El Gobierno prohíbe a los patinetes eléctricos circular por la acera

Patinetes eléctricos compartidos en Madrid
Reuters/Paul Hanna
  • El Gobierno ha acordado reformar el Reglamento General de Vehículos para incluir a los patinetes eléctricos, que ahora no podrán circular por las aceras de todo el país.
  • "Les obliga a respetar las normas como el resto de vehículos", ha explicado el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en rueda de prensa.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha anunciado este martes que el Gobierno ha acordado reformar el Reglamento General de Vehículos de manera que incluya a los patinetes eléctricos, según ha comunicado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

La iniciativa busca "regular los requisitos y condiciones de circulación de los vehículos de movilidad personal que se han hecho tan habituales", ha explicado Marlaska. Forma parte de un paquete de medidas que tienen como objetivo reducir el número de víctimas de los accidentes de tráfico.

Al Gobierno le preocupa que en 2019 los fallecidos por accidentes de tráfico en ciudades fueron 519, un 6% más que año anterior.

En concreto con este cambio, los patinetes tendrán prohibida su circulación por las aceras y por las zonas peatonales en todo el territorio nacional, así como autopistas, autovías interurbanas, vías interurbanas y túneles urbanos, algo que "les obliga a respetar las normas como el resto de vehículos".

Además, se les exigirá un certificado de circulación, ya que, ha apuntado, los patinetes "se han comercializado sin las debidas garantías". Sin embargo, no ha especificado cómo se consigue dicho certificado.

"Así damos un paso más para construir ciudades más humanas, más sostenibles, que mejoran la calidad de vida de nuestros ciudadanos", ha recalcado el ministro.

Los cambios entrarán en vigor tan pronto como se publique el Boletín Oficial del Estado que recoja estas medidas, previsiblemente, en la mañana de este miércoles.

Los patinetes eléctricos son un medio de transporte que se ve cada vez más en las ciudades. En este mercado los inversores han inyectado cientos de millones de dólares desde 2017, cuando por primera vez Bird lanzó un modelo de patinete que estaba siempre en las calles, desde donde lo alquilaban los usuarios, y que podía cogerse y dejarse en cualquier parte, todo a través de una app. 

Cientos de robos, un mercado de piezas en Wallapop y desbandada de compañías: todo lo que les ha fallado a las empresas de patinetes en su primer año en España

Este tipo de patinetes no están presentes en todas las ciudades españolas —ahora, prácticamente solo existen estos vehículos en Madrid y Málaga, y las empresas se cuentan con los dedos de una mano, aunque de primeras operaban en el país más de una veintena de ellas en un puñado de ciudades— pero sí son muy comunes los patinetes de particulares.

En Barcelona, estos vehículos no están regulados, por lo que se les persigue y multa, y Valencia también los rechaza, al igual que Bilbao.

LEER TAMBIÉN: Los detractores de los patinetes en las ciudades quizás se estén fijando en el enemigo equivocado, según una experta en movilidad

LEER TAMBIÉN: Cuántos viajes puedes hacer en patinete compartido hasta que te salga más barato comprar uno propio

LEER TAMBIÉN: Cabify descarta cambiar su sede de Delaware a España como prometió en 2018: "No hay ninguna ventaja fiscal"

VER AHORA: Los 3 escenarios que maneja el grupo hotelero Palladium en 2021 tras la debacle turística por la pandemia

    Más:

  1. Movilidad
  2. Trending
  3. Top
  4. patinetes
  5. Transportes