El Gobierno se alía con PwC para investigar los créditos con avales del ICO a las empresas con el objetivo de detectar prácticas irregulares de los bancos

Nadia Calviño, vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital.
Nadia Calviño, vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital.
Reuters
  • Según informa El Confidencial, el Instituto de Crédito Oficial (ICO) ha lanzado una ofensiva para analizar hasta 6.000 créditos concedidos para detectar irregularidades.
  • El objetivo sería cazar a algunos bancos que habría concedido estas líneas públicas para tapar sus propios agujeros o para hacer negocio.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El Gobierno se ha lanzado a la detección de irregularidades de los créditos con aval público que dieron las entidades bancarias durante la primera ola de la pandemia.

Según informa El Confidencial, el Instituto de Crédito Oficial (ICO) estaría acelerando durante las últimas fechas el análisis de hasta 6.000 créditos concedidos por los bancos durante los meses de marzo a agosto a autónomos, pymes, y grandes compañías. 

El objetivo del ICO es poner negro sobre blanco en las operaciones que se acometieron durante los últimos meses para ver si se han producido algún tipo de concesión incorrecta en la mayor línea de avales públicos de la historia. Hasta la fecha se han facilitado 909.627 créditos por unos 111.000 millones de euros, de los que el Estado respalda 84.327 millones, tal y como explica el rotativo español. 

En este sentido, esta línea de avales siempre habrían estado bajo la sombra de la sospecha. Desde su lanzamiento ha habido dudas sobre cómo los han implementado los bancos y esa es la razón por la que el ICO ha seleccionado 6.000 operaciones arbitrariamente de entre 1 y 50 millones para ver si se cumplió con los contratos que se constituyeron por entonces

Estos préstamos se configuraron para financiaciones en las que empresas o autónomos necesitaban liquidez frente a los efectos del confinamiento derivado del Estado de Alarma del mes de marzo. 

Así es la dura realidad de un restaurante para sobrevivir a la crisis y acceder a las ayudas del Gobierno por los efectos del coronavirus: "El crédito ICO no llega, algunos bancos están poniendo muchas pegas"

Sin embargo, El Confidencial cita fuentes próximas a los bancos que indican que muchas entidades dieron aprobaron avales ICO a clientes a cambio de que amortizaran créditos que ya tenían abiertos.

Con ello, el Estado estaría asumiendo el riesgo anterior al COVID-19 del sector bancario. Por eso, según estas informaciones, estaría tratando de observar cuáles son las prácticas irregulares que se han producido en estos meses.

PwC entra en escena para servir de ayuda

Para tratar de alcanzar este objetivo el medio español asegura que el Estado habría recurrido a una de las grandes consultoras a nivel mundial: PwC. El objetivo, tal y como apunta el medio español, sería el de que los bancos no aprovechasen las líneas de financiación extraordinaria para colocar oros productos a sus clientes. 

“Desde el lanzamiento de los avales ICO, su mecánica se dividió en 2 tramos: hasta 50 millones, en que el análisis de riesgos recayó sobre los bancos; y por encima de esta cantidad, que debían ser aprobados por el propio organismo público”, comenta El Confidencial. Así, es en ese primer tramo en el que podrían haberse producido irregularidades.

Con la asunción del 76% de las pérdidas de los futuros impagos de estos créditos el Estado se estaría jugando mucho. De ahí a que poner la lupa en esas operaciones que se hayan destinado a hacer negocio o tapar determinados agujeros de las entidades bancarias sea fundamental para evitar problemas en los próximos años. 

Bien es cierto que el ICO y los bancos disponen de más tiempo antes de que los 900.000 créditos comiencen a ser impagados, ya que los últimos cambios legislativos del Gobierno sirvieron como un balón de oxígeno al añadir 12 meses más de carencia y 3 más de vencimiento, hasta un total de 8 años. De esta manera se habría retrasado hasta el 2022 los futuros problemas de impagos en la industria bancaria. 

Mientras, el centro de la atención se estaría trasladando también al Banco Central Europeo (BCE), que según el medio digital español estaría empujando para que los bancos no aprovechen esta flexibilidad para ocultar las carencias de sus negocios. A finales de la pasada semana, envió una carta a los consejeros delegados de los principales bancos europeos para instarles a reconocer las pérdidas en los préstamos con claras evidencias de deterioro. Por tanto, hay un contrastado temor de que las entidades financieras utilicen las moratorias, las líneas ICO y la flexibilidad contable para tapar la parte más negativa de sus balances. 

Otros artículos interesantes:

Los inversores menosprecian la auténtica magnitud de la crisis del coronavirus: la morosidad de los créditos de alto riesgo y la incertidumbre en los resultados empresariales juegan en contra

10 bancos que suponen un mayor riesgo de Europa: 4 de ellos "tienen que repensar su estrategia"

8 cosas que siempre conviene pagar con tarjeta de crédito

Te recomendamos

Y además