Pasar al contenido principal

La legislatura aún no ha acabado: el Gobierno busca apoyos para derogar parte de la reforma laboral y de las pensiones antes de las elecciones

Dos camareros delante de una terraza en Ronda (Málaga).
Dos camareros delante de una terraza en Ronda (Málaga). Jon Nazca / Reuters
  • El Gobierno anuncia que buscará apoyos en la patronal y los sindicatos para derogar parte de la reforma laboral y de las pensiones antes del final de la legislatura.
  • Convoca a ambas partes a la Mesa del Diálogo Social entre el 25 y el 28 de febrero para aprobar por decreto las medidas ya acordadas con los agentes sociales.
  • Estas medidas podrían aprobarse como decreto ley en el Consejo de Ministros del 1 de marzo, el último antes de la disolución de las Cortes.

A pesar de que ya se han convocado elecciones para el 28 de abril y de que quedan menos de 12 días para la disolución de las Cortes, el Gobierno no de la XII Legislatura por acabada. El rechazo a la propuesta de Presupuestos para 2019 ha adelantado la vuelta a las urnas y ha dejado en el limbo varias medidas ya acordadas pero que todavía no habían iniciado su trámite parlamentario.

En concreto, el Ejecutivo parece decidido a aprobar la derogación parcial de la reforma laboral aprobada en 2012, que ya había conseguido acordar con sindicatos y patronal. La medida no consiguió llegar al debate parlamentario debido a que la mayoría de PP y Ciudadanos en la mesa del Congreso ha ido aprobando demoras que han bloqueado su posible tramitación.

Leer más: Se aprueba la nueva ley hipotecaria: así te va afectar si compras casa en 2019

Este miércoles, la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, ya anunció que el Gobierno va "a trabajar en un Real Decreto Ley" que presentarían previamente a la Mesa del Diálogo Social. "Este Gobierno no está en funciones, en funciones lo estaremos a partir del 25 de abril", ha destacado Valerio, que ha señalado que la medida no gustará al 100% a UGT y CCOO y "a lo mejor no le gusta absolutamente nada a CEOE-Cepyme".

Este jueves, la secretaria de Estado de Seguridad Social, Yolanda Valdeolivas, ha reiterado ese mensaje, anunciando que el Ejecutivo "no se resigna" y sacará adelante los cambios de la reforma laboral y de pensiones acordados en el diálogo social. Sin embargo, no ha sabido precisar si será posible por tiempos y por apoyos parlamentarios aprobar ese decreto ley.

Qué medidas se derogarán si el Gobierno consigue aprobar el decreto

En concreto, el Ejecutivo se centrará en derogar lo que considera "los aspectos más lesivos de la reforma laboral de 2012" y que ya han sido consensuados con la Mesa del Diálogo Social:

  • La prevalencia del convenio sectorial sobre el de empresa.
  • Recuperar la ultraactividad de los convenios, que permite prorrogarlos de forma automática hasta que se apruebe uno nuevo.
  • Reformar el artículo 42 del Estatuto de los Trabajadores para limitar la subcontratación de empresas.
  • Implantar un registro diario de jornada laboral de los trabajadores en las empresas.
  • Ampliar el permiso de paternidad y adaptar la jornada laboral para padres de menores de 12 años.
  • Aplicar planes de igualdad en empresas de más de 50 empleados.

Leer más: Pedro Sánchez pone a Deliveroo como ejemplo de "explotación laboral"

Cuando podría aprobarse la derogación parcial de la Reforma Laboral

El calendario ofrece pocas alternativas para que estas medidas salgan adelante. Por una parte, el Gobierno ha convocado a sindicatos y patronal a la Mesa del Diálogo Social entre el 25 y el 28 de febrero para estudiar sus propuestas y valorar los apoyos con los que cuenta para aprobar estas iniciativas.

En caso de que estas consultas den resultado, el Ejecutivo podría aprobar un Real Decreto Ley que contenga estas medidas como muy pronto en el Consejo de Ministros del 1 de marzo, que será el último antes de la disolución de las Cortes, que se producirá el 5 de marzo, apenas cuatro días después. De este modo, el único día hábil para que se reúna el Congreso y convalide la medida sería el 4 de marzo, lunes.

Para esa convalidación, el Ejecutivo espera contar con el respaldo de los grupos que apoyaron la moción de censura que supuso el fin de la presidencia de Mariano Rajoy. El PNV ya ha advertido de que el PSOE deberá negociar con su grupo parlamentario si quiere su apoyo, mientras que el presidente de CEOE, Antonio Garamendi, ha asegurado a RNE que la medida es "importante pero no urgente".

Te puede interesar