Pasar al contenido principal

El Gobierno de May respalda su acuerdo del Brexit entre rumores de una posible moción de confianza a la primera ministra

Theresa May
Theresa May Getty
  • El Gobierno de Theresa May ha respaldado su acuerdo sobre el Brexit después de que los ministros lo hayan debatido esta tarde en una reunión de cinco horas.
  • El preacuerdo ha provocado indignación entre los diputados conservadores partidarios de un Brexit duro, que han amenazado con echar a la primera ministra si sigue adelante con el acuerdo.
  • El borrador del acuerdo alcanzado este martes entre los negociadores de la UE y Reino Unido pasará ahora al Consejo de la UE, donde deberán aprobarlo los otros 27 países de la UE.
  • Una vez aprobado por la UE, el acuerdo volverá al Parlamento británico a principios de diciembre, donde May tendrá que conseguir la aprobación de los diputados.
  • Mientras, los rumores en Westminster apuntan a un pronto desafío contra el liderazgo de May por parte de los diputados conservadores de pro Brexit.

LONDRES - Los ministros de Theresa May han respaldado su acuerdo sobre el Brexit con la UE tras una larguísima reunión de su gabinete que ha durado más de cinco horas.

Theresa May ha declarado a los medios a través de un comunicado que su Gobierno ha tenido un "largo, detallado y apasionado debate", pero que ha llegado a un consenso para seguir adelante con el acuerdo.

La primera ministra ha asegurado que el Gobierno ha tenido que elegir entre "este acuerdo, que cumple con el voto del referéndum, que nos devuelve el control sobre nuestro dinero y nuestras fronteras y protege nuestra unión; o irnos sin ningún acuerdo o sin Brexit".

"Creo lo que le debo mucho a este país y tomo decisiones en pro del interés nacional", ha añadido. "Verdaderamente creo de cabeza y corazón que esto es lo mejor para Reino Unido".

Sin embargo, ha reconocido que "aún quedan días difíciles que están por venir", al tiempo que busca apoyo para el acuerdo.

El acuerdo, que se ha publicado este miércoles por la tarde, pasará ahora a una cumbre especial de líderes de la UE sobre el Brexit, prevista para la última semana de noviembre, antes de volver al Parlamento de Reino Unido a principios de diciembre.

Sin embargo, mientras los ministros se reunían en Downing Street, los rumores creían en Westminster, apuntando a que los ministros conservadores de May a favor de un Brexit más duro podría estar a punto de retirar la confianza a la primera ministra.

La jefa de política de la BBC, Laura Kuenssberg, ha asegurado que "la ira de los Brexiteer (ministros pro Brexit) es tan grande que parece probable que mañana haya un llamamiento a retirar la confianza".

Otras publicaciones han informado de que a autoridades del Partido Conservador han llegado este miércoles muchas cartas apoyando la moción de confianza, aunque no estaba claro si superarían el mínimo de 48 necesario para la moción a la primera ministra.

Graham Brady, el presidente del Comité 1922, a quien los diputados deben dirigir sus cartas, tiene prohibido revelar cuántas ha recibido.

"La verdad es que nadie sabe si habrá un desafío por parte de los Brexiteers conservadores", ha señalado un diputado conservador a Business Insider.

"Definitivamente está llegando mucho ruido por parte de ellos, pero no estoy seguro de cuántos son verdaderos puristas del Brexit y están dispuestos a arriesgar el Gobierno e incluso el propio Brexit."

El conservador Brexiteer Conor Burns ha apuntado a LBC que se han tenido lugar "muchas discusiones subidas de tono" entre los diputados conservadores.

"Lo que puedo decirte es que no hay ningún intento orquestado de presentar una moción de confianza. Pero teniendo en cuenta el nivel de frustración y molestia de los compañeros no me sorprendería si lo hicieran", ha apuntado.

Un factor a tener en cuenta es que las normas del partido establecen que fracasase la moción, los diputados conservadores tendrían que esperar un año completo antes volver a presentar otra.

El acuerdo tiene una extensión de casi 600 páginas y abarca la salida de Reino Unido de la UE, así como el marco de la futura relación del país con el bloque.

En virtud del acuerdo, Reino Unido ha acordado estar vinculado por un "mecanismo de seguridad" que mantendrá al país en una unión aduanera con la UE en caso de May no consiga un acuerdo alternativo antes de que finalice el período de transición de dos años del Brexit.

Los brexiteers conservadores, los partidos de la oposición y el Partido Unionista Democrático, que apoyan al gobierno en minoría de May, han señalado que planean votar en contra del acuerdo.

Te puede interesar