Pasar al contenido principal

El Gobierno negocia conceder una prestación especial de 430 euros a medio millón de parados que se quedaron sin subsidio durante el coronavirus

Cuando se cobra el paro en junio

  • El Gobierno está negociando con sindicatos y patronales conceder una prestación especial los desempleados que se quedaron sin derecho a recibir subsidios durante el coronavirus, según El País.
  • Se trataría de un subsidio extraordinario de 430 euros para los parados que hayan agotado su prestación contributiva o su subsidio de desempleo entre el 14 de marzo y el 30 de septiembre.
  • Esta prestación, de la que se beneficiarían 550.000 desempleados, se combinaría con una mejora en el cálculo de la prestación a los afectados por ERTE que trabajan a tiempo parcial, con lo que se sumarían otros 150.000 beneficiarios.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Mientras continúan las negociaciones entre el Gobierno y los agentes sociales para la aprobación de la Ley de Trabajo a Distancia y tras haber consensuado la prórroga de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) hasta el 30 de septiembre, el Ejecutivo busca mejorar el soporte social a los desempleados afectados por la pandemia de coronavirus.

De este modo, el Ministerio de Trabajo está negociando con sindicatos y patronales la puesta en marcha de una prestación especial los desempleados que se quedaron sin derecho a recibir subsidios durante el coronavirus, según avanza El País. Esta medida consistiría en un subsidio extraordinario de 430 euros durante 3 meses para los parados que hayan agotado su prestación contributiva o su subsidio entre el 14 de marzo y el 30 de septiembre

Leer más: PIB, desempleo y ERTE: qué comunidades están acusando más el impacto económico del coronavirus

Esta prestación extraordinaria tiene como intención incluir a los parados que han consumido sus subsidios durante la pandemia en las medidas para paliar el impacto del coronavirus en la economía española, debido a que su situación contrasta con la de los afectados por ERTE, que siguen cobrando su prestación sin consumir las bolsas de desempleo que habían acumulado antes del estado de alarma, según El País.

Esta prestación, de la que se beneficiarían 550.000 desempleados, según los sindicatos, se aprobará en combinación con una mejora en el cálculo de la prestación a los afectados por ERTE que trabajan a tiempo parcial, con lo que se sumarían otros 150.000 beneficiarios al nuevo acuerdo que prepara el Ejecutivo con los agentes sociales.

Esta segunda medida implica modificar la metodología que ha empleado el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) para calcular las prestaciones de los empleados a tiempo parcial, que son de menor cuantía que las de los trabajadores a jornada completa. De este modo, las prestaciones se recalcularán y se ofrecerá a los afectados una compensación en único cobro del dinero que no han percibido hasta el momento.

A diferencia de los desencuentros entre patronales y sindicatos en la negociación de otras medidas ante la crisis del coronavirus, el acuerdo para aprobar el subsidio extraordinario a parados que han agotado su prestación parece estar cerca de cerrarse, según han asegurado fuentes cercanas a la negociación al periódico del Grupo Prisa.

En cuanto al coste de estas nuevas medidas, los sindicatos estiman que las prestaciones a parados que han agotado su subsidio podrían costar 710 millones de euros en 3 meses, muy por debajo del coste que acumulan los ERTE, que superan los 9.000 millones entre abril y julio tras amparar a 3,4 millones de trabajadores, o la prestación extraordinaria para autónomos, que ha supuesto un gasto mensual de 1.200 millones, según El País.

Y además