Pasar al contenido principal

El Gobierno de Estados Unidos planea recoger muestras de ADN de inmigrantes detenidos para crear una base de datos criminal

Donald Trump, presidente de los Estados Unidos
"Ha perdido la oportunidad de convertirse en un gran presidente". Reuters
  • El Gobierno de Donald Trump planea recoger muestras de ADN de inmigrantes detenidos en Estados Unidos para crear una base de datos criminal nacional, según recoge The New York Times.
  • El fin es hacer cumplir estrictamente las leyes de inmigración de la nación. 
  • Esto podría afectar también a las familias de los inmigrantes, sean o no ciudadanos americanos. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La administración de Donald Trump, presidente de Estados Unidos, pretende endurecer las leyes de inmigración del país con registros y nuevas técnicas de control.

Planea recolectar muestras de ADN de los inmigrantes detenidos para crear una base de datos criminal nacional para hacer cumplir las leyes de inmigración de la nación, según informa The New York Times. Por ende, el Departamento de Justicia otorgaría a los oficiales de inmigración la autoridad para recoger muestras de los detenidos.

Estas bases de datos no sólo servirán para controlar la inmigración ilegal, según Vera Eidelman, abogada del personal del Proyecto de Tecnología y Privacidad de la Unión Americana de Libertades Civiles.

Leer más: Trump propuso disparar a los inmigrantes en las piernas, según NYT

Puesto que el material genético tiene conexiones familiares, podría tener implicaciones para los familiares siendo o no ciudadanos americanos. Justificando que esto les permitiría usar tecnología de muestreo rápido para identificar "unidades familiares fraudulentas" —adultos que utilizan niños disfrazados para explotarles. 

"Ese tipo de recolección masiva altera el propósito de la recolección de ADN de uno de investigación criminal básicamente a la vigilancia de la población, que es básicamente contrario a nuestras nociones básicas de una sociedad libre, confiable y autónoma", insiste Vera Eidelman. 

Leer más: Impeachment Trump: qué es y qué va a pasar con el presidente de EEUU

La nueva medida pretende obviar, según un funcionario de seguridad nacional, la ley que autorizaba una amplia colección de datos de ADN en 2005 pero que establecía una exención para proteger a los inmigrantes. 

Los defensores y activistas insisten en que vulnerar esta ley también supone recolectar ADN de los niños y de aquellos que buscan asilo en los puertos de entrada legales, es decir, sin distinciones. Y, por ende, plantea serias preocupaciones sobre privacidad para la población. De hecho, los ciudadanos estadounidenses, que a veces están accidentalmente bajo custodia de inmigración, también podrían verse obligados a proporcionar muestras.

Y además