El Gobierno holandés estudia cobrar una tasa millonaria a las multinacionales que quieran abandonar el país para pagar menos impuestos

El primer ministro holandés, Mark Rutte
El primer ministro holandés, Mark Rutte
Reuters
  • El Gobierno holandés estudia una propuesta por la Izquierda Verde que implica cobrar una tasa millonaria a las multinacionales que se vayan a otras jurisdicciones para pagar menos impuestos para evitar el dumping fiscal.
  • Esta medida ha obligado a la compañía angloholandesa Unilever a frenar sus planes para abandonar el país para concentrar su negocio en Reino Unido dado que afrontaría un pago de 11.000 millones de euros, según Financial Times.
  • La propuesta de cobrar impuestos de salida a las compañías que abandonen el país podría aprobarse si recibe la validación de los expertos sobre su compatibilidad con las leyes holandesas y comunitarias.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Pese a ser uno de los países europeos con menor nivel de impuestos personales y a las repetidas críticas por parte de la Comisión Europea a los efectos de su baja fiscalidad en la competitividad entre los 27, Países Bajos podría tomar próximamente medidas para defenderse del dumping fiscal, aunque no del que inflige a sus socios europeos sino del que puede sufrir frente a otros territorios con regímenes fiscales aún más laxos que el suyo.

De hecho, el Gobierno holandés está estudiando una propuesta del partido de la Izquierda Verde que defiende cobrar impuestos retroactivos de salida a las compañías multinacionales que abandonen el país, como una medida disuasoria para evitar que estas empresas busquen jurisdicciones con leyes fiscales más favorables que las holandesas.

Leer más: Uno de los expertos económicos de las instituciones europeas pone “nombre y apellidos” a los paraísos fiscales dentro de Europa

Esta propuesta ha aglutinado el apoyo de varios partidos del Gobierno y de la oposición en Países Bajos y podría ser aprobada si recibe la validación de los expertos sobre su compatibilidad con las leyes holandesas y las de la Unión Europea, según avanza Financial Times, que desvela que, aunque esta medida aún no se ha aprobado, ya ha generado consecuencias entre las empresas que podrían verse afectadas.

Este es el caso de Unilever, la multinacional angloholandesa fabricante de productos alimentarios y para el hogar, que ha frenado sus planes de cerrar sus oficinas en Róterdam (Países Bajos) para centralizar su sede en Reino Unido, dado que estima que podría tener que pagar una factura fiscal retroactiva de 11.000 millones de euros si la propuesta de la Izquierda Verde sale adelante, según Financial Times.

Así, la compañía ha adelantado que no llevará a cabo la reestructuración de su negocio a Reino Unido "si la ley se aprueba en su presente articulado", dado que las leyes británicas no incluyen ninguna normativa que grave los dividendos de las compañías, mientras que en Países Bajos cobra una tasa del 15%.

Unilever aseguró en 2017 que reestructuraría su negocio a territorio holandés después de que el Gobierno de este país anunciase que estaba estudiando retirar ese impuesto a los dividendos, pero no llegó finalmente a hacerlo tras el rechazo gubernamental a modificar las normas sobre remuneraciones de accionistas, según el diario económico británico.

Leer más: Netflix paga en España impuestos similares a los de un trabajador que cobra 24.000 euros

La medida que proponen los ecologistas implica penalizar a las compañías con ingresos que superen los 750 millones de euros que abandonen Países Bajos para relocalizarse en territorios en los que paguen menos impuestos. El parlamentario verde que presentó la propuesta, Bart Snels, ha asegurado a Financial Times que busca evitar que "las empresas vayan de compras para buscar la jurisdicción con los impuestos más bajos".

Además, Snels ha destacado que esta medida también está dirigida a la otra gran multinacional angloholandesa, la petrolera Royal Dutch Shell, después de que su director ejecutivo, Ben van Beurden, anunciase en julio que la empresa no había descartado oficialmente trasladar su sede de Países Bajos a Reino Unido.

Otros artículos interesantes:

Los entramados de las multinacionales tecnológicas para pagar menos impuestos

Bruselas prepara una ofensiva contra los países comunitarios con impuestos más bajos para evitar que la elusión fiscal de las multinacionales

En qué países europeos se pagan más impuestos personales: España está por debajo de Alemania, Reino Unido, Portugal o Italia

Te recomendamos

Y además