Pasar al contenido principal

Google acaba de ganarle el pulso a Europa: debe garantizar el derecho al olvido solo dentro de la UE y no de forma global

Dos hombres escondiéndose detrás de una tablet
Reuters
  • Google gana la batalla a la Justicia europea y consigue que se declare que su obligación de garantizar el derecho al olvido está sólo dentro de la UE. 
  • Tras ser multado en 2016 por no borrar de sus búsquedas mundiales información sensible, el tribunal europeo le da la razón y el gigante no está obligado a hacerlo en todos sus motores de búsqueda. 
  • Google se refugia en la libertad de expresión para no eliminar los enlaces a nivel mundial.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Como había adelantado Business Insider, Google se enfrentaba a uno de sus juicios más importantes e históricos este martes. Así ha sido. El gigante ha conseguido que la Unión Europea le de la razón y no está obligado a garantizar el derecho al olvido fuera de los estados miembros de la Unión. 

Este cambio es realmente significativo puesto que en 2016 Google fue multado por el CNIL —Comisión Nacional de Informática y Libertades en su traducción al castellano del francés—, se vio obligado a pagar 100.000 euros por no eliminar información sensible de un usuario de sus búsquedas mundiales. 

Tal y como recoge la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), el derecho al olvido es el "derecho a solicitar, bajo ciertas condiciones, que los enlaces a tus datos personales no figuren en los resultados de una búsqueda en internet realizada por tu nombre". Este se estableció en una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) el 13 de mayo de 2014.

Leer más: 15 servicios y productos de Google increíblemente útiles que seguramente desconoces

Por ende, cualquier usuario puede solicitar a las empresas o sitios web que eliminen el material sensible relacionado con su persona. Y, en el caso de España, que afecte también al derecho fundamental del artículo 18.1 de la Constitución: "Se garantiza el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen".

De esta manera el usuario tiene derecho a ser olvidado, especialmente cuando se trata de informaciones perjudiciales. Pero, cuidado, porque sólo se garantiza dentro de las fronteras de la UE. Es decir, Google puede decidir que los enlaces vinculados a tu persona que no estén bajo la normativa europea de protección de datos, no estén sujetos a este derecho. Si la información está publicada, por ejemplo, en Estados Unidos, esto excusa al buscador de tener que eliminar tus datos o la información relacionada. 

El TJUE insiste en que Google tendrá que tomar medidas que cumplan de manera efectiva y que, al menos, dificulten acceder a la información del que ejecute el derecho. Esto debe cumplirse indistintamente en cualquier Estado miembro de la Unión, según apunta también eldiario.es

Leer más: Tus fotos y vídeos de Instagram no son tan privados como piensas

Hasta entonces, Google se refugiaba en la libertad de expresión y en el derecho a la información pública para no eliminar de todos sus motores de búsqueda mundiales la información relacionada. Mientras la UE insistía en que iba en contra de su protección de datos y de la protección del ciudadano en línea. 

Por su parte, Peter Fleischer, asesor senior de privacidad de Google dice ante el fallo del tribunal: 

"Desde 2014, hemos trabajado arduamente para hacer realidad el derecho al olvido en Europa y para lograr un equilibrio razonable entre los derechos de las personas al acceso a la información y a la privacidad. Es bueno ver que la justicia está de acuerdo con nuestros argumentos, y estamos agradecidos a las organizaciones independientes de derechos humanos, a las asociaciones de medios de comunicación y a muchos otros en todo el mundo que también presentaron sus puntos de vista a la Justicia".

Y además