Pasar al contenido principal

Goldman Sachs cree que Tesla necesitará un inyección de 10.000 millones de dólares antes de 2020

Tesla sostiene que seguirá siendo rentable a lo largo de este año y que no necesitará reunir capital. 
Tesla sostiene que seguirá siendo rentable a lo largo de este año y que no necesitará reunir capital.  Mike Blake/Reuters
  • Tesla necesitará recibir una importante inyección de dinero antes de 2020, según anunció Goldman Sachs el pasado jueves.
  • Tesla sostiene que seguirá siendo rentable a lo largo de este año y que no necesitará reunir capital. 
  • Se puede seguir el precio de las acciones de Tesla en tiempo real pinchando aquí.

Goldman Sachs se ha añadido a la lista de escépticos de Tesla.

El banco en una nota enviada a sus clientes el pasado jueves apuntó que el fabricante de automóviles eléctricos puede necesitar 10.000 millones de dólares más en los próximos 18 meses para mantenerse a flote y satisfacer las demandas de producción. 

"Entre sus operaciones actuales, el gasto previsto para nuevos productos y el incremento de su capacidad, observamos que Tesla potencialmente necesitará más de 10.000 millones de dólares (aproximadamente unos 8.500 millones de euros) de capital externo y refinanciación de la deuda para 2020", según dijo el analista David Tamberrino el pasado jueves en una carta dirigida a sus clientes. 

Leer más: Tesla no está gastando suficiente dinero, y los inversores deberían preocuparse

"Consideramos que este nivel de transacciones de capital puede ser financiado a través de múltiples vías, incluyendo la emisión de nuevos bonos (con garantías y sin garantías), bonos convertibles y acciones. Observamos varias opciones disponibles para la compañía para refinanciar el vencimiento de la deuda y recaudar fondos incrementales, lo que debería permitir a Tesla financiar sus objetivos de crecimiento".

Su estimación contradice las afirmaciones del director ejecutivo, Elon Musk, de que la empresa no necesitará una inyección de efectivo y debería ser rentable para finales de 2018.

Si Tesla consigue recaudar más dinero en efectivo, podría pesar en la solvencia de la empresa, que ya sufrió un duro golpe en marzo cuando la agencia Moody's rebajó la calificación corporativa de la empresa a B3, alegando un déficit significativo en su "producción infernal" del Modelo 3.

Los bonos para 2025 de Tesla cotizan ahora con un rendimiento del 7,61%, por encima de su mínimo, que se situó en un 5,45% en el momento en que se empezaron a emitir en septiembre de 2017. 

Leer más: Las seis alternativas de Tesla para evitar la bancarrota este año

"La emisión de deuda incremental (incluyendo la concesión de una prima a los acreedores actuales con deuda garantizada) podría acabar afectando el volumen crediticio de la compañía, mientras que la emisión de capital adicional o capital convertible a primas más bajas podría desalentar a los actuales accionistas", dijo Goldman.

Las acciones de Tesla han caído un 11% desde principios de 2018, ya que la necesidad de dinero en efectivo está afectando las decisiones de los inversores, lo cual se ha agravado debido a la gran repercusión mediática de los múltiples accidentes producidos por los coches conducidos en piloto automático y la pérdida de varios directivos clave. Goldman asegura que podrían descender hasta los 195 dólares (aproximadamente unos 166 euros).

Te puede interesar