Pasar al contenido principal

El Gobierno en funciones intenta subir las pensiones antes de las elecciones para evitar una revalorización mínima en 2020

Dos jubilados en una protesta a favor de la revalorización de las pensiones
Reuters
  • El Gobierno en funciones está consultando con la Abogacía del Estado la posibilidad de subir las pensiones antes de las elecciones, según El Mundo.
  • En caso de que no lo consiga, se aplicará la subida mínima que se estableció en la reforma de las pensiones de 2013, en la que su revalorización se desvinculó de la inflación y se estableció el alza del 0,25% salvo que la Seguridad Social presente superávit.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Tras una nueva legislatura sin Gobierno, ni presupuestos ni apenas actividad parlamentaria, el país vuelve a encaminarse a elecciones el 10 de noviembre con sin haber resuelto algunos de los temas más acuciantes de su agenda económica. Entre ellos, el futuro de las pensiones en 2020, que sigue todavía en el aire

En principio, según la legislación vigente desde la reforma de las pensiones de 2013, el Gobierno en funciones tiene que aplicar la subida mínima establecida por la ley, del 0,25%, que supone 4 veces menos de lo que aumentó la inflación entre 2018 y 2019 y 6,8 veces menos de lo que se ha incrementado entre enero y junio, según la calculadora del IPC del INE

Leer más: Pensiones al 0,25% y sueldos públicos, becas, subsidios y ayudas congelados en 2020: las posibles consecuencias económicas de unas nuevas elecciones

Esta revalorización mínima se produce porque la reforma de las pensiones supuso desligar su cuantía de la evolución de la inflación y condicionar el incremento de las prestaciones a la evolución de las arcas de la Seguridad Social. Dado que cuenta con un déficit estructural de unos 16.000 millones de euros, según la Airef, la subida debe ceñirse al mínimo legal.

Sin embargo, el Gobierno en funciones podría estar buscando vías para subir las pensiones más allá del mínimo legal a pesar de que falte menos de 2 meses para las elecciones. Según publica este viernes El Mundo, el Ministerio de Trabajo está consultando con la Abogacía del Estado si existe respaldo jurídico para aprobar por decreto una revalorización de las pensiones conforme al IPC. 

El periódico precisa que desde Trabajo se ha desmentido "tajantemente haber trasladado una consulta oficial a la Abogacía del Estado y menos mientras se negociaba la investidura" y rebajan los contactos a "consultas oficiosas". La meta es poder justificar el decreto de revalorización por causas de "extrema y urgente necesidad" o "interés general", según El Mundo.

Leer más: Cuánto dinero costaría exactamente repetir elecciones generales en noviembre

Hace un mes, reunirse con el presidente en funciones, Pedro Sánchez, los secretarios generales de los 2 mayores sindicatos, Unai Sordo de CC.OO. y Jose María Álvarez de UGT, enfatizaron la necesidad de que formar gobierno al ser preguntados por el futuro de las pensiones, y propusieron alternativas a la subida mínima en caso de que hubiese que volver a las urnas.

Álvarez afirmó que, si hubiese un adelanto electoral, “van a tener que encontrar algún tipo de ingeniería jurídica para que las pensiones suban más del 0,25%, un Gobierno en funciones, tal y como está la ley, no puede hacer nada”. Su homólogo de CC.OO. respaldaba la propuesta, asegurando que "nadie se opondría ni impugnaría una solución así".

Ahora, ambos sindicatos y CSIF han enviado un escrito a Sánchez en el que, como destaca El Mundo, aseguran que se mantienen expectantes de un "nuevo real decreto del Gobierno en funciones" que resuelva la incertidumbre, especialmente porque siguen vigentes los presupuestos para 2018 y la economía parece confirmar la ralentización.

Leer más: Hasta 2020 con un presupuesto zombi: el Gobierno en funciones deberá prorrogar las cuentas de 2018 ante el fracaso de la investidura

El secretario general de CC.OO., Unai Sordo, ha indicado este viernes en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press que utilizar la vía del real decreto para actualizar las pensiones o el salario de los funcionarios no es "lo más ortodoxo", pero ha afirmado que el Gobierno, aunque esté en funciones, tiene que cumplir con su compromiso de subir las pensiones más del 0,25%.

Por su parte, el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, también declaró a RNE ser partidario de subir las pensiones, pero cuestionó el uso del decreto, ya que a diferencia de un proyecto de ley, es "como un contrato de adhesión" en el que no cabe debate.

Y además