Pasar al contenido principal

Goldman Sachs lanza un análisis de 34 páginas sobre el impacto del cambio climático y los resultados son terroríficos

A man walks down a flooded road in Islip, New York in 2014.
Un hombre camina por una carretera inundada en Islip, Nueva York en 2014. REUTERS/Lucas Jackson
  • Un informe de Goldman Sachs sobre el impacto del cambio climático en las ciudades de todo el mundo revela una lectura sombría. 
  • El banco advirtió que las "consecuencias de un mundo más caluroso podrían aparecer en las próximas décadas, incluso si los esfuerzos para limitar las emisiones de gases de efecto invernadero tienen éxito".
  • La subida de temperaturas podría conducir a cambios en los patrones de enfermedades, olas de calor más intensas y largas, eventos meteorológicos más destructivos y más dificultad para disponer de agua de calidad para beber y para la agricultura.  
  • Las ciudades más importantes se encuentran en riesgo de sufrir inundaciones, como Nueva York, Tokyo y Lagos, todas ellas en riesgo de verse parcialmente sumergidas.

Goldman Sachs acaba de presentar un informe sobre el impacto del cambio climático en las ciudades de todo el mundo y los resultados obtenidos arrojan una lectura sombría.

El Global Market Institute, de la entidad bancaria, liderado por Amanda Hindlian, advirtió de los riesgos potenciales para las ciudades más grandes del mundo, que son especialmente vulnerables a las tormentas cada vez más frecuentes, las temperaturas más altas, la subida del nivel del mar y tormentas en el mar.

Las ciudades generan cerca del 80% del PIB global y son el hogar de más de la mitad de la población mundial, un porcentaje que dice Goldman Sachs citando a las Naciones Unidas, se prevé que alcanzará los dos tercios de la población en 2050. Cerca del 40% de la población global vive a 100 kilómetros de la costa, apunta el documento, y uno de cada diez vive en áreas que se encuentran a menos de diez metros por encima del nivel del mar.

Leer más: La nueva tendencia en Suecia se llama "köpskam", la vergüenza de comprar, y afecta al sector de la moda por su alto coste medioambiental

Goldman puso énfasis en la situación de tres ciudades que serán objeto de estas tormentas virulentas y que en el futuro tendrán que afrontar fuertes inundaciones: Nueva York, Tokyo y Lagos. Miami, Alejandría, Dhaca, y Shanghai corren más riesgo de inundaciones debido a que se encuentran a menos de 11 metros por encima del nivel del mar.

Areas such as Brooklyn and Queens could be affected heavily.
Áreas como Brooklyn y Queens podrían verse afectadas de forma importante. Goldman Sachs

Goldman dijo que al empezar el estudio tomaron como punto de consenso que la actividad humana, y las emisiones de gases de efecto invernadero "están causando el calentamiento y afectando al clima".

Los ecosistemas naturales podrían resultar dañados y los riesgos para la salud humana aumentarán así como la presión sobre la alimentación y el agua potable. 

La agricultura también se verá afectada de forma importante: "unas temperaturas más cálidas y patrones de precipitaciones cambiantes podrían reducir los cultivos y su calidad nutricional, así como cambiar las temporadas de cultivo en todo el mundo".

Leer más: Así es como reduce su impacto ambiental una ciudad de Islandia: Akureyri, un ejemplo de sostenibilidad mundial

 Goldman apuntó algunas advertencias sobre los posibles resultados:

  • Olas de calor más frecuentes, más intensas y que duren más. Las consecuencias afectarán a la salud humana, la productividad, la actividad económica y la agricultura. "Una temperatura superior en la superficie podría exacerbar las consecuencias del proceso de calentamiento y causar que de derrita el permafrost, liberando más metano y CO2 a la atmósfera". 
  • Eventos meteorológicos destructivos, incluyendo tormentas, vientos, inundaciones e incendios. No es sólo Nueva York, Tokyo y Lagos. "Otras ciudades costeras bajas o propensas a inundaciones son Shanghai, Dhaka, Mumbai y Karachi, cada una de las cuales tiene una población de 15 millones de habitantes o más".
  • Cambio en los patrones de las enfermedades. "Unas temperaturas más cálidas podrían provocar que los vectores de las enfermedades migraran de los trópicos a regiones en las que la gente es menos inmune. Esto podría cumplirse para los virus como la malaria y el dengue pero también para las enfermedades transmitidas por el agua y los alimentos. 
  • Cambio en  los patrones agrícolas y escasez de alimentos. "El ganado podría verse afectado por unas temperaturas más altas y la reducción de los suministros de agua. La acidificación de los océanos supondrá estrés para las poblaciones de animales acuáticos y afectará a los patrones de los peces. Algunos de estos cambios ya están en marcha. Algunos científicos climáticos, por ejemplo, estiman que los arrecifes de coral, prácticamente, se extinguirán a lo largo de este siglo por la acidificación de los océanos. 
  • Agua. "La mitad de la población del mundo vivirá en áreas con falta de agua en un plazo de tiempo tan corto como 2025", apunta Goldman, citando a la Organización Mundial de la Salud. "Incluso en áreas no sometidas a esta presión, la calidad del agua superficial se podría deteriorar a medida que más lluvias y tormentas propician la erosión y liberan toxinas. Estas dinámicas podrían afectar a todo, desde la disponibilidad de agua potable para las personas a la escasez de agua para el ganado y los cultivos (con efectos negativos para la cadena alimentaria) hasta un descenso en la generación hidroeléctrica de energía.
Tokyo Bay and Lagos also could suffer as a result
La Bahía deTokyo y Lagos también podrían verse afectadas. Goldman Sachs

El banco apuntó que todos estos factores "afectarían a la actividad económica, dañarían las infraestructuras -desde edificios al transporte de agua y los sistemas de gestión de residuos- y perjudicarían desproporcionadamente a los habitantes más vulnerables". 

"Pese a la incertidumbre sobre los tiempos y la magnitud del impacto, sería prudente que algunas ciudades empezaran a invertir ahora en adaptarse"; dice Goldman Sachs. "La adaptación urbana podría impulsar una de las mayores construcciones de infraestructuras de la historia. Dada la escala de la tarea, la adaptación urbana probablemente necesitará recurrir a fuentes innovadoras de financiación". 

The majority of the world's population will soon be in cities. And cities are most vulnerable to climate change, Goldman says.
La mayoría de la población mundial pronto vivirá en ciudades que son las más vulnerables al cambio climático, según Goldman. Goldman Sachs

Y además