Google se aprovecha de su aplastante dominio como buscador para machacar a sus rivales en otros mercados, concluye la Cámara de EEUU

Sundar Pichai, CEO de Google, en una conferencia en Bruselas a principios de 2020.
Sundar Pichai, CEO de Google, en una conferencia en Bruselas a principios de 2020.
REUTERS/Yves Herman
  • Google se aprovecha de su posición de dominio en el mercado de los buscadores de internet para potenciar sus productos en otros segmentos.
  • Varias firmas cotizadas reconocen depender de la multinacional tecnológica y haberse visto obligadas a aumentar sus inversiones en sus servicios.
  • Estas son las principales conclusiones de una investigación de casi año y medio realizada en el Congreso de EEUU contra las principales tecnológicas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Google tiene un amplio monopolio en el mercado de los buscadores en línea, y se aprovecha de él para aplastar a sus rivales en otros mercados.

Lo dice el informe que se ha publicado este martes elaborado por la Comisión Judicial de la Cámara de los Representantes de Estados Unidos. Termina así una investigación de 16 meses que obligó a los CEO de las grandes tecnológicas a declarar en el Congreso estadounidense, y que también se ha pronunciado sobre otras firmas como Apple, Facebook o Amazon.

Las conclusiones aparecen en un informe de casi 450 páginas confeccionado por la Comisión Judicial de la Cámara de los Representantes, con mayoría demócrata. La investigación se ha prolongado casi año y medio y ha contado con entrevistas, audiencias y el acceso a más de un millón de documentos de las tecnológicas.

Leer más: Apple obtiene beneficios descomunales gracias a su "monopolio" en el negocio de apps para iOS, según denuncia la investigación a las tecnológicas del Congreso de EEUU

"El proveedor más dominante en el mercado de las búsquedas en línea es Google, que reúne cerca de 81% de todas las búsquedas que se realizan en Estados Unidos en ordenadores, y cerca de un 94% en móviles", apunta el documento, al que han tenido acceso medios como la CNBC.

"Google abusa de su poder como guardián de las búsquedas en línea para forzar a los verticales a entregar valiosos datos [de sus visitantes] y se aprovecha de su dominio como buscador en mercados adyacentes". "Google usa su dominio y control en motores de búsqueda también en el sistema operativo Android, para hacer crecer su cuota en el mercado de los navegadores web y favorecer así otras líneas de su negocio", concluye el informe.

Durante la investigación en la Cámara, varias firmas cotizadas reconocieron a los parlamentarios que su tráfico dependía de Google y que no existe en el horizonte ninguna posibilidad de que haya un motor de búsqueda alternativo que domine la red. Del mismo modo, también advirtieron que se habían visto obligadas a aumentar sus inversiones en los servicios de Google porque, de otro modo, sus productos dejarían de aparecer en los primeros puestos de los resultados de búsqueda.

Leer más: Facebook se convirtió en un monopolio en las redes sociales copiando, comprando o atacando a sus competidores, según la Cámara de Representantes de EEUU

De la misma manera, el informe de la Comisión Judicial también constata que el gigante tecnológico ubica sus propios servicios en los primeros resultados de búsqueda frente a otros competidores, algo que la Unión Europea también está investigando.

Las conclusiones de la Cámara abundan en cómo durante el año 2009 el entonces jefe del equipo que desarrollaba el navegador Google Chrome, el hoy CEO de la compañía, Sundar Pichai, pedía a los empleados que continuaran promocionando el nuevo producto a través del buscador. Un año después, en 2010, el entonces CEO, Eric Schmidt, admitía en un discurso ante los trabajadores que Chrome sería crucial para el éxito de la compañía ante un futuro en el que los navegadores serían el principal producto por el cual los usuarios accederían a sus sistemas cloud.

La respuesta de Google

Google ha reaccionado a las conclusiones de la Cámara acusando a los propios parlamentarios: les señala por querer ayudar a los competidores de Google, en lugar de a los usuarios, según expone la CNBC.

"Productos gratuitos como el buscador, Mapas o Gmail ayudan a millones de estadounidenses, y hemos invertido miles de millones de dólares en investigación y desarrollo para construirlos y desarrollarlos", defiende la multinacional. "Competimos limpiamente en una industria altamente cambiante y competitiva. No estamos de acuerdo con el informe, que incluye acusaciones desfasadas e injustas de rivales comerciales de nuestro buscador y de nuestros otros servicios".

"Los estadounidenses simplemente no quieren que el Congreso acabe con los productos o los servicios gratuitos de Google que usan diariamente. El objetivo de la lucha contra el monopolio es proteger a los consumidores, no ayudar a los rivales comerciales". "Muchas de las propuestas que se incluyen en el informe de hoy [fragmentar a las grandes compañías] causarían un daño real a los clientes, al liderazgo tecnológico de Estados Unidos, y a la economía nacional, sin ninguna ganancia clara".

LEER TAMBIÉN: Las 3 claves de la CEO de Google España para una economía a prueba de pandemias: "La tecnología y la innovación deberían estar en el centro del cambio"

LEER TAMBIÉN: La tasa Google pasa su último examen antes de su entrada en vigor: todo lo que debes saber

LEER TAMBIÉN: Google Maps añade una capa que muestra los contagios de COVID-19 por comunidad autónoma

VER AHORA: Por qué regalamos en Navidad y cuáles han sido los hits de este año