Google lanza un nuevo asalto en su guerra contra los sitios web "inútiles", los agregadores de contenido y las tácticas de SEO que juegan con su algoritmo de búsqueda

Sundar Pichai, CEO de Google.
Sundar Pichai, CEO de Google.

Getty Images/Justin Sullivan

Agárrate fuerte. El motor que impulsa gran parte del mundo online está a punto de ser retocado de nuevo. 

Google pronto dará un fuerte golpe a las páginas web que considera "poco útiles" en una importante medida del gigante tecnológico que está a punto de sacudir la industria de los contenidos digitales.

La semana que viene, la compañía lanzará una actualización de su motor de búsqueda que rebajará la categoría de las páginas que sus sistemas consideren que no ofrecen a los usuarios información de alta calidad. Google está tratando de dar prioridad a las páginas con autoridad, escritas por humanos y que no están jugando explícitamente con sus resultados de búsqueda.

"En particular, se centrará en los contenidos que parezcan haber sido creados principalmente para aparecer en los motores de búsqueda, es decir, en los contenidos que se basan en el SEO, en lugar de los contenidos que tienen en cuenta a los seres humanos", explica la compañía en su blog. 

Esta actualización, denominada "contenido útil", es el último asalto en una larga batalla entre Google y el océano de páginas web, creadores de contenido y expertos en SEO que compiten por aparecer en los primeros puestos de los resultados de búsqueda. 

Por qué es tan frustrante buscar cualquier cosa en internet

¿Por qué buscar casi cualquier cosa hoy en día —un tuit, un documento de Word, un correo electrónico— parece como buscar una aguja en un pajar?

La compañía ha dicho que las pruebas han mostrado un impacto importante en los materiales educativos online, de arte y entretenimiento, de compras y en los contenidos relacionados con la tecnología. Sin embargo, un portavoz de la compañía también ha dicho a Business Insider que "potencialmente tendrá un impacto en todas las consultas que hagamos".

El efecto dominó de los cambios en el algoritmo de búsqueda de Google alcanza a toda la web. Dado que Google es la estación de envío para la búsqueda de información de la mayoría de la gente en internet, incluso los pequeños ajustes pueden alterar radicalmente el tráfico web de miles de sitios, lo que puede provocar el éxito o el fracaso de un negocio.

"Los párrafos pueden estar llenos de conocimiento, pero no es lo que se busca"

El objetivo de Google en esta actualización son las páginas que cree que fueron creadas principalmente para sortear a su algoritmo en lugar de ofrecer a la gente información real que estaban buscando. Incluso si la información útil está en algún lugar de la página, a menudo está enterrada bajo párrafos de contenido extraño y a veces no relacionado.

Esto "tiene toda la pinta de ser un artículo de peso hasta que lo lees y dices: 'esto no se refiere a eso'. Puede tener párrafos de información, y por sí solos los párrafos pueden estar llenos de conocimiento. Pero no es lo que estás buscando", explica Danny Sullivan, enlace público de Google para las búsquedas.

Por ejemplo, una página que aparece cuando alguien busca "Cuánto pesaría en Marte" contiene la respuesta. Pero antes y después de esa respuesta puede haber párrafos sobre la búsqueda de vida extraterrestre en Marte, otros planetas y datos generales sobre el espacio. El motor de búsqueda de Google intentará ahora dar prioridad a las páginas con más autoridad, por ejemplo, las de la NASA o las de las universidades.

Google respira: la norma europea que regulará los contenidos de las tecnológicas no exigirá a los buscadores responsabilidades absolutas al desindexar piratería

Google rebajará el rango de las páginas que se limiten a agregar críticas de otras webs

El cambio también afectará a los sitios que hacen reseñas de productos y películas. Google eliminará del ranking a las páginas que agreguen reseñas de otras webs sin ofrecer ningún contenido original.

Sullivan admite que el tipo de sitios que Google está tratando de restar importancia en los resultados de búsqueda puede ser difícil de definir y existe una zona en la que "lo reconoces cuando lo ves". Pero esa vaguedad podría tener amplias implicaciones para toda la web.

La medida de Google de desbancar las páginas inútiles se asemeja a anteriores revisiones de las búsquedas. Hace una década, Google lanzó un cambio de algoritmo que denominó "Panda" para eliminar el contenido de baja calidad. Ese cambio estaba dirigido a las llamadas "granjas de contenido" que producían grandes volúmenes de contenido optimizado para el motor de búsqueda de Google. 

La medida diezmó el valor de mercado de empresas como Demand Media, propietaria de sitios como eHow, que repentinamente cayó de las primeras páginas de búsqueda.

El contenido escrito por máquinas puede estar bien en algunas circunstancias

Sullivan afirma que Google no se dirige a empresas concretas. Y añade que el cambio no está necesariamente dirigido a erradicar las páginas con contenido escrito por máquinas que utilizan software de inteligencia artificial

"No es que el uso de la automatización para producir contenido sea malo o vaya en contra de nuestras reglas. Un sistema de IA puede hacerlo de forma potencialmente aceptable", dice, citando contenidos como resultados deportivos o artículos relacionados con la bolsa que a menudo no son escritos por humanos. Lo que hay que distinguir es "si se ha utilizado la IA para conseguir tráfico en los motores de búsqueda o si se ha utilizado para crear contenidos a los que la gente habría accedido aunque no hubiera motores de búsqueda", explica.

¿Cómo identifica Google si una página ha sido escrita por una máquina? Utilizando su propia IA, explica Sullivan.

Dado que se trata de un cambio de algoritmo a nivel de todo el sistema, los sitios web que bajen de categoría debido al cambio no tendrán la oportunidad de apelar la decisión. Sullivan señala que los usuarios pueden presentar preguntas y quejas a través de los foros de Google.

Lo que no está claro en este cambio es si los artículos escritos por empresas de medios de comunicación podrían quedar atrapados en este cambio. Sullivan afirma que esa no es la intención, pero que es posible que si las webs de medios de comunicación publican artículos que entran dentro de la categoría de contenido de baja calidad y poco útil, diseñado principalmente para engañar al algoritmo de Google, se podrían ver afectadas.

"Mi consejo a los propietarios y creadores de sitios es: ¿publicarían este contenido si ya tuvieran lectores y no existieran los motores de búsqueda?", señala Sullivan.

Otros artículos interesantes:

De la euforia a los despidos: los gigantes tecnológicos afrontan lo que queda de año con el reto de mejorar la productividad perdida

"Habrá sangre en las calles": la cruel amenaza de varios jefes en Google a los trabajadores si no alcanzan los objetivos de resultados

Los 3 motivos por los que a Google le está costando tanto acabar con la 'cookie' de seguimiento

Te recomendamos