Google declarará en bancarrota a su subsidiaria de Rusia tras la incautación de sus cuentas bancarias en el país

Oficinas de Google en Seattle.
Oficinas de Google en Seattle.

Getty Images

Las consecuencias de la invasión rusa de Ucrania siguen produciéndose y, lejos de suavizarse, ahora afectan directamente a un gigante tecnológico estadounidense como es el Google.

Alphabet, la matriz de Google, ha visto cómo recientemente las autoridades rusas han incautado sus cuentas bancarias en este país, lo que en la práctica le impide seguir pagando a sus empleados y a los proveedores rusos. 

Por ello, la división rusa de la compañía planea declarar la bancarrota de su subsidiaria en Rusia, según han confirmado fuentes de la empresa a la agencia Reuters.

"La incautación de la cuenta bancaria de Google Rusia por parte de las autoridades rusas ha hecho imposible que la oficina en este país funcione, incluyendo el pago a sus empleados en Rusia y a los proveedores y vendedores, así como otras obligaciones financieras", ha reconocido un portavoz de la compañía a la agencia citada.

Los desarrolladores de código abierto están librando su propia ciberguerra por el conflicto entre Ucrania y Rusia, y las consecuencias pueden ser devastadoras

Google Rusia ya ha notificado a las autoridades su intención de declararse en bancarrota, pero esto no implicará el cese completo de sus autoridades en el país gobernado por Vladimir Putin sino solo de sus ventas y de sus operaciones comerciales.

De esta manera, los servicios gratuitos de Google seguirán en funcionamiento en Rusia, como es el caso de su Buscador, YouTube, Gmail, Maps, Android y Play, a los que los usuarios pueden acceder sin pagar nada.

A pesar de la decisión de múltiples compañías estadounidenses de salir de Rusia poco después de que comenzase la invasión a Ucrania, como fue el caso de Meta y Apple, Google ha mantenido a su subsidiaria en Rusia en funcionamiento hasta la actualidad.

No obstante, su continuidad no ha estado exenta de problemas. El Kremlin lleva meses acusando a Google de no eliminar contenidos que las autoridades consideran ilegales o por medidas de la compañía estadounidense que afectan al país como restringir el acceso a algunos medios asociados al Estado en YouTube.

Un canal de televisión propiedad de uno de los oligarcas rusos sancionados por los países occidentales informó en abril de que Google había sido multada con 1.000 millones de rublos (15,28 millones de euros al cambio) por no permitirle acceder a su cuenta en YouTube.

Google ha confirmado que la mayor parte de sus empleados de Rusia se habían trasladado a otros países tras el inicio del conflicto bélico en febrero, pero algunos de ellos habían decidido permanecer en el país. Junto a los proveedores de la tecnológica, serán los más afectados por la situación.

Otros artículos interesantes:

Hackers de Ucrania cortan el suministro de alcohol en Rusia y provocan un caos en el sistema de distribución de vodka ruso

La guerra salta a Eurovisión: confirman que ciberdelincuentes rusos intentaron atacar el sistema de votación para evitar la victoria de Ucrania

Apple ha paralizado su negocio en Rusia, pero la App Store aún tiene 45 aplicaciones de Yandex, el gigante ruso acusado de censura sobre la guerra de Ucrania

Te recomendamos