Pasar al contenido principal

Ya no tendrás que demostrar que eres un humano: Google actualiza su reCAPTCHA y ahora es un peligro para tu privacidad

Sundar Pichai CEO de Google
Sundar Pichai, CEO de Google Justin Sullivan / Getty Images
  • El nuevo reCAPTCHA de Google ahora es invisible: los formularios de las webs seguirán protegidos pero ya no tendrás que hacer operaciones matemáticas ni convencer a nadie de que eres un humano cuando te registres en algún lado.
  • Ahora, en lugar de pruebas, el reCAPTCHA registrará cómo interactúas en los sitios web, y le dará a cada usuario un porcentaje de riesgos potenciales. Pórtate bien: Google te está mirando.
  • Además, reCAPTCHA premiaría a aquellos usuarios que visitan webs con una sesión iniciada en una cuenta de Google, o que no utiliza navegadores como Tor para proteger su anonimato.
  • Descubre otras historias en Business Insider España.

Olvídate de las imágenes con cuadrantes en las que tenías que seleccionar dónde aparecían semáforos o coches. Olvídate también de escribir palabras sin sentido o combinaciones extrañas de letras y números. El nuevo reCAPTCHA de Google es mucho más cómodo para los usuarios, pero también tiene un lado oscuro.

Es tan cómodo para los internautas que, de hecho, muchos ni sabrán si quiera que existe: el nuevo reCAPTCHA de Google ha llegado a su versión 3.0 y ahora es invisible en la mayoría de las páginas webs en las que está implementado.

Leer más: Google elimina tantos servicios que sus usuarios acaban por no fiarse de la longevidad de sus aplicaciones

El reCAPTCHA es la herramienta con la que Google consigue frenar la irrupción de bots en los formularios de muchísimos portales en internet. Con este instrumento —uno de tantos en propiedad de los de Mountain View— se garantiza la seguridad de las páginas de ataques informáticos automatizados, o intentos de estafadores.

Con su nueva versión ya no tendrás que hacer operaciones matemáticas básicas, decir qué color se ve en la imagen, o pinchar en una casilla para verificar que eres "un humano".

Cómo funciona el nuevo reCAPTCHA de Google

A partir de ahora, el reCAPTCHA estará integrado en el código de las webs, y aunque el usuario no lo vea, estará operando. En lugar de pedirte ninguna acción, lo que va a hacer este nuevo reCAPTCHA es registrar cómo te mueves por las páginas de las webs.

Con reCAPTCHA v3 se acabó el confirmar tu condición de humano.
Con reCAPTCHA v3 se acabó el confirmar tu condición de humano. Getty

Comprobará, así, si tu actividad en las webs reporta un riesgo potencial para algún dominio. En otras palabras: pórtate bien, que Google está mirando.

Leer más: Facebook y Google podrían verse obligadas a decir cuánto valen tus datos personales bajo una nueva ley de Estados Unidos

"Todo el mundo ha fallado un captcha alguna vez, esta versión mejora la experiencia a los usuarios". Lo dice Cy Khormaee, responsable de producto de reCAPTCHA en Google, a FastCompany. En declaraciones a este portal, Khormaee también ha explicado que no compartirán los datos del comportamiento de usuarios.

Y tienen una buena razón para no hacerlo: ayudaría a los bots a aprender conductas para imitar a los usuarios benignos.

Los administradores de los sitios web tienen que copiar el código del reCAPTCHA v3 no solo en las páginas de sus formularios, sino en la totalidad del sitio web. De este modo, el reCAPTCHA aprende de forma autónoma y con el paso del tiempo cómo es el comportamiento medio de los usuarios legítimos de la web.

Por qué es un riesgo para la privacidad el nuevo reCAPTCHA de Google

Built With ha cifrado en 650.000 páginas las que ya tienen el reCAPTCHA v3 de Google, que también está lanzando una nueva versión empresarial que ayudará a compañías a obtener más datos sobre los riesgos a los que se exponen sus contenidos —y de este modo, podrán mejorar sus algoritmos para protegerse—.

Leer más: Google ya te permite borrar tu historial de ubicaciones automáticamente para que no sepa dónde estás en todo momento

Utilizar navegadores que fomenten el anonimato de los usuarios, como Tor —habitual para navegar por la deep web— frente a otros estándares puntúa negativamente en este reCAPTCHA. No es tampoco nada sorprendente, pero sí restringe las opciones de los internautas a la hora de preservar sus derechos.

De la misma manera, también puede existir una práctica anticompetitiva por parte de Google: un estudiante de Ciencias de la Computación de Toronto, Mohamed Akrout, descubrió que el reCAPTCHA v3 premia a aquellos navegadores en los que algún momento se ha iniciado sesión con una cuenta de Google.

Y estas prácticas no se quedan ahí: Marcos Perona, consultor tecnológico, recuerda a FastCompany que con este reCAPTCHA se gana en seguridad, "pero le estás dando a cambio a Google un poco más de control sobre internet". Hace poco, el Washington Post tildó al navegador Google Chrome de ser un "programa de vigilancia". La herramienta AMP, que vuelve a las páginas webs más rápidas para su carga en dispositivos móviles, y de la que también es proveedora Google, se ha llevado las críticas de numerosos editores digitales.

Y además