tecnología móvil 5G, con un importe total de salida de 100 millones de euros para el conjunto de los 200 MHz que se licitan.

Según detalla el Ministerio en un comunicado, el Gobierno sacará a subasta 200 MHz que se distribuyen en un total de 40 bloques de 5 MHz cada uno, todos en el ámbito nacional, y con un precio de salida fijado en 2,5 millones de euros para cada uno de ellos.

Los operadores interesados podrán presentar hasta el próximo 29 de junio sus solicitudes para participar en este proceso, que se llevará a cabo a través de un mecanismo de subasta simultánea ascendente de múltiples rondas, por lo que los operadores admitidos a participar podrán realizar sus pujas a través de medios electrónicos.

La previsión es que el proceso de rondas y pujas pueda iniciarse a mediados del mes de julio, siempre antes del día 20, y la subasta finalizará cuando en una ronda no se reciban nuevas pujas. Además, los operadores participantes tendrán que respetar el límite de frecuencias máximo que pueden mantener, situado en 120 MHz.

Desde el Ministerio indicaron que las concesiones tendrán una duración de 20 años, con el fin de contar con un marco estable para acometer "con certidumbre" las inversiones necesarias para desplegar las nuevas redes 5G.

Leer más: Cómo va a cambiar el 5G la forma en la que vivimos y trabajamos

El pago podrá realizarse a través de una entrega inicial equivalente a la vigésima parte del precio final y el resto de manera anual distribuido a lo largo del período de duración de la concesión a través de anualidades constantes.

El Ministerio presentó a finales de 2017 el Plan Nacional 5G, la hoja de ruta para introducir en España esta tecnología, en la que se contemplaba la subasta de la banda de frecuencias 3,4-3,8 GHz, que ha sido identificada como la banda prioritaria para la introducción del 5G en la Unión Europea.

En concreto, el plan contempla la subasta de espectro en la banda de 3,6 GHz (3.600 MHz-3.800 MHz), así como la reordenación de la parte ya ocupada de la banda de 3,6 GHz (3.400 MHz-3.600 MHz), propiedad de Iberbanda (Telefónica), Orange, Eurona y Neo-Sky (MásMóvil), para establecer bloques más grandes y contiguos en línea con lo recomendado para el desarrollo de la tecnología 5G.

Un límite de espectro muy polémico

Fuentes del sector han señalado a Europa Press que las condiciones fijadas por el Gobierno para la subasta son en general "razonables", ya que el plazo concesión de 20 años es "muy positivo" y el precio fijado de salida está en línea con el que pagó Orange cuando se hizo en mayo de 2016 con espectro en la banda 3,5 GHz

Sin embargo, donde las empresas de telecomunicaciones y el Gobierno han discrepado en esta subasta es en el límite máximo de frecuencias de 120 MHZ que podrá disponer un mismo operador o grupo empresarial en el conjunto de la banda de 3,4-3,8 GHz una vez concluida la subasta.

El Gobierno, que realizó a principios de año una consulta pública sobre la subasta, mantuvo en todo momento ese límite, pese a la petición de algunos operadores de telecomunicaciones de reducirlo, ya que veían más acertado para mantener un adecuado nivel de competencia un límite de 80 MHz o 100 Mhz.

Leer más: España tiene una de las mejores redes 4G de todo el mundo

El Ministerio considera que 120 MHz permite un "adecuado equilibrio" entre la cantidad de espectro que un operador puede llegar a alcanzar para desplegar sus redes y prestar de manera adecuada sus servicios 5G y la promoción de la competencia en la prestación de los servicios y evitar el acaparamiento de derechos de uso del dominio público radioeléctrico, "todo ello garantizando que la licitación se desarrolle en condiciones competitivas".

En cambio, Orange España abogaba por reducirlo a 100 MHz para que la subasta fuera "competitiva en precios" y creía que los 120 MHz podían generar un "desequilibrio" al favorecer que uno o dos operadores acaparen gran parte del espectro y dejen poco al resto para competir.

Por su parte, Vodafone España criticó el límite máximo de 120 MHz porque consideraba que se está dando "prioridad" a maximizar los precios en la subasta de espectro, cuando se debería buscar un equilibrio entre compra de espectro y despliegue de red.

En su opinión, el límite para competir en igualdad de circunstancias y los precios no se disparen no debería superar los 80 MHz.

Te puede interesar