Google Cloud activa nuevas políticas para asegurar a sus clientes que no eliminará productos de manera repentina

Thomas Kurian, CEO Google Cloud, en Google Cloud Next 2019.
Thomas Kurian, CEO Google Cloud, en Google Cloud Next 2019.

Google

  • Google Cloud ha anunciado nuevas políticas en las que explica cómo prescinde de susproductos.
  • Su objetivo es que los clientes confíen en que sus herramientas estarán disponibles a largo plazo. 
  • La medida podría paliar la reputación negativa de Google como una empresa que descarta productos si no consigue una base amplia de usuarios. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

Desde hace ya bastantes años, Google tiene mala reputación por descartar productos si estos no consiguen generar una base amplia de usuarios. Google+ o Google Reader son los ejemplos más notorios. 

Esta práctica ha provocado que muchos usuarios sean escépticos sobre si sus productos estarán disponibles a largo plazo y esto ha provocado que los analistas adviertan a potenciales clientes potenciales a tenerlo en cuenta a la hora de sellar acuerdos a largo plazo con la compañía. 

Ahora, Google está tratando de paliar esta imagen negativa. Así, Google Cloud ha anunciado nuevas políticas que describen cómo van a evitar el cierre de productos propios y cómo, en caso de que se produzca un descarte, brindará a los clientes el apoyo y soporte suficientes. 

"Queremos que Google Cloud sea algo estable en lo que los clientes puedan confiar durante un tiempo prolongado", explica Kripa Krishnan, vicepresidente de Google Cloud e infraestructura técnica, a Business Insider.

Las políticas se aplican específicamente a sus API empresariales (interfaces de programación de aplicaciones), que permiten a los desarrolladores conectar sus aplicaciones a servicios de Google como Maps o Workspace. 

Sin embargo, la "filosofía" detrás de estas nuevas políticas también se extiende a todos los productos de Google Cloud, afirma Krishnan. 

Según las nuevas políticas, si un producto se apaga, Google Cloud se asegurará de que haya una alternativa equivalente y de que los clientes reciban un aviso, como mínimo, un año antes. La única excepción es se produce un problema importante, como un error de seguridad intratable o problemas de propiedad intelectual.

Google Cloud también ofrecerá a los clientes toda la ayuda que necesiten para realizar esta transición, como asegurarse de que tengan todas las herramientas, soporte y documentos que necesiten. 

"Si necesitamos hacer un cambio radical, nos aseguraremos de que la carga recaiga sobre nosotros", apunta Krishnan. "Haremos todo lo posible para que la migración sea lo más sencilla posible para los clientes".

Y sobre las críticas contra Google en sitios como Google Graveyard —dedicados a todos los productos a los que la empresa ha dicho adiós—: "Obviamente no estábamos haciendo lo correcto. Lo que estábamos haciendo claramente no estaba funcionando".

Google Cloud intentará hacer todo lo posible para mantener sus productos y tendría que hacer "consideraciones muy serias" si cancela un producto.

"Mi intención es que no tengamos estos problemas en el futuro", cuenta Krishnan. "El proceso pasaría por apoyar al cliente durante todo el proceso y no solo por anunciar algo".

Cada vez más es más frecuente que Google Cloud firme acuerdos de varios años, lo que según los analistas es una señal de que ha generado más confianza entre los clientes.

"Solo queremos asegurarnos de extenderla todo lo posible".

Otros artículos interesantes:

Estos son 35 de los principales responsables de la toma de decisiones de Google en Europa

Algunos empleados de Google creen que la compañía es demasiado grande y debería ser fragmentada

Alphabet, la empresa matriz de Google, lanza Intrinsic, una nueva compañía de software destinada al desarrollo de robots industriales

Te recomendamos

Y además